miércoles, 28 de noviembre de 2012

Cómo adoptar, educar y entrenar a un gran perro

"Tu perro siempre te verá como un líder, lo desea", dice Brian Kilcommons, entrenador de perros y autor del libro 'My Smart Puppy'. "No puedes permitir que te controle." Te presentamos tres principios fundamentales para asumir el papel de macho alfa.

PONTE A LA CABEZA

El papel dominante se transfiere cuando menos lo esperas. Toma la puerta de entrada como ejemplo: los líderes de la manada cruzan los tramos estrechos primero. Si dejas que tu perro salga volado enfrente de ti, has permitido que te degraden a chico beta. "Cuando salgan a pasear, camina al parejo de tu perro y sé tú quien controle las paradas", dice Kilcommons. Comienza con caminatas cortas (unos cuantos pasos) y utiliza comida como recompensa cuando el animalito no salga volado. Cuando se trata de la hora de la comida, el orden de alimentos es importante para tu perro. Primero come tú, luego alimenta a Fido. Eso enviará un mensaje claro: "Yo, amo; tú, perro".

RECOMPENSA SUS LOGROS, NO SU FLOJERA

Sin consistencia y claridad confundes a tu perro. No le regales nada. Al menos, hazlo sentarse antes de darle una recompensa. "Eso le recuerda quién tiene el poder", explica Jean Donaldson, director de la Academia para Entrenadores de Perros en San Francisco, California. Siempre corrige sus errores, incluso cuando todo vaya bien. "El problema con la mayoría de los dueños es que utilizan órdenes sólo cuando lo necesitan", comenta Kilcommons. "Ahí ya perdiste el juego."

SÉ UN AMO BENÉVOLO

La dominación no se trata de dar miedo, se trata de ganarse el respeto y la lealtad. Corrige el mal comportamiento con una voz firme y contacto directo a los ojos. Evita los gritos, jalones y arrastres de sillas. Y asegúrate de que seas tú quien inicia los festivales de cariño: es tierno cuando el perro se te acerca para que le rasques la panza, pero es una señal clarísima de que quiere ser el perro mandón.

EL TEST DE ADOPCIÓN

Agáchate, aplaude y ve cómo viene. Si corre a toda velocidad con la cabeza y la cola arriba es una señal de agresividad. Una cabeza agachada y cola en movimiento significará cordialidad.

Carga a un cachorro en tus brazos. Un perro seguro tendrá una reacción tranquila y se relajará. Un can difícil seguro buscará zafarse. Con un perro adulto, ve sus orejas y hocico, pasa tu mano por su cuerpo y agárrale las patas. Busca que esté relajado y no se enoje.

Colócate a cinco metros de él y deja caer unas llaves. Un perro tranquilo no se preocupa de alarmas de autos, martillazos o bebés llorones.

ENCUENTRA TU PAREJA CANINA

Elige el incorrecto y tendrás años de frustración y trabajo. "La gente quiere una mascota, no un proyecto", comenta Kilcommons .