jueves, 1 de septiembre de 2011

¿Una hamburguesa de soya es más saludable que una de carne?

Aquí va el problema: la soya, en todas sus formas, contiene fitoestrógenos – que son estrógenos de las plantas. Y aunque tener algunas hormonas femeninas en nuestro cuerpo está bien, y es incluso normal, las altas concentraciones de la versión vegetal, no lo son. En realidad, investigadores australianos han encontrado que los hombres que consumen una dieta rica en soya tienen niveles mucho más bajos de testosterona que los consumidores de carne. Y para la reputación de la carne roja de provocar obstrucciones arteriales, un estudio publicado en la revista del Colegio Americano de Nutrición, muestra que comer carne de res puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol LDL, mientras se incrementan los niveles de HDL.

La realidad, con sólo un 10% de grasa, la carne molida de bola es la carne de hamburguesa más magra del mercado. Esta tiende a ser la de peor sabor porque menos grasa generalmente significa menos sabor, pero puedes decidirte por la carne molida de pecho, que con un 15% de grasa, sigue calificando dentro de las magras. Y asegúrate de que has escogido el paquete con poco “jugo” almacenado en una bandeja de unicel. Éste viene del agua en las moléculas de proteína que se liberan con el paso del tiempo. Mientras más líquido ha drenado dentro del paquete, menos jugosa va a ser la carne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada