Ir al contenido principal

¿Se limpian igual todas las manchas?

Los laboratorios buscan el detergente universal por medio de las enzimas, pero cada una de estas proteínas es eficaz solamente con un tipo de mancha.

Quién lo diría. En estos tiempos de biotecnología sorprende descubrir que no es algo tan moderno como creíamos. Cuando en la 'Ilíada' o en la 'Odisea' se describe el uso del cuajo de estómago de cordero o cabrito para la elaboración del queso, nos hablan de lo que hoy se conoce como "tecnología enzimática". Lo mismo sucedía a la hora de tratar el cuero. Para hacerlo suave y agradable al tacto, hay que eliminar parte de las proteínas que contiene. Si no se hace, lo único para lo que sirve es para suela de zapato.

Como todos sabemos, las enzimas son proteínas. Presentes en todos los seres vivos, actúan como catalizadores, ósea, son sustancias que facilitan las numerosísimas reacciones que nos mantienen con vida. Así, una enzima que esté encargada de unir dos moléculas pequeñas será como la pieza de un rompecabezas: tendrá dos oquedades en donde se coloquen dichos compuestos que la enzima induce a unirse. En el caso de los detergentes, las enzimas se utilizan por otra de sus características únicas: su especificidad.

Por ejemplo, las lipasas degradan exclusivamente las grasas. La importancia de este hecho está en que, gracias a su labor, el contenido de compuestos tensoactivos —que disminuyen la tensión superficial del agua, para facilitar la limpieza—, que contaminan el medio ambiente, puede reducirse de forma significativa. 

Además, gracias a ellas el lavado no precisa que el agua esté muy caliente, ni se necesita frotar mucho las prendas, algo que reduce la vida útil de la ropa. Pero no todo puede ser miel sobre hojuelas. Esta especificidad también tiene sus inconvenientes. Y es que todavía hay manchas que se resisten a la acción biotecnológica: las de café, té, vino y fresas.

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

¿Cómo se forma el agua que está dentro de los cocos?

El agua es producida por la propia palmera a partir de los líquidos que absorbe del suelo donde se encuentra plantada y la humedad que captó del ambiente. La procesan las plantas mayores de cinco meses de edad. Cada coco contiene hasta dos tazas de este líquido dulce y cristalino. Es tan puro y estéril que en la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando no había a la mano una solución glucosa, se inyectaba directamente en las venas de los heridos a la manera de suero.
Está compuesta básicamente por agua, azúcares, proteínas y carbohidratos. A la hora de adquirir cocos vale la pena agitarlos para escuchar si tienen líquido en el interior. Si no suenan es porque no han madurado o porque ya son demasiado viejos. Desde tiempos inmemorables el agua de coco ha sido empleada como bebida refrescante y hoy forma parte fundamental de la coctelería.


Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…