jueves, 5 de marzo de 2015

Para mi hijo, futuro DJ

Es bueno que los hijos descubran las cosas por sí mismos; aunque también es bueno que de vez en cuando se las acerquemos para que conozcan cosas diferentes. Tal fue el caso de que a mi hijo una vez le instalé software para crear y mezclar pistas musicales y, desde entonces en algunos de sus ratos libres descansa creando piezas de música electrónica.

No es un neófito musical… ya ha estudiado violín, y sin embargo en la PC su gusto en creaciones musicales es más parecido a Skrillex… por cierto, no pudo ir al concierto más reciente que hubo hace bien poco. Ni modo, tendrá que verlo por Youtube.

Los DJs de dormitorio son muchísimos, muchísimos más que los profesionales. Conforme los "disc jockeys" han dejado de ser los anónimos entusiastas de antes y se han convertido en estrellas por derecho propio, la cantidad de aspirantes se ha incrementado de manera exponencial.

Las buenas noticias son que los futuros DJs son territorio fértil para venderles tornamesas, mezcladoras y equipo de audio. Hoy en la mañana fuimos al mercado de “pulgas”, o tianguis, o como les llames, y vimos una mezcladora manual para equipo digital con entrada USB, toda una chulada.

Ahora que, hay varios equipos de "DJ en una caja" que ofrecen todo lo que el principiante necesita, pero los expertos recomiendan evitar los paquetes más económicos, porque cualquier DJ que se respete los dejará atrás o los destruirá en seis meses o menos. En especial, asegúrate de que las tornamesas incluidas en el paquete son de transmisión directa, y no por bandas.

El Stanton DJLab.2 incluye dos tornamesas de transmisión directa, cartuchos, agujas, una mezcladora y audífonos por 400 dólares.

Si quieres algo más profesional y estás dispuesto a gastar más, puedes crear un equipo básico con componentes estándar.

Las tornamesas más comunes en la industria vienen de Technics, y arrancan con la SL 1200MK2, de 440 dólares. Las Technics, famosas por su resistencia al mal trato, también tienen buen valor de reventa.
Una tornamesa requiere un cartucho, que es la parte del equipo que sostiene la aguja. Antes de comprar, es muy importante conocer el estilo de tu DJ.

Hay dos categorías amplias de DJs: "House" y "scratch". Los DJs "house" tienden a mezclar una canción con otra, creando las mezclas que se tocan en las discotecas. Los DJs "scratch" deslizan los discos hacia adelante y atrás para integrar el sonido del "raspón" en su música. Los DJs "house" tienden a preferir un cartucho de más alta fidelidad, como el Ortofon Concorde DJ, que cuenta 115 dólares (más 40 dólares por aguja). Los DJ "scratch" necesitan un cartucho que mantenga la aguja en el disco, como el Shure M44-7, que cuesta 65 dólares.

Ningún DJ puede "raspar" sin un mantel de deslizamiento, que permite manipular el disco en el plato giratorio. Uno de los favoritos es Butter Rugs, que viene en paquetes de dos (15 dólares) y se consigue en thudrumble.com. O puedes tener manteles con arte a tu gusto. Envía una fotografía digital a Glowtronics (glowtronics-store.com) y en una semana más o menos tendrás esa foto en tu mantel. La orden mínima es de dos por 30 dólares.

Para mezclar las canciones de las dos tornamesas se requiere una mezcladora. Muchos profesionales prefieren las durables mezcladoras Vestax. La Vestax VMC 002XL es un buen comienzo, con un control de tonos de tres bandas y un control de volumen suave y confiable.

Los audífonos son indispensables. Incluso un par de audífonos de 14 dólares basta para un principiante, pero los audífonos Denon, como los populares DN-HP 1000, vienen con una garantía de un año en partes y mano de obra, lo que es especialmente útil porque los audífonos suelen romperse.

En esta época, algunos DJs están cambiando sus LPs por CDs. Es posible hacerlo porque hay reproductores de CD como el Stanton C-314 (400 dólares), un reproductor de bajo costo que permite a los DJs "raspar" del mismo modo que lo harían con un disco tradicional.

Aunque como diría mi primo Hugo, las mejores mezclas son con cassettes y LP’s.
Otros están mudándose del todo al mundo digital, reemplazando los discos y CDs con MP3. Nuevos dispositivos digitales, como la consola Hercules MK2, permiten a los DJs raspar, manipular y mezclar archivos de música digital. Para DJs que buscan tocar en fiestas o discotecas, eso les evita cargar kilos y kilos de discos a cada presentación. La Hercules MK2 (240 dólares por la versión para PC, o 325 para Mac) tiene controles para manipular la música, además del control de tonos y los controles deslizantes comunes a las mezcladoras.

La consola viene con una versión simplificada de Traktor, un programa para mezclar música de Native Instruments, que facilita lograr que las canciones coincidan en ritmo, así como crear "loops" de sonido.
Si ya tienes un equipo, es importante almacenarlo y protegerlo bien. Los profesionales usan una caja como la Odyssey CDJ10e, mejor conocida ctomo "ataúd de tornamesas". La caja de material duro, que cuesta 140 dólares, está cubierta con alfombra, y el interior está acolchado para admitir dos tornamesas y una mezcladora.

A mezclar se ha dicho….

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada