lunes, 10 de diciembre de 2012

10 consejos para mejorar tu vida placenteramente

Elimina los tóxicos.

Y no sólo hablo de sustancias, sino también de personas. Ya sabes, esos 'amigos' que sólo te critican o se burlan de ti. En esta categoría también entran aquellas mujeres que aman sobajarte o manipularte ¿qué decir de los compañeros de trabajo que se la pasan hablando mal de otros? ¿Qué te hace pensar que no hacen lo mismo contigo?

Rodéate de diversión.

Visita más seguido a tus verdaderos amigos y busca actividades que les recuerden los tiempos de la adolescencia. Vayan juntos a algún partido o a un bar para conocer gente nueva. Reinventen su círculo social. Estar en contacto con quienes te quieren con sinceridad es una excelente idea para renovarte. Además, la diversión hace que veas el mundo con menos complicaciones.

Marca tus límites.

Hay gente que no puedes evitar como tu prepotente jefe. Lo que sí puedes evitar es que te falten al respeto. Muéstrale hasta dónde puede llegar sin rebasar tu línea de respeto. Lo mismo con tu mujer y tu suegra.

Ten amores vivos y honestos.

Ama como si fueras un niño: con intensidad y sin juicios ni engaños. Cuando tu mujer y tú sepan que ya no hay amor, lo mejor es seguir su camino por separado. El amor no es únicamente viejos recuerdos. Intenta reavivar el fuego, comprométete a hacerla más feliz. Si no hay respuesta, déjate libre y regálale el tiempo que tú consumes de su vida.

Come como animal de la selva. No me refiero a cantidades industriales. Imita a los felinos y los antílopes. Elige la carne de res o el pescado en vez de las harinas para rellenarte. Por otra parte, las frutas y verduras hacen que circule mejor tu sangre: te llenan de energía para pensar y, por si esto fuera poco, te garantizan mejores erecciones.

Visita el gallinero.

Come al menos tres porciones de pollo a la semana, y desayuna o cena no más de siete huevos por semana. Es proteína activa que te deja satisfecho y nutre tu cuerpo sin engordarte.

Controla los carbohidratos.

Después de las cinco de la tarde no los dejes salir de la alacena. Evita las harinas a partir de esta hora y verás cómo los kilos de más desaparecen

Bebe como un experto. Los bebedores de concurso no son los que se quedan tirados en la banqueta y padecen resacas infernales. Elige una sola bebida y no la mezcles con otra, mucho menos con drogas. Evita combinar alcohol y bebidas energéticas, sólo estarás torturando a tu corazón y tu presión sanguínea. Por último, pide una botella de agua por cada bebida que ingieras. Altérnalos y evita embriagarte como puberto.

Fíjate una dieta de hombre.

Evita que tus amigos te tilden de señorita cuando vean que cuidas tu cuerpo. Por ejemplo, en vez de cerveza bebe vodka; en lugar de comer cerdo, pide pollo; y cambia los tacos de carnitas por un alambre de verduras y queso. Nadie notará que estás preparándote para Mr. Mundo. Los detalles son esenciales: nadie los percibe tanto como tu organismo.

Respira y medita.

No es necesario que termines en el Tíbet con la cabeza rapada. Tómate cinco minutos por la mañana para escuchar cómo respiras y tomar conciencia de tu cuerpo. Piensa en lo que más deseas que suceda y visualiza que es posible. Tendrás un mejor concepto de tus metas y de ti mismo.

10 consejos para mejorar tu vida placenteramente
10 consejos para mejorar tu vida placenteramente



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada