Héroes de la Independencia de México [Lámina escolar]

Heros de la independencia de Mexico

Click sobre la imagen para descargarla en un tamaño mayor

Grito de Independencia (1810)

En Dolores, Guanajuato, lugar donde residía Don Miguel Hidalgo y Costilla, dio comienzo la Guerra Insurgente de México.

Elegido Hidalgo como jefe de los conjuradores, es decir, de quienes estaban descontentos con el régimen español, y enterándose por doña Josefa Ortiz de Domínguez que el corregidor había dispuesto la aprehensión de los conjurados, decidió lanzarse a la lucha por la independencia.

Hidalgo, acompañado de Allende, Aldama y otros más que eran de su confianza, el 15 de septiembre de 1810 se dirigió a la cárcel pública y puso en libertad a los presos, pero aprehendió a los europeos. Hecho todo esto mandó llamar a misa en la madrugada del día 16, a la cual asistieron muchos fieles del pueblo y de sus alrededores, allí les mencionó las ventajas que traería la independencia. Ante esto, la multitud entusiasmada gritó:

¡Viva la independencia! ¡Muera el mal gobierno!

A la arenga que Miguel Hidalgo y Costilla dirigió esa madrugada del 16 de septiembre de 1810 se le conoce como "Grito de Independencia" y fue así como comenzó la guerra insurgente o guerra de independencia.

Doña Josefa Ortiz de Domínguez

Maria de la Natividad Josefa Ortiz, conocida como la Corregidora de Querétaro, nació en Valladolid (hoy Morelia), el 8 de septiembre de 1768. El 24 de enero de 1793 contrajo matrimonio con Miguel Domínguez, quien en 1801 es nombrado Corregidor de Querétaro. Doña Josefa abraza la causa de la Independencia y su intervención fue decisiva, pues su papel principal en "La Conjuración de Querétaro" consistía en mantener constantemente informados de cuanto pasaba en Querétaro a los principales caudillos. Al ser denunciada la conspiración, el corregidor se vio obligado a aprehender a los posibles implicados y el 14 de septiembre encierra a doña Josefa en sus habitaciones, pero ésta logra informar a Allende e Hidalgo que la conspiración había sido descubierta. En 1814 es delatada, por lo que fue acusada de conspiración y confinada en los conventos de Santa Teresa la Antigua y Santa Catalina de Sena, en donde permaneció por 3 años. Falleció en la ciudad de México el 2 de marzo de 1829.

Mariano Matamoros

Nació en 1770 en la ciudad de México. Cursó estudios religiosos. En la guerra de Independencia de 1810 fue acusado de simpatizar con los insurgentes, por lo que sufre vejaciones y encarcelamiento del gobierno realista. Escapa y el 16 de diciembre de 1811 se presenta ante Morelos en la población de Izúcar, llamada posteriormente en su honor Matamoros. Junto a los Bravo y los Galeana fueron el brazo derecho de Morelos, y participó en los más destacados hechos de armas de la lucha libertaria. En Michoacán los realistas se dirigen a Pururán —donde se hallaba Matamoros— y atacan la plaza. Entre los prisioneros se encontraba el propio Mariano, quien fue conducido a Valladolid y fusilado el 3 de febrero de 1814, en los portales de la plaza.

Ignacio Aldama

Nació el 7 de mayo de 1780, en San Miguel el Grande, Guanajuato. Murió en la ciudad de Chihuahua, el 20 de mayo de 1811. Ingresó a las juntas de la conspiración de Independencia en Querétaro y organizó en San Miguel un grupo de vecinos dispuestos a tomar las armas o ayudar a la causa. El 16 de septiembre de 1810, al estallarla guerra, Aldama preparó a sus adeptos para recibir a Hidalgo y sus huestes, que llegaron y organizaron en la ciudad el primer gobierno insurgente. Aldama no tuvo mando de tropas, pero ayudó a Hidalgo en calidad de abogado y asesor en asuntos legales, jurídicos y políticos con los grados de capitán general y generalísimo. Por ello, el gobierno español ofreció recompensa por su cabeza. Tras la derrota del Puente de Calderón, Aldama precedió a los viajeros con el titulo de embajador de la insurgencia ante Estados Unidos, para conseguir ayuda y comprar armas. Fue detenido en Béjar y remitido como prisionero a Monclova, donde fue condenado a muerte por fusilamiento.

Andrés Quintana Roo

Nació el 30 de noviembre de 1787 en Mérida, Yucatán. Estudió en el Seminario de San Ildefonso de su ciudad natal, en 1808 se traslada a la Ciudad de México para estudiar en la Real y Pontificia Universidad de la Nueva España. Conoce a Leona Vicario, de quien se enamora y es correspondido, pero le niegan casarse con ella, pues es sobrina del abogado Agustín Pomposo Fernández, enemigo de los insurgentes. Quintana Roo se une a los insurgentes. Después de casarse con Leona Vicario y tras concederles un indulto se establecen en 1818 en la ciudad de México, donde se dedica al ejercicio de abogado y a escribir obras literarias e históricas. Al triunfo de la Independencia fue diputado, senador, presidente del Tribunal Supremo de Justicia y secretario de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Gómez Ferias. Falleció el 15 de abril de 1851 en la ciudad de México.

Ignacio José Allende

Nació en la villa de San Miguel el Grande, hoy San Miguel de Allende, Guanajuato, el 21 de enero de 1769. Inició junto con Miguel Hidalgo e Ignacio Aldama el movimiento armado. Al estallar la guerra de Independencia organizó al ejército insurgente y tomó parte en varias batallas: Chamacuero, Celaya, Irapuato, Silao, Guanajuato, Salvatierra, Zinapécuaro, Indaparapeo, Acámbaro y Toluca, una de sus principales victorias la obtuvo en el Monte de las Cruces. Tras la derrota que sufrieron en Puente de Calderón, Hidalgo y Allende, en compañia de otros jefes, se dirigieron a Estados Unidos a solicitar recursos; en la retirada fueron apresados el 21 de marzo de 1811 en las norias de Acatita de Baján, Coahuila. Murió fusilado el 26 de junio de 1811 en Chihuahua; su cabeza fue expuesta junto con las de otros caudillos en la Alhóndiga de Granaditas, Guanajuato.

Nicolás Bravo

Nació el 10 de septiembre de 1876 en Chilpancingo, Guerrero, y murió el 22 de abril de 1854. En 1811 se une a las fuerzas de Hermenegildo Galeana y toma parte en varias acciones en el sur. En 1912 su padre fue sentenciado a muerte por el ejército realista español, y él en un noble acto de generosidad le perdona la vida a 300 prisioneros españoles en Medellín, a esto se conoce en la historia como La Venganza de Bravo. Participó junto con Vicente Guerrero en el derrocamiento de Agustín de Iturbide. Se sublevó contra el presidente Guadalupe Victoria, en 1827, por lo que fue desterrado a Guayaquil (Ecuador). Regresó a México en 1829 y participó en la calda del presidente federalista Guerrero. En 1833, Antonio López de Santa Anna lo nombró jefe del Ejército del Norte. Dos veces fue nombrado presidente sustituto. Ocupó la Presidencia de la República del 28 de julio al 4 de agosto de 1847.

Mariano Abasolo

Nació en 1783 en Dolores, Guanajuato. Ayudó principalmente a la causa de la insurgencia con dinero y bienes, aunque no realizó grandes acciones heroicas en la lucha armada. En el pueblo de Dolores, entre la noche del 15 y la madrugada del 16 de septiembre de 1810, le tocó apoderarse de las armas que se encontraban en el arsenal del cuartel para distribuirlas entre los insurrectos. Abasolo tomó parte en los combates que Hidalgo dirigió en el Monte de las Cruces, Aculco y Puente de Calderón, donde fueron derrotados. De ahí salió con los demás caudillos hacia el norte del país a buscar adeptos y apoyo en los Estados Unidos, pero el 11 de marzo de 1811, en Acatita de Baján, Coahuila, fue aprehendido y enviado prisionero al castillo de Santa Catalina, en Cádiz, España, y murió el 14 de abril de 1816.

Ignacio López Rayón

Nació en Tlalpujahua, Michoacán, en 1773. Al estallar la Guerra de Independencia se unió a las fuerzas de Miguel Hidalgo en Maravatío y encabezó la defensa de Zitácuaro. A los pocos meses fue nombrado secretario particular de Hidalgo, Secretario de Estado y firmó la abolición de la esclavitud el 6 de diciembre de ese mismo año. Por esas fechas encomendó a Francisco Severo Maldonado la creación del primer periódico insurgente: El despertador americano. Ala muerte de Hidalgo regresó a Michoacán y en 1813 formó parte del Congreso Constituyente que encabezaba Morelos en Chilpancingo. Cuatro años más tarde caería preso y en esa condición permanecería hasta 1820. Al culminar la guerra fue elegido como tesorero en el gobierno de San Luis Potosí. Murió el 2 de febrero de 1832, en la ciudad de México.

Leona Vicario

Nació el 10 de abril de 1789 en la Ciudad de México. Conoció al estudiante Andrés Quintana Roo, del que se enamoró. Su. tío no permitió el matrimonio por las ideas revolucionarias de él. Leona tenía las mismas ideas por lo que, cuando éste se unió a los insurgentes, después del rechazo de su boda, le enviaba noticias desde la capital a los campos. Ella fue quien dio la noticia en México de que los insurgentes acuñaban moneda propia, y gastó todo su patrimonio para ayudar a los insurrectos, a quienes enviaba noticias por medio de heraldos secretos, haciendo llegar a los conjurados dentro de la capital los informes que Quintana Roo le enviaba de regreso. En 1813 fue descubierta y denunciada como conspiradora. Se casó con Andrés Quintana Roo y acompañaron a las tropas de José María Morelos padeciendo peligros y penurias. Falleció el 21 de agosto de 1842 en la ciudad de México.

Agustín de Iturbide

Nació en Valladolid (Michoacán) en 1783. Combatió a las guerrillas indígenas y acabó por capturar a Albino Licéaga y Rayón, que le valió un ascenso. Posteriormente, fue nombrado comandante general de la provincia de Guanajuato, donde se distinguió por su implacable persecución a los rebeldes. A los 37 años fue nombrado comandante general del Sur y se le encomendó sofocarla insurrección de Vicente Guerrero. Al no conseguirlo, se reunió con éste y presentaron el Plan de Iguala. Se autoproclamó emperador (Agustín I). Decidió disolver el Congreso y nombró una Junta que actuaba a su servicio. En contra de estas medidas el gobernador de Veracruz, el general Santa Anna, resolvió proclamar la República y recibió apoyo. Iturbide se vio obligado a abdicar. Se exilió en Europa (1823) y en 1824 volvió a México, ignorante de que había sido condenado a muerte y fue fusilado a los 41 años.

Vicente Guerrero

Nació el 10 de agosto de 1782 en Tixtla, Guerrero. Acompaña a Morelos en la toma de Oaxaca y recibe la encomienda de organizar la rebelión en el sur de Puebla y después se le comisionó para extender la insurgencia a Veracruz. Fabrica pólvora, funde artillería y engrosa sus tropas, lo que le vale importantes triunfos militares. En 1820 se enfrenta a Agustín de Iturbide, quien le invitó a unirse en la lucha por la liberación. Aceptó el Plan de Iguala (1821) y luchó a las órdenes de Iturbide. Conseguida la independencia, se sublevó en 1822 contra Iturbide, proclamado emperador constitucional. Guerrero fue electo presidente de la República del 19 de abril de 1829 al 17 de diciembre del mismo año, fecha en que fue depuesto, retirándose al Sur para mantenerse en armas. Lo aprehenden en 1831 y en Oaxaca se le formó consejo de guerra, donde fue condenado a muerte y fusilado en Cuilapan, el 14 de febrero de 1831.

Francisco Javier Mina

Nació en diciembre de 1789 en Navarra, España. En Londres conoció a fray Servando Teresa de Mier, quien escribía sobre la guerra de Independencia de México, y planeó formar una expedición para ayudar a los insurgentes de la Nueva España. El 15 de abril de 1817 desembarcó en Soto la Marina, población que tomó por estar abandonada. En una imprenta que llevaba consigo, el 25 del mismo mes, imprimió una proclama en la que hizo saber los motivos de su intervención en la Nueva España. El 3 de julio tomó Valle del Maíz; el 15 Peotillas; el 19 Real de Pinos; el 22 se unió a una partida insurgente y el 24 entró al Fuerte del Sombrero, defendido por el insurgente Pedro Moreno. Pero en Soto la Marina fueron derrotados los soldados que dejó y entre ellos fue aprehendido el padre Mier. Se refugió con Pedro Moreno en el rancho de El Venadito, donde fueron atacados el 27 de octubre. Javier Mina fue hecho preso y llevado al cerro del Borrego, donde lo fusilaron el 11 de noviembre de 1817.

Hermenegildo Galeana

Nació en Tecpan, Guerrero, en 1762. Se alistó a las fuerzas de Morelos el 7 de noviembre de 1810 y se incorporó junto con algunos hombres, armas y el pequeño cañón llamado "El Niño" comprado a una nave inglesa en Acapulco. En 1811 derrotó en Tixtla a los realistas, tomó Taxco y entró en Cuernavaca. Después participó en el sitio de Cuautla y en las batallas de El Palmar, Acultzingo y Oaxaca. En 1813 también intervino en la toma del castillo de Acapulco. Buen estratega, ascendió a mariscal. El 27 de junio de 1814 murió en una emboscada tendida por los realistas al golpearse con la rama de un árbol. El soldado Joaquín de León le disparó en el pecho y le cortó la cabeza, llevándola como trofeo a Coyuca. Se dice que su cuerpo fue sepultado en secreto, aunque se ignora dónde quedó.

José María Morelos y Pavón

Nació el 30 de septiembre de 1765 en Valladolid (hoy Morelia). En 1795 ingresó al Colegio de San Nicolás regido por Miguel Hidalgo, fue ordenado sacerdote en 1799 y llegó a ser párroco de los pueblos de Carácuaro y Necupetaro. Al enterarse de la lucha por la Independencia se presentó ante Hidalgo para ofrecer sus servicios como sacerdote, y éste le encomendó que extendiera el movimiento por el sur del país y tomara Acapulco. De sus brillantes hechos de armas destaca el Sitio de Cuautla, donde resistió más de dos meses a las fuerzas de Félix Maria Calleja. El 13 de septiembre de 1813 convocó e instaló el primer Congreso en Chilpancingo, donde expresó a los congresistas su ideario político: Sentimientos de la Nación, recibe el nombramiento de generalísimo con el tratamiento de alteza, que declinó para adoptar el de Siervo de le Nación. Derrotado en Tezmalaca el 5 de noviembre de 1815, fue sometido ajuicio ante la Inquisición, que lo degradó públicamente y condenó a muerte. Morelos fue fusilado el 22 de diciembre de 1815 en San Cristóbal Ecatepec.