martes, 6 de diciembre de 2011

Cómo dar malas noticias

Nunca es fácil dar una noticia que alguien no quiere escuchar. Estos consejos de The Mind Gym (editado por Time Warner Books), podrían ser de provecho:
  • Destina tiempo suficiente para la conversación y asegúrate de no ser interrumpido.
  • Ensaya las primeras palabras, pero no te excedas ni te vayas por las ramas.
  • Formula bien tu frase: "Para un hombre de tu edad, aparte de la hipertensión, estás muy bien", suena mejor que: "Tienes hipertensión, y eso te puede ocasionar un problema cardiaco".
  • Infórmate bien de lo que vas a decir, así podrás responder a cualquier pregunta.
  • Deja ver que te interesas por la otra persona; no trates de adivinar lo que está pensando ni menciones que te sientes incómodo. Concéntrate en el otro.
Nunca lleves una mala noticia, sin llevar también una buena. – Proverbio judío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada