jueves, 27 de diciembre de 2012

El Armagedón a la carta

No me sé demasiados versos de memoria, pero uno de mis favoritos, de un poeta francés cuyo nombre no recuerdo, hace la pregunta "¿dónde quedaron los apocalipsis de antaño?" Y es algo que uno puede cuestionarse cuando el fantasma de San Juan nos sopla al oído para que vayamos a ver una (¡otra!) película sobre el fin del mundo. Seamos sinceros, rara vez una de estas cintas alcanza la espectacularidad que podemos leer en el Apocalipsis de San Juan al final del Nuevo Testamento. Cloverfield, 2012 y Armagedón palidecen frente a la señal que aparece en el cielo, luego de que se abre el séptimo sello (Apocalipsis 12:1): "Una mujer vestida del sol, y la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas". ¡Uf! Algún valiente como James Cameron o Steven Spielberg debería animarse a producir el capítulo final de la Biblia.

Hoy sabemos que la idea del fin del mundo es algo distinta a la que tuvieron nuestros padres cuando la amenaza era una guerra nuclear. Llámese terrorismo o cambio climático, parece que el gran final de la raza humana será más grandioso que el bíblico. Después del evento mundial que significó el fin del mundo según los mayas, ahora cada quien puede elegir libremente su propia teoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada