jueves, 29 de marzo de 2012

Los implantes y el suicidio

Unos nuevos pechos por medio de cirugía estética no garantizan un mayor bienestar mental ni emocional. Al menos así lo sugiere un estudio que encontró que las mujeres que se someten al aumento quirúrgico de los senos son tres veces más propensas a suicidarse que las que no se han sometido a esa intervención.
La investigación comandada por Loren Lipworth, epidemiólogo principal del Instituto Internacional de Epidemiología de Rockville, Maryland, señaló que el aumento en el riesgo de suicidio surge unos 10 años más después de que las pacientes reciben sus implantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada