miércoles, 1 de febrero de 2012

¿Por qué desayunamos huevos?

En México la costumbre se adoptó gracias al contacto con los europeos. Con respecto a cómo y por qué ellos adquirieron tal hábito, la teoría es que procede del mundo rural, en una época en que las personas criaban sus propias aves de corral y, en consecuencia, tenían huevos disponibles. En las pequeñas granjas, hasta la fecha, éstos se recogen temprano, cuando amanece y los campesinos inician sus actividades; ellos advirtieron que entre más frescos tenían mejor sabor. Consumirlos de inmediato ofrecía una ventaja adicional, pues no era necesario almacenarlos. Otro factor práctico se sumo a esos beneficios: en su versión más sencilla (estrellados o revueltos) son muy fáciles de cocinar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada