Ir al contenido principal

Cuando hubo camellos en Nevada

En 1863 un hombre llamado Otto Esche urdió un plan para transportar sal de California a Nevada, algo que entonces se hacía mediante carretas tiradas por caballos. Esche fue a Mongolia, incluso hoy uno de los rincones más remotos de la tierra, y compró treinta y dos camellos bactrianos. Parece que Esche sabía algo de camellos ya que escogió al tipo de camello más dócil, de dos jorobas, en vez del malafamado, por temperamental, dromedario del Medio Oriente. Los camellos bactrianos, desde antes del tiempo de Marco Polo, transportaban bienes, la sal incluida, a través del ancho y pardo desierto mongol.

La primera sorpresa desalentadora fue que sólo quince camellos sobrevivieron el viaje a través del Pacífico hacia California. Los sobrevivientes llegaron en tan malas condiciones que Esche se pasó meses cuidándolos y devolviéndoles la buena salud. Llevaban la sal a través de las montañas, pero esas criaturas extrañas, peludas, de largas piernas no fueron bien recibidas en Nevada.

Los mineros de la plata pueden sumarse a una larga lista de novatos que acabaron por descubrir que los camellos, incluso los más apacibles bactrianos, pueden ser desagradables. Muerden, escupen y patean. Los mineros los odiaban, lo mismo que sus caballos y sus mulas, que se ponían histéricos nomás de verlos.' Esta reacción de los otros animales volvió a los camellos una molestia pública. Cuando unos cuantos pasaban por el pueblo, la calle de pronto se llenaba de relinchos, rebuznos y coces. Virginia City, Nevada, expidió un decreto que prohibía a los camellos recorrer las calles salvo entre la medianoche y el amanecer, cuando, se suponía, los otros animales descansaban en sus establos. Eventualmente, para el alivio de los mineros, Esche desistió de los camellos y los abandonó a su suerte en el desierto de Nevada. Ya que ahí no se ha descubierto nunca una colonia de camellos, puede suponerse que todos murieron, es probable que de una muerte lenta, lastimera.

Fuente: Mark Kurlansky, Salt. A World History, Walker Company, NY, 2002.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

¿Cómo se forma el agua que está dentro de los cocos?

El agua es producida por la propia palmera a partir de los líquidos que absorbe del suelo donde se encuentra plantada y la humedad que captó del ambiente. La procesan las plantas mayores de cinco meses de edad. Cada coco contiene hasta dos tazas de este líquido dulce y cristalino. Es tan puro y estéril que en la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando no había a la mano una solución glucosa, se inyectaba directamente en las venas de los heridos a la manera de suero.
Está compuesta básicamente por agua, azúcares, proteínas y carbohidratos. A la hora de adquirir cocos vale la pena agitarlos para escuchar si tienen líquido en el interior. Si no suenan es porque no han madurado o porque ya son demasiado viejos. Desde tiempos inmemorables el agua de coco ha sido empleada como bebida refrescante y hoy forma parte fundamental de la coctelería.


Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…