miércoles, 12 de octubre de 2011

¿Existe alguna regla para dejar las propinas?

En donde yo vivo no existe la costumbre de dar propina, con la excepción del servicio que prestan el personal que te lleva la maleta al cuarto en los hoteles. Por lo tanto, cuando viajo a un lugar en donde dar ese extra es una regla no escrito, a veces siento que no doy lo suficiente o me parece que estoy dando de más. Entonces, más vale recurrir a un criterio siempre para quitar ese estorboso asunto de en medio.

Para comenzar, sé generoso como para que te den un buen servicio y te recuerden, Si no, has botado literalmente ese dinero. En muchos países del resto de América, la mayoría de los trabajadores del área de servicios dependen de las propinas para complementar sus bajos salarios.

Esos 2 dólares que das de propinas pueden ser suficientes para evitarte muchos contratiempos como, por ejemplo, que tu equipaje llegue a su destino, en la barriga de tu avión. Ten en  cuenta lo siguiente:

PAGA ENTRE UN 15 Y UN 20 por ciento después de recibir el servicio; 1 o 2 dólares para todo lo demás que requiera de efectivo, como porteros o taxis. Y 1 o 2 dólares por cada maleta a los botones y los que te ayuden con tu equipaje o compras del mercado.

SI EL TRABAJADOR TIENE contacto directo contigo (o con tus pertenencias), te conduce a un lugar en un aeropuerto o restaurante, limpia tu mesa o te ayuda con una reservación, dale propina.

PIENSA EN LAS PROPINAS como un instrumento para crear relaciones. Imagínate cómo te tratará un estilista, un cantinero, un conserje o un limpiabotas la próxima vez, si hoy te muestras generoso.

ES BUENO QUE ENTIENDAS que después de varias horas de trabajo atendiendo clientes y soportando majaderías, las amabilidades, las caras sonrientes y las mentas no se ofrecen ni mucho menos gratis. Los estudios han mostrado que esta conducta hace que los clientes paguen mejores propinas, y eso es algo que tu camarera sabe; lo cual está bien, siempre y cuando el servicio lo justifique.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada