Ir al contenido principal

China, Sina, Tschina

El nombre de este gran imperio, conforme él mismo se nombra, debe escribirse China, y no Sina u otro sonido similar. Según dice el profesor Fischer, de Petrogrado, no hay un nombre fijo para el imperio chino; el más usado es "Kin" que significa "oro" —que los tibetanos llaman "Ser"—; por eso el emperador es llamado rey del oro. Es posible que esa palabra en el imperio se pronuncie como "Chin", pero los misioneros italianos la habían pronunciado "Kin", a causa de la letra gutural. De allí se deduce, pues, que lo que los romanos llamaban tierra sérica o de los Seres, era China.

El comercio de la seda se hacía probablemente por el Tíbet, Bujara y Persia, todo lo que da lugar a numerosas consideraciones sobre la antigüedad de ese extraordinario Estado, comparándolo con el Indostán y relacionándolo con el Tíbet y el Japón. En cambio, el nombre de Sina o Tschina, no sugiere nada.

Tal vez puedan explicarse también las antiquísimas, aunque nunca bien conocidas, relaciones de Europa con el Tíbet, por lo que nos cuenta Esiquio del grito de los hierofantes en los misterios de Eleusis. Este grito era, en letras latinas, "Konx ompax". Ahora bien: según el alfabeto tibetano de Georgius, la palabra "Cancioa" significa Dios, y esta palabra tiene un gran parecido con la de "Konx"; la palabra "pah-cio" significa el que promulga la ley, la divinidad repartida por el mundo. Téngase en cuenta que los griegos pronunciaban esa voz "pah-cio" como "pax". Por último, "om", que La Croze traduce por bendito, no puede significar más que bienaventurado, aplicando este epíteto a la divinidad.

Ahora bien: el padre Francisco Horacio dice que, habiendo preguntado muchas veces a los Lamas tibetanos qué entendían por Dios —"Concioa"— recibió siempre esta respuesta: "Es la reunión de todos los santos". La teoría de la metempsicosis de los Lamas afirma que las almas, tras migraciones por toda clase de cuerpos, vienen, por fin, a bienaventurada unión en la divinidad y se convierten en Burchane, es decir, seres dignos de ser adorados. De todo lo que puede deducirse que aquellas misteriosas voces eleusinas "Konx ompax" significan: la divinidad, "Konx"; bienaventurada, "om", y sapientísima, "pax", o sea el ser supremo extendido dondequiera por el mundo, la naturaleza personificada. En definitiva, aceptando las relaciones ya dichas, y recíprocamente, resulta probable que haya habido muy tempranas relaciones entre la China y Europa por el Tíbet, quizá antes que entre la India y Europa.

Fuente: Immanuel Kant, La paz perpetua (trad. A. Conca), Editorial Tor, Buenos Aires, sin fecha.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

¿Cómo se forma el agua que está dentro de los cocos?

El agua es producida por la propia palmera a partir de los líquidos que absorbe del suelo donde se encuentra plantada y la humedad que captó del ambiente. La procesan las plantas mayores de cinco meses de edad. Cada coco contiene hasta dos tazas de este líquido dulce y cristalino. Es tan puro y estéril que en la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando no había a la mano una solución glucosa, se inyectaba directamente en las venas de los heridos a la manera de suero.
Está compuesta básicamente por agua, azúcares, proteínas y carbohidratos. A la hora de adquirir cocos vale la pena agitarlos para escuchar si tienen líquido en el interior. Si no suenan es porque no han madurado o porque ya son demasiado viejos. Desde tiempos inmemorables el agua de coco ha sido empleada como bebida refrescante y hoy forma parte fundamental de la coctelería.


Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…