martes, 2 de julio de 2013

El pato preguntón

- ¿Cuál, cual? - preguntaba el pato. 
- ¿Cómo que cual? Te lo he dicho mil veces. Esa que ves allá. Esa es la que me gusta. La del moño 
- ¿Cuál, cual? - preguntaba el pato. 
- La del moño de florecitas amarillas, la que cuando sonríe se le hacen hoyuelos en las mejillas. La del vestido blanco. 
- ¿Cuál, cual? - preguntaba el pato. 
- Esa, la que lleva un queso fresco en la mano y unos aguacates en la otra. La que camina sin prisa por la banqueta de enfrente. 
- ¿Cuál, cual? - preguntaba el pato. 
- Esa, la de la cintura de avispa, la que se detiene en cada vitrina para acomodarse el peinado. 
- ¿Cuál, cual? - preguntaba el pato. 
- ¿Acaso no la ves? Esa chica que me vuelve loco, esa a quien no me atrevo a hablarle por miedo a quedar mal. 
- ¿Cuál, cual? - preguntaba el pato. 
- Ya, ya no te soporto, deja de hacer preguntas tontas o me iré a contarle al perro mis penas de amor... Él siempre se sorprende de todo lo que le digo.