sábado, 30 de julio de 2011

¿Cómo surgió la idea del odio contra los judíos?

Lo hemos visto en cada película en la que aparecen los Nazis, pero no es una idea que se le haya ocurrido a los partidarios de Hitler. Su origen es objeto de disputas entre los historiadores. Se supone que pudo iniciarse con la hostilidad de los cristianos contra los judíos, a quienes consideraban responsables del sacrificio de Jesucristo. En la Edad Media fueron perseguidos como muchos otros grupos, sin embargo, se beneficiaron de la época de la ilustración y lograron integrarse a la sociedad general.

En el siglo XIX, la tolerancia hacia ellos se redujo, pues su presencia había aumentado a gran escala. Ello coincidió con un período en el que empezaba a prosperar el racismo seudocientífico, y la violencia contra ellos se hizo común en Polonia y Rusia.

Para fines del siglo XIX ya se había extendido a Francia y Alemania. Entre 1920 y 1930 las muy adversas condiciones económicas hicieron que el antisemitismo se saliera por completo de control: muchos políticos atribuían a los judíos la responsabilidad de la crisis económica y la inseguridad. Los demagogos de la derecha los acusaban de ser comunistas. Los de la izquierda afirmaban que eran capitalistas.

Todo ese proceso llegó a su clímax con Hitler y los nazis. En el Holocausto murieron dos millones de un total de ocho millones de judíos, y Europa perdió así a una parte de su sociedad productiva cultural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada