lunes, 19 de diciembre de 2011

Que no te estrese la Navidad

Ha llegado el fin de año y consigo una de las épocas más llenas en tradiciones; estamos hablando obviamente de la Navidad. Nos encontramos haciendo preparativos para decorar la casa con motivos propios de la temporada. Has bajado ya las cajas y los paquetes que contienen los adornos navideños... o lo que creía que eran, porque como las cajas no estaban marcadas, hemos sacado una pesada vajilla que era de la abuela y que le provocó una caída y un dolor de espalda muy intenso por cargar un objeto tan pesado. La paciencia comienza a desgastarse al abrir las cajas y encontrar puros desperfectos, como cuando aparecieron un sinnúmero de foquitos multicolores fundidos en sus series debido a que no tuvimos la precaución de guardarlos en sus respectivas cajas. Por si fuera poco, también hay algunas piezas decorativas en mal estado por no haberlas empacado con el cuidado requerido.

Eso sucede por ser tan desordenado... y eso que aún le falta adquirir y adornar el tradicional árbol navideño. Si así está comenzando la temporada, ¿cómo terminará?, pues hay detalles que no se deben dejar de tomar en cuenta, como la cena de Navidad o el brindis de fin de año, así como los regalos. Para que no te suceda esto, aquí te damos algunos consejos que debes seguir para hacer de tu Navidad una época de paz y armonía.

Planifica el gasto y compra lo que puedas con anticipación. Elabora una lista concreta y no te salgas de ella fijando previamente la cantidad que puedas gastar dentro de tu presupuesto familiar. Compara precios y calidades en distintos establecimientos.

Lee: detenidamente las etiquetas. Fíjate en la fecha de caducidad de consumo y que las instrucciones de preparación sean legibles.

Guarda siempre el ticket de compra o factura y exige la garantía en caso de ser necesario.

Elige: para comprar las cosas que en verdad te sea posible adquirir.

Pinos, abetos y adornos navideños contribuyen a fomentar el ambiente navideño, pero es importante que actúes responsablemente hacia la naturaleza y que vigiles el gasto.

Importante: compra productos de oferta abundante porque estarán más baratos. Compra y congela con anticipación lo que necesitarás para los festejos, siempre y cuando tengas la capacidad suficiente o que los alimentos se presten para ello.

Envuelve los adornos y figuras navideñas en sus empaques originales. Si no los tienes, te serán de utilidad los envoltorios de los regalos, y en caso de no haber recibido suficientes, usa papel periódico. ¡No falla! Para las series de luces, también es mejor guardarlas en su empaque. Si las perdiste, te las robaron o se las comió tu perro, haz pequeños manojos y guárdales de manera que no se hagan bolas y el próximo año te den un dolor de cabeza muy fuerte.

Recuerda que la ley tiene mecanismos de defensa para los consumidores y éstos están vigentes todo el año, no te dejes engañar. Ante cualquier duda o inconformidad, reclama a las asociaciones en pro del consumidor de tu país o localidad.

Recuerda que está prohibido cortar, transportar y vender arbolitos sin autorización. Sus ramas y hojas deben ser flexibles, no aceptes las descoloridas y que además se estén volviendo quebradizas. Cuando un árbol tiene un 80 por ciento de su humedad, se puede regar para prolongar más su frescura. Un árbol seco es muy peligroso, pues en cualquier momento puede empezar a arder con cualquier chispa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada