domingo, 7 de agosto de 2011

¿Por qué se llama globo de Cantoya al aerostático?

Una tarde de verano, como parte de las excéntricas diversiones de Luis XVI y María Antonieta, reyes de Francia, se reunió en los jardines del Palacio de Versalles una selecta audiencia para observar cómo se elevaba un globo de tela y permanecía flotando en el cielo debido al humo cálido que llenaba su interior. El globo era un invento de los hermanos Etienne y Joseph Montgolfier.

En México, los globos aerostáticos también hicieron su aparición en el siglo XIX, con Samuel Wilson, y los hermanos Ceferino, Manuel y Tranquilino Ibar, quienes lograron elevar un globo con papeles de colores el 15 de septiembre de 1825, y Benito Acosta, realizador de un pequeño vuelo en globo sobre Morelia en 1844. Pero de todos esos hombres, quien permeó la historia fue Don Joaquín de la Cantoya (1829-1914), telegrafista que vio de cerca el trabajo de Wilson y después perfeccionó y popularizó los globos en México. 

Cantoya fundó en 1862 la Empresa Aerostática de México y contó con el apoyo del gobierno para realizar ensayos con aerostatos capaces de ser dirigidos. En 1863 logró elevar uno y además pasear en él. Voló el Moctezuma I, Moctezuma II y Ventano, descrito este último en los textos de la época con un tamaño de 20 metros. Cantoya hizo su último vuelo en 1914 con Alberto Braniff sobre la Ciudad de México.

1 comentario: