Ir al contenido principal

¿Por qué los hombres se arrodillan al pedir matrimonio?

El concepto de amor tal como lo conocemos es realmente reciente. Sólo por dar un estimado, hace apenas unos 900 años que el amor fue tomando la forma en la que lo expresamos en la actualidad. Una forma cómica de demostrar cómo ha cambiado el asunto del cortejo lo puedes ver en la concepción que tenemos de el cavernícola golpeando con un marro a su pareja en la cabeza, para llevarla arrastrando hacia la cueva.

Tan cómico como eso nos resulta, de igual manera les parecería a ellos el vernos arrodillarnos ante nuestra bien amada para solicitarle y nos acepte en matrimonio. Pero... ¿Cómo surgió la idea de ponerse en una rodilla para pedir el si?

Esta pregunta la planteó en Twitter @LuckyCienta, y puede ser respondida por medio de la lógica (de verdad). Hay muchas razones y explicaciones al respecto del porqué ponerse en una rodilla y y pedir que nos acepten. Algunos creen que es una señal de respeto y reverencia a alguien quien nos resulta especial. Como cuando los caballeros se arrodillaban  ante la reina en un acto simbólico, el cual lleva mucho de espiritual, y en realidad se trata de ambos.

Cuando un hombre propone matrimonio, se arrodilla, porque e significa que está siendo sumiso y entrega sus sentimientos a una mujer (aunque en éstos tiempos ya no es únicamente así). Y no hay una referencia histórica desde cuándo comenzó a hacerse de tal manera. Muchos creen que se trata de una cuestión de estatus; un hombre baja su estatus al de su futura mujer, para que vea con ello que se trata de algo serio, y se espera que la respuesta sea tan importante como lo que se le plantea.

Las culturas antiguas y sus tradiciones continúan afectándonos, y lo puedes notar en la forma en la que proponemos matrimonio. Quizás sea algo que llevamos en los genes, sin embargo no se tienen pruebas de ello, ya que por más estudios que se han hecho, la respuesta automática de los hombres tiende a ponerse de rodillas, incluso variando las condiciones en las que lo plantean. Si les preguntaban, decían que no sabían lo que estaban haciendo (lo de arrodillarse, no lo de pedir matrimonio). Y que sólo se pondrían de rodillas delante de la persona que aman.

Yo, en lo particular, si me arrodillé, pero por mi mente pasaba más lo de ser romántico que por imitación; no se si me explico.

Aunque a la mayoría de los hombres de la cultura occidental nos agrada la idea de hacer la señal de vulnerabilidad al arrodillarnos ante nuestra mujer, a grupos humanos en África les estremecería la sólo idea de hacer algo semejante. Les resultaría pretensioso y es algo que no han adaptado de otras culturas. Para ellos, la sumisión a la mujer es algo que no se ha podido incrustar en su modo de vida.

La explicación más romántica es la del caballero que se arrodilla y con ello se compromete a servir a su amor de por vida. Aunque posiblemente esté más relacionado a la práctica de arrodillarse en las ceremonias religiosas (como la boda misma). Esta interpretación propone una connotación solemne y espiritual con matices de respeto, ya que, después de todo ¿no es acaso lo mismo comprometerse en una relación de por vida con tu Dios que con tu pareja?

Un estudio ha revelado que los hombres "no alcanzarían la madurez emocional para el compromiso hasta los 43 años de edad" 

Después de cierta edad y tiempo con la pareja se piensa en formalizar la relación, sin embargo, algunos hombres evitan el tema y no por "miedo al compromiso".
Según una investigación realizada por el Pew Research Center ha revelado que los hombres serían estadísticamente incapaces de casarse hasta los 43 años, edad en la que alcanzarían la madurez completa, según informa Elite Daily.

De acuerdo al estudio, la mayoría de varones habrían llegado a una etapa de madurez absoluta pasados los 40 años de edad; a diferencia de las mujeres, quienes estarían listas para el compromiso serio desde los 32 años.

Asimismo, los investigadores obtuvieron una interesante cifra: ocho de cada diez mujeres cree que los hombres "no dejan de ser infantiles, con actividades que van desde pedir comida rápida hasta pasarse horas con los videojuegos".

¿Y tu cómo lo pediste o cómo te pidieron matrimonio?

¿Por qué los hombres se arrodillan al pedir matrimonio?
¿Por qué los hombres se arrodillan al pedir matrimonio?

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

¿Cómo se forma el agua que está dentro de los cocos?

El agua es producida por la propia palmera a partir de los líquidos que absorbe del suelo donde se encuentra plantada y la humedad que captó del ambiente. La procesan las plantas mayores de cinco meses de edad. Cada coco contiene hasta dos tazas de este líquido dulce y cristalino. Es tan puro y estéril que en la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando no había a la mano una solución glucosa, se inyectaba directamente en las venas de los heridos a la manera de suero.
Está compuesta básicamente por agua, azúcares, proteínas y carbohidratos. A la hora de adquirir cocos vale la pena agitarlos para escuchar si tienen líquido en el interior. Si no suenan es porque no han madurado o porque ya son demasiado viejos. Desde tiempos inmemorables el agua de coco ha sido empleada como bebida refrescante y hoy forma parte fundamental de la coctelería.


Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…