jueves, 20 de octubre de 2011

¿Qué pasaría si los circuitos de Fórmula 1 presentaran vueltas como las de las montañas rusas?

Si alguna vez has visto un coche de Fórmula 1, de Fórmula Indy o de Champ, sabrás que una buena parte de su carrocería está diseñada con fines aerodinámicos, con alerones delante y detrás. No obstante, estos alerones están invertidos. Su finalidad no es la de elevar el coche, como en el caso de los aviones, sino que lo obligan a adherirse a la pista con el fin de proporcionarle una mayor tracción y un desplazamiento más estable.

Cuando el coche supera los 320 km/h, se pega al asfalto gracias a las fuerzas aerodinámicas de los alerones. A esta velocidad, el vehículo serla capaz de desplazarse del revés por el techo de un túnel.
Esto significa que con tal de que se desplace siempre por encima de los 320 km/h, la pista puede tener cualquier tipo de trazado y forma. Así, por ejemplo, podrías construir un circuito circular y con las paredes completamente verticales. También podrías incluir loopíngs o hacer que los coches se desplazaran del revés. Nada de eso importa, ya que el coche se pegará a la pista.

Siempre que la forma del circuito no someta a los pilotos a más de 4G (a ser posible, no más de 3G) y de que exista la suficiente fuerza en los neumáticos como para que se agarren firmemente al suelo, los coches y los pilotos serán capaces de negociar casi cualquier trazado.

Los pilotos son seres humanos y existen unos límites perfectamente definidos acerca de lo que el cuerpo puede tolerar. Veamos un magnífico ejemplo. En el año 2001, CART (Championship Auto Racing Teams) programó una carrera en el Circuito Texas Motor, una pista corta de 2,4 km de longitud en forma de óvalo compacto que gira con un peralte de 24°.

Cuando los pilotos probaron la pista a 384 km/h, la mayoría de ellos experimentó náuseas y vértigo. Los extremos eran muy cerrados y a semejante velocidad sometía a los pilotos a 5G, es decir, cinco veces la fuerza normal de la gravedad, Un circuito normal tiene un máximo de 3G. A 5G, una persona que pese 80 kg pesaría 400 kg. 5G es una fuerza suficiente para ocasionar problemas de riego sanguíneo al cerebro. Asimismo, 5G también alteran los sensores de equilibrio del cuerpo en el oído interno.

¿Qué pasaría si los circuitos de Fórmula 1 presentaran vueltas como las de las montañas rusas?
¿Qué pasaría si los circuitos de Fórmula 1 presentaran vueltas como las de las montañas rusas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada