miércoles, 28 de diciembre de 2011

Odio, en verdad que odio, las bromas del día de los inocentes

Si entendí bien la nota, los samoanos no van a tener un viernes 30 de diciembre de 2011. Van a cambiar de zona horaria, por lo que pasarán del jueves al sábado sin un viernes. Es decir, no habrá un sólo samoano nacido el día 30 de diciembre de 2011.

A mi no me gusta hacer bromas... es más... desprecio el día de los inocentes. No se porque...
Hoy vi en la televisión una serie de bromas que un conductor de espectáculos le hacía a una compañera de trabajo... la dejó llorando a la pobre y con un abrazó el pendejo quería remediar el daño. Yo no hago esas bromas... y no me gustan que me las haga, ni que se las hagan a nadie más.

Así que para evitarme disgustos, hago desde siempre lo mismo que lo samoanos... me salto el día de los inocentes. En días como éste no compro el periódico, no leo las noticias en la red, no le hablo a amigos y menos a mis familiares... odio, en verdad odio las bromas. Es más...ni siquiera reviso el correo electrónico.
Mi papá y mi difunto tío Toño si que se hacían bromas pesadas... creo que ya he contado que una vez le llamó por teléfono para decirle que fuera por él a un sitio como a 33 kilómetros porque se había descompuesto el auto. 

Así que... no quiero saber nada de nadie hasta viernes... viernes que no disfrutarán los samoanos.