domingo, 21 de abril de 2013

¿Hay que estar muy gordo para cantar bien operas?

Seguramente, Luciano Pavarotti es el cantante de ópera más conocido en el mundo. Era muy gordo, al igual que Plácido Domingo, Montserrat Caballé, Enrico Caruso, Ben Heppner, Jane Eaglen o Deborah Voigt, unas de las mejores voces operísticas. ¿Para cantar hay que estar entrado en kilos? Aunque no hay razón científica que lo compruebe, hay diversas teorías que tratan de explicarlo. Una asegura que la gran cantidad de tejido graso que rodea la laringe de estos intérpretes aumenta la capacidad de resonancia y produce un sonido más bello. Otros médicos argumentan que el esfuerzo que hacen con los pulmones les abre el apetito. Y una última teoría defiende que el acto de cantar ópera expande el cuerpo. En fin, ninguna explicación consoló a Deborah Voight, ya que en 2004 le impidieron actuar en la Royal Opera House de Londres por estar demasiado corpulenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada