viernes, 23 de diciembre de 2011

¿Por qué Santa Claus está tan gordo? ¿Y por qué viste de rojo?

El dibujante Thomas Nast, conocido como el padre de los dibujos animados estadounidenses, desarrolló la imagen moderna de Santa en el siglo 19, a partir de un número de 1863 de Harper's Weekly. Nast dibujo tanto la portada como la ilustración plegada al centro, la cual rendía homenaje a los sacrificios de los soldados y de sus familias durante la Guerra civil norteamericana. Un notablemente gordo Santa aparecía ahí para aliviar la difícil situación con juguetes y la alegría de la Navidad. en los años subsecuentes, el Santa de Nast fue haciéndose mas y más robusto, y otros ilustradores comenzaron a dibujarlo de manera similar.

Nast no inventó lo de la gordura de Santa, ni se la sacó de la nada. Lo que hizo fue ilustrar lo que se decía del personaje principal en el poema “A Visit from St. Nicholas” (“Twas the Night Before Christmas”). Tal poema dice que San Nicolás tiene una cara ancha y un vientre redondo, que se sacudía como gelatina al reír, que estaba rellenito y cachetón y que era un elfo ya entrado en años. También describe a Santa como un conductor de trineo en miniatura, tirado por ocho renos pequeños. En otras palabras, que era una especie de duende, pero un duende gordo. Y he ahí el porque de la imagen que tenemos del panzón de los regalos.

En el día de San Nicolás en 1809, Washington Irving publicó una historia satírica de Nueva York, desde el inicio del mundo hasta el fin de la dinastía holandesa, atribuyéndola a un ficticio Dietrich Knickerbocker. El libro está lleno de referencias a San Nicolás, e Irving no lo describe como un santo obispo tradicional, sino como a un hombre bajo y fornido, con un sombrero de ala ancha y fumador de pipa, una imagen contemporánea estereotipada de un marino holandés.

Además, algunas figuras centrales de los antiguos festivales paganos europeos se parecen a la figura de Santa, con lo que Irving consiente o inconscientemente re pagaganizó a la figura cristiana de San Nicolás. Luego, a comienzos del siglo XX en 1902, el libro infantil The Life and Adventures of Santa Claus de L. Frank Baum, se origina la historia de cómo Claus se ganó la inmortalidad, al igual que su título de santo.

¿Pero por qué es rojo?
Resulta que, ya en el siglo XX, la empresa Coca-Cola encargó al pintor Habdon Sundblom que remodelara la figura de Santa Claus/Papá Noel para hacerlo más humano y creíble. Esta versión data de 1931. En este punto, sin embargo hay que aclarar que es solo una leyenda urbana la creencia de que el color rojo y blanco de Santa Claus tenga su origen en los anuncios que la marca Coca-Cola empezó a hacer a partir de 1931, aunque sí es cierto que contribuyeron a la popularización de estos colores y del mito mismo.  

Hay muchas ilustraciones y descripciones casi fidedignas anteriores al anuncio como la de Thomas Nast (1869) o St. Nicholas Magazine (1926), entre otras; eso sin considerar además las antiguas representaciones religiosas del obispo San Nicolás de Mira ó San Nicolás de Bari, en las que es común el color rojo y blanco de la vestimenta religiosa, si bien es cierto que desde mediados de 1800 hasta principios de 1900 no hubo una asignación concreta al color de Santa Claus, siendo el verde uno de los más usados. 
Por lo tanto, se considera que la campaña masiva de Coca-Cola fue una de las principales razones por las cuales Santa Claus terminó vestido de color rojo y blanco, pero estos publicistas no fueron los primeros en representarlo con estos colores.