miércoles, 17 de abril de 2013

Con broche de oro

Los automovilistas de Cleveland (Ohio) que llevan puesto el cinturón de seguridad al ser detenidos por alguna infracción de tránsito, reciben un trato preferente. El juez municipal Lloyd Brown ha acordado reducir en cinco dólares la suma de la multa en esos casos. Alega que quien se retrasa por ponerse el cinturón de seguridad al partir, es persona que lleva intenciones de conducir con cuidado, y que por tanto merece consideraciones especiales, sea cual sea la gravedad de su infracción.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada