miércoles, 6 de julio de 2011

¿Cleopatra era muy, muy sexy?

¿Quién sabe?

Al ver su imagen en las monedas antiguas, o al leer su descripción escrita por su casi contemporáneo Plutarco, la imagen que se viene a la mente es la de una señora regordeta y simpaticona; es decir, la describe de cara carnosa, algo masculina, con una nariz grande y boca apretada... nada que ver a la imagen que Hollywood nos presenta con Elizabeth Taylor, en la película que interpreta a la reina egipcia en 1963.

Claro que no se puede juzgar la belleza por la imagen de perfil en una moneda o en un billete - lo cual me recuerda que al menos en mi país lo que menos hay es dinero con figuras femeninas -. Cualquiera que haya sido su aspecto, está claro que ella era el modelo de belleza a seguir de la época. Y por si fuera poco… tenía poder, mucho dinero, inteligencia, encanto y, hacía uso de lo más moderno en cuestión de maquillaje.
Por eso yo digo… no hay mujeres feas, sólo mujeres sin dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada