lunes, 31 de octubre de 2011

¿Cómo se origina el Halloween?

En el año 835 d.C. el Papa Gregorio IV designó el primero de noviembre como All Hallow's Day, el Día de Todos los Santos. El término Hallow se refiere precisamente a los santos. El día anterior, fue conocido como All Allow's Evening, víspera de todos los Santos. ¿Cómo obtenemos la condensación del término Halloween?

Observa la frase "All Hallow's Evening". Si quitamos la palabra "all" y la "s" de Hallow's, luego la "v" y el gerundio "ing" de evening, el deletreo resultante es Halloween.

… lo cuál me parece una explicación demasiado complicada.

Mucho antes la iglesia le dio este nombre a la noche anterior al Día de todos los Santos, una celebración que incluye a los mártires, que se lleva a cabo en cada lugar de forma diferente.

Está acordado generalmente que en la historia de la Iglesia, el Halloween tomó el lugar de un día especial celebrado por los antiguos druidas, los sabios o clase sacerdotal de la religión celta. Pueblo que conformó el prime grupo ario que vino de Asia, y se estableció en Europa.

De hecho, hay similitudes entre el druidismo y la religión de la India.

La religión celta, tiene creencias en diferentes dioses de la naturaleza, creen en la reencarnación, especialmente en la que sucede como animal.

El pueblo céltico vivió en el norte de Francia y las Islas Británicas. Practicaba artes ocultas y adoraba a la naturaleza, atribuyéndole cualidades animíisticas. A ciertos árboles o plantas, tales como el roble o el muérdago, les fue dado un significado espiritual.

Los celtas adoraban al dios sol (Belnus) especialmente en Beltane, el primero de mayo, y adoraban a otro dios, Samagín, aparentemente el señor de la muerte, o el señor de los muertos, el 31 de octubre. Beltane era la época del festival de verano, mientras que el festival de Samagín se celebraba durante el invierno.

En ambos se ofrecían sacrificios humanos.

Los celtas y sus sacerdotes druidas comienzan su año nuevo el primero de noviembre, el cual marca el comienzo del invierno. Creían que el 31 de octubre, la noche previa al año nuevo, el señor de la muerte reunía las almas de los muertos que en vida habían sido malos, y que habían sido condenados a entrar en cuerpos de animales. Él decidía en qué clase de animal se convertirían al año siguiente.

Los druidas también creían que el castigo del muerto que en vida había sido malo, podría ser favorecido con sacrificios, oraciones y dones ofrecidos al señor  de la muerte. Tal vez te suene parecido con el rito de rezar el rosario y las veladoras.

Los adoradores druidas intentaban aplacar y apaciguar al señor de la muerte debido a su poder sobre las almas de los muertos, ya fuera que hubieran sido buenas o malas. Para aquellas que habían muerto y se habían portado bien durante los 12 meses anteriores, Samagín les permitía que sus espíritus regresaran a la tierra a sus antiguos lugares de habitación par que por unas pocas horas se reunieran de nuevo con sus familias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada