sábado, 31 de agosto de 2013

¿Qué materiales se han empleado para fabricar condones?

A través de la historia las fundas para el pene fueron hechas con diversos materiales como lienzo, calabaza, cuero, seda, papel aceitado, intestinos de animales, vejiga de pez o carey, hasta el descubrimiento del látex con el que hoy se fabrican. Su fin ha sido la prevención de enfermedades de transmisión sexual y la fecundación. En 1870 apareció el primer preservativo de caucho, aunque era poco práctico. 

¿El llanto de los bebés varía según su nacionalidad?

Al grabar y analizar a 60 recién nacidos de familias francófonas y germanófonas, investigadores de la Universidad de Würzburg revelaron que el tono en el llanto varía según el idioma de sus padres pues prefieren las pautas sonoras típicas del idioma que han oído durante su vida fetal. 

¿El sudor cambia cuando hacemos ejercicio?

Su composición de sodio, potasio, calcio, magnesio y cobre básicamente no se altera salvo el zinc, el cual se reduce tras siete horas de actividad física, de acuerdo con el Instituto de Investigación de Medicina Ambiental del Ejército de Estados Unidos.  

¿Cuánto pesan los océanos?

Aproximadamente tres mil millardos de kilogramos (un tres seguido de 15 ceros). En noviembre de 2009, científicos de la Universidad de Bonn y otras instituciones obtuvieron esta respuesta al calcular la distribución de masa oceánica a partir de los cambios que la atracción gravitacional que éste ejerce sobre dos satélites.  

¿Cuantos libros escribió Isaac Asimov?

Aunque no hay una cifra oficial, el catálogo más completo de ellos en Internet enlista 506. Un promedio de un libro por mes desde su primera obra (Un guijarro en el cielo, 1950) hasta la última (Hacia la fundación, 1933). Hay novelas de ciencia ficción, de misterio, matemáticas, astronomía y un largo, muy largo etcétera. 

¿Por qué flotan las nubes si el agua pesa más que el aire?

Las nubes están formadas por partículas de agua o cristales de hielo demasiado pequeñas para ser afectadas por la fuerza de gravedad y el aire ascendente se encarga de empujarlas hacia arriba hasta que muchas partículas se unen y pesan lo suficiente para caer. 

jueves, 15 de agosto de 2013

Trucos para el Candy Crush

Ya lo decían los Borg: La resistencia es fútil. Después de rechazar todas las invitaciones por el Facebook para jugar Candy Crush, después de que mis amigos, compañeros de trabajo y hasta mi esposa me pidieran "una vida", después de ver los incontables chistes que sobré tal juego hacen en las redes sociales, por fin, al fin, decidí jugarlo un rato.

A ver a ver... ¿Cómo que tengo que eliminar gelatinas? ¿Cómo que nada más tengo un número limitado de movimientos? ¿Cómo que tengo que juntar cierto número de puntos? ¿Cómo que sí quiero jugar más me tengo que esperar a que me den más vidas o a comprarlas con Paypal?

Están locos, y luego todo es de colores pastel como en el juego de carreras de la película Ralph el Demoledor, Sugar Rush; o en una pesadilla japonesa. Y los soniditos... Pffff.

No hay nazis, ametralladoras, tanques, miras telescópicas, extraterrestres, naves espaciales, misiones de conquista de tierras, soldados en trajes exoesqueñeticos, lasers... Caray, no, de plano eso de los dulces con gelatinas no es lo mío.

Pero tenía que probarlo, al menos una vez. Y no fue una, sino dos, una en la cuenta de Facebook de mi esposa, ya que me prestó tres vidas pero no me enseñó a usarlas. También instale una versión para el iPhone y... me desesperaron. 

Lo mismo pasó con los libros de Carlos Cuauhtémoc Sánchez, una vez que leí un par no me queda más que pensar que todo lo que hace el señor es una porquería.

Y luego encuentro que hay quien dice tener trucos y tips para pasar los niveles sin tener que pagar. Y yo digo ¿para qué los trucos? Si algo me enoja es que mis hijos busques trucos o parches para avanzar en los video juegos... eso es hacer tramos y no se vale. Digo, no pienso pagar por un juego que no me gusta, pero que de gustarme, buscaría el modo de retribuirle al desarrollador.

Sin embargo el Candy Crush no es nada nuevo, así como Lord Darth Vader es el padre de Luke, Bejeweld (o como se escriba) ya era popular en ese asunto de juntar tres piezas para desaparecerlas... mismo concepto del Tetris.

Así qué me doy, me rindo, vuelvo a bloquearéis en el Face y a eliminar la App del teléfono. Lo mío, lo mío , lo mío son los FSP (como Medal Of honor pues), y como en el verano me acabe de nuevo el Halo Combat Evolved, no me queda más que ir al Blockbuster a ver que rento con mis hijos en ese estilo.

Ahí los dejo con sus gelatinas.

Cómo ha sido la historia del ligue

Los métodos han variado, pero el fin siempre ha sido el mismo: conquistar

Uno mañana, cuando la escritora Susan Rabin conducía por una autopista de Estados Unidos, un coche realizó un peligroso rebase. Susan levantó las manos, irritada. El conductor de un Mercedes que circulaba a su lado le sonrió, compartiendo su enojo. Al llegar a la caseta, Susan pagó por los dos. En el siguiente control, el dueño del Mercedes hizo lo propio y dejó una tarjeta para ella. La escritora le llamó días más tarde: "Espero ser la pasajera del Mercedes dentro de poco", fue su frase de presentación.

Ligar es establecer contacto, romper la barrera de hielo, penetrar en la órbita de alguien desconocido. Y cuanto más inesperada y original sea la forma de hacerlo, más eficaz resulta.

Pero en esto de la conquista, como en casi todo, cada época ha tenido unas costumbres y unas normas que había que cumplir rigurosamente. Una de las más antiguas consistía, precisamente, en no ligar. Ya se preocupaban de hacerlo los padres del chico y los de la chica, quienes elegían la pareja más adecuada para su vástago según sus intereses... Entre los que, por supuesto, no se encontraba el amor. Esta costumbre, se mantiene intacta en numerosos países del sur de Asia, en los que el matrimonio se suele concertar cuando los miembros de la pareja son niños. Gandhi (1869-1948) fue prometido tres veces —dos de las candidatas murieron—; la última de ellas, a los siete años. Se casó con su prometida, Kasturbai, a los trece.

LA FUERZA DE LA PASIÓN

Pero ya desde el principio de los tiempos se buscaban alternativas para no cumplir las imposiciones paternas. Algunos optaban por métodos expeditivos, como el rapto. Si un hombre veía a una mujer que le gustaba, la tomaba por la fuerza y se la llevaba sin contemplaciones. Fue lo que sucedió con Helena, esposa de Menelao, cuyo rapto por parte de Paris desencadenó la guerra de Troya.

A veces, incluso se organizaban operaciones especiales destinadas a secuestrar mujeres. De ello da testimonio el mítico rapto de las sabinas, llevado a cabo por los primeros romanos con su rey, Rómulo, a la cabeza.

Mostrar la fuerza y el poder ha sido otro de los métodos originarios de ligue. En Nueva Guinea, cuando un joven deseaba conquistar a una chica saltaba atléticamente ante ella o adoptaba actitudes guerreras. Como respuesta, la joven grababa dibujos en una corteza de árbol y se la enviaba a su amado: la relación había comenzado. Los hombres de la tribu etíope de los bashada siguen conquistando a sus mujeres de esta manera, y en todo Occidente fue y es una costumbre entre adolescentes exhibir músculos y dibujar corazones flechados en la corteza de los árboles.

Curiosidades de ligar

AMORES COMPARTIDOS

En los poblados masai de Kenia y en lo bantúes del Congo les facilitan mucho las cosas: basta con visitar a un amigo casado para que este se vea obligado a ponerles en brazos de su mujer.
También tenían mucho adelantado los peregrinos que llegaban a Babilonia, donde estaba decretado que toda mujer, antes de casarse, debía prostituirse una vez con un extranjero en el templo de Mylitta (Venus). Por otra parte, la mayoría de los templos de la Antigüedad disponía de burdeles anexos, en los que había prostitutas sagradas, que fueron las predecesoras de las cortesanas.

Tanto en Grecia como en Roma, si se quería ligar, el mejor sitio para hacerlo eran fiestas como las dionisíacas y las bacanales. Incluso en las celebraciones de Bona Dea, de las que supuestamente estaban excluidos los hombres, se les buscaba con auténtica ansia. Juvenal (55-138) lo explicaba de este modo: "Si duerme el amante, se manda que cada una lo despierte; si no lo encuentra, se recurre a los esclavos; si no aparecen esclavos, se paga a un aguador; si no se encuentra éste y aún faltan hombres, no vacilan en echar mano de un asno".

Para quienes prefirieran técnicas más discretas de conquista, el poeta Ovidio ofrecía todo tipo de consejos en su tratado El arte de amar: “Liga en el circo. Si por casualidad sobre el seno de la mujer cae algo de polvo, debes sacudirlo delicadamente con tus dedos; y si no hubiera polvo, obra como si lo hubiera".

CELESTINOS Y ROMÁNTICOS

Con el cristianismo, los procedimientos cambiaron y se hicieron más tortuosos. Dada la separación existente entre hombres y mujeres, se hacía necesario aprovechar todas las oportunidades, por escasas que fueran, para estar juntos. Es lo que hizo Abelardo (1079-1142) cuando, debido a su fama como brillantísimo académico escolástico de intachable moralidad, el canónigo Fulberto le encargó la educación de su sobrina Eloísa.

Abelardo, sin embargo, tenía otros planes muy diferentes: "Bajo el pretexto de estudiar, nos entregamos enteramente al amor. Intercambiábamos más besos que ideas sabias. Mis manos se dirigían con más frecuencia a sus senos que a los libros". Pero no siempre había ocasiones tan claras, y algunos se veían obligados a aceptar a terceros con apariencia respetable, para que pudieran entrar en casa de la amada o el amado sin despertar sospechas y transmitirle sus intenciones.

Otro método de ligue fue el que inventó el amor cortés o trovadoresco, que se extendió por toda Europa desde los siglos XI al XIII

EI pretendiente elegía a una dama —por lo general inalcanzable, como una mujer casada o de alta alcurnia—y, sin decirle una palabra, se ponía a su servicio, la rondaba y encomendaba a ella las acciones que ejecutaba. Su amor iba pasando por diversos grados, desde el tímido al suplicante y al tolerado, hasta llegar al último, el de drutz, o amante perfecto. Sólo en este grado podía haber relaciones físicas.
Pero como es fácil imaginar, no todos los trovadores eran tan románticos. Guillermo IX de Aquitania, además de bebedor y pendenciero, era un impenitente galán.

TIEMPOS "MODERNOS"

Y así, entre amores utópicos y pasiones desenfrenadas, llegamos a los siglos XVI y XVII. Se pusieron de moda dos danzas licenciosas a cuyo son ondulaban sus caderas algunas mujeres en una reproducción mimética de la cópula. Las bailarinas provocaban a los hombres, que respondían con nuevas provocaciones... Al final, las danzas fueron severamente prohibidas y quienes continuaban bailando se arriesgaban a ser arrestados, azotados o enviados al exilio.

En esta época, sin embargo, la mayoría de las féminas vivían encerradas bajo siete llaves. Su falta de libertad y la ocultación de su cuerpo llegaba a tal punto que un mero pie desnudo alteraba hasta extremos increíbles. Para no tentar al diablo, se encerraban para calzarse, y los vestidos llevaban dobles faldones, para ocultar sus zapatos al sentarse.

Pero el amor siguió su curso, y los amantes buscaron nuevos métodos para comunicarse. El abanico, extendido por Europa durante los siglos XVII y XVIII, se convirtió en protagonista de un lenguaje secreto del que familiares, tutores y carabinas quedaron excluidos. Aprender su lenguaje llevaba unos tres meses, y las jóvenes se pasaban horas practicando.

Uno de los pocos lugares en los que la mujer gozaba de libertad era la corte. Los propios padres preparaban a sus hijas para que supieran satisfacer a los hombres en todo; incluido, evidentemente, el aspecto sexual. Era el mejor método para ascender en la escala social, y las jóvenes lo sabían. Verónica Franco (1546-1591), famosa cortesana veneciana, llegó a decir de sí misma: "Tan dulce y apetecible soy cuando me encuentro en la cama con aquel que me ama y me recibe, que nuestro placer sobrepasa todo deleite".

Los salones fueron escenarios de flirteos entre mujeres y hombres de talento, aristócratas y poderosos. Las relaciones sexuales no estaban excluidas; al contarlo, las saloniéres que se negaban a mantenerlas eran criticadas sin piedad. Uno de los más famosos era el de la cortesana Ninon de Lenclos (1620-1705).

SUICIDIOS Y PAÑUELOS

Ya en el siglo XIX, en pleno Romanticismo, triunfó el héroe audaz y temerario, y las formas de ligar se pusieron en consonancia. Fingir que uno se jugaba la vida por la amada era un recurso que no fallaba. El escritor y político Benjamín Constant llegó a tragarse un frasco de opio para llamar la atención de la quinceañera Jenny Pourrat. Él sabía que la cantidad no era suficiente para matarle, pero el método tuvo éxito... al menos con la madre de la chica, que se abalanzó hacia él para salvarle.

Las jóvenes tampoco se quedaban cortas a la hora de buscar una excusa para hablar con su amado. Uno de los métodos más populares consistía en dejar caer el pañuelo cuando el pretendiente estaba cerca. El chico recogía el pañuelo y se acercaba a entregarlo, una excusa perfecta para romper el hielo. Tanto se abusó de este recurso, que los hermanos Marx lo ridiculizaron en Los cuatro cocos (1929): una mujer coquetea con Harpo y deja caer su pañuelo. Harpo lo recoge, pero en lugar de devolvérselo, lo guarda. Ella, atónita, se ve obligada a preguntar: "¿No se me ha caído un pañuelo por aquí?"

martes, 6 de agosto de 2013

Una cápsula del tiempo para mi sobrino/a

Es oficial, seré tío de nuevo.  Al igual que con mis hijos y sobrinos, el día que nacen guardo el periódico y espero que ya de grandes disfruten de leer las noticias acontecidas en su natalicio. 

Sin embargo, para éste nuevo bebé he tenido la idea de elaborar una cápsula del tiempo. Si, has leído bien, una cápsula del tiempo, no la confundas con una "máquina del tiempo"; no es cuestión de ciencia ficción sino de guardar objetos durante una determinada cantidad de años para ser apreciados por una generación futura al menos. En este caso no será tanto tiempo, quizás únicamente sean diez años. 

Hay cápsulas del tiempo por todo el mundo, dentro de edificios, debajo de monumentos, en las paredes de algunas casas... hay algunas cápsulas del tiempo que lo han llegado a ser "sin querer queriendo". Como aquella cartera que le robaron a un tipo en Nueva York la cual el ladrón dejo dentro de una pared en construcción, en las remodelaciones la descubrieron los constructores y, afortunadamente localizaron al dueño varias décadas después. 

Hay otras cápsulas del tiempo diseñadas especialmente para tal motivo. Los japoneses poseen cápsulas con sistemas de respaldo, las cuales vigilan constantemente para mantener el control de la degradación de sus contenidos. Hay un silo que almacena semillas en el permafrost de Noruega para que, en caso de una catástrofe mundial, la humanidad pueda recurrir a ella para retomar la agricultura. 

Mi proyecto no es tan ambicioso, pero aunque parezca cosa fácil, cada elemento que guardara deberá llevar un cuidado especial para poder preservarse lo mejor posible durante mucho tiempo. 

Aquí voy a tratar de explicar cada proceso para que, si deseas imitar la idea, te resulte más satisfactorio el resultado del esfuerzo. 

La cápsula del tiempo en cuestión estará dedicada a coleccionar objetos y momentos que representen éstos meses de la gestación de mi sobrino/a; se cerrará, sellará y etiquetará el día siguiente a su nacimiento, y se abrirá hasta al menos el 2032. 

Ya le he contado la idea a mi hermana, y ha pensado en enviarme las ecografías para anexarlas. Mis hijos guardaran las bolsitas de las golosinas que coman, una vez limpias de cualquier material biodegradable serán una buena muestra de los productos que solemos consumir en éste 2013. 

Con las cámaras digitales de cada uno grabaremos testimonios de la familia, noticias y programas de la televisión, sonidos de la ciudad, opiniones de los temas del momento y por supuesto, escenas cotidianas de nuestro quehacer. 

Lo digital quedara en una memoria USB de 4 GB. Aunque también se incluirán fotos impresas. Habrá que Controlar la humedad del contenedor y como el espacio es limitado habrá que hacer una selección muy especial del contenido. 

Ahora bien, si tienes alguna idea para agregar al proyecto te la agradecería en los comentarios.  

lunes, 5 de agosto de 2013

¿Por qué es tan popular el café?

Sólo otro líquido negro, el petróleo, puede competir en fuerza Económica con el café. El aromático ha sido llamado 'satánico', Desató guerras e inspiró a artistas como Bach y Cézanne. Que ni la Duda ni la cafeína te quite más el sueño y averigua qué es lo que ha hecho tan popular a esta bebida.

Cuando Charles-Maurice de Talleyrand, diplomático francés del siglo XIX, trataba de dar solución a los conflictos bélicos por los que atravesaba la nación gala en la época de Napoleón, el célebre político se sentaba a tomar una taza de café. "Debe ser caliente como el infierno, negro como el diablo, puro como un ángel y dulce como el amor", decía Talleyrand. Sus palabras no han perdido vigencia a más de 150 años de su muerte. Hoy, la única materia prima comparable con el café en cuanto a su impacto en la economía global, es el petróleo. En 2003 se produjeron más de 6,30o millones de kilos de café en el mundo y es el principal sustento de países como Etiopía.

México se encuentra en cuarto lugar entre los productores, por detrás de Brasil, Colombia e Indonesia, con 300 millones de kilos de café anuales, de los cuales exporta 6o%. Las repercusiones históricas que ha tenido el café en el mundo son latentes. "Por ejemplo", escribe Mark Pendegrast en el libro El café: historia de la semilla que cambió el mundo, "la venta de granos financió al régimen genocida de Idi Amin en Uganda, o la revolución sandinista de Nicaragua. Incluso, después de la llamada Boston Tea Party, el café se convirtió en la bebida nacional de Estados Unidos". En Latinoamérica la situación es similar:" Actualmente, más de tres millones de mexicanos dependen de la producción de café", comenta Ramón Aguilar, catador profesional de la bebida. Pero no sólo las finanzas han sido ligadas al grano, las artes han estado presentes.

La relevancia del café en el mundo artístico se ha hecho presente en más de una forma. Las cafeterías se convirtieron en el centro neurálgico de todos los movimientos sociales y virtuosos del siglo XIX, y su popularidad se extendió hasta la década de los años cincuenta en el siglo pasado, cuando la escena Beat estaba en su esplendor. Tenemos las pinturas impresionistas de Paul Cézanne, Pierre-August Renoir y Henri FantintLatour.

En su cuadro Coin de Table, este último reunió a varios iconos del movimiento simbolista alrededor de una taza, entre ellos a los poetas Arthur Rimbaud y Paul Verlaine. En el siglo XVIII era muy común encontrar a figuras como Jean-Jaques Rousseau, Denis Diderot o Voltaire en el café Procope de París, y ya a finales del siglo XIX e inicios del pasado Charles Dickens, William Butler Yeats, Conan Doyle, Oscar Wilde o Bernard Shaw en el café Lloyd's de Londres, lugar del que eran clientes asiduos. Ya entrado el siglo XX, el café ha reflejado su aroma en obras pictóricas del hiperrealista Edward Hopper, o en el mundo del cine, en películas como Coffee and Cigarettes, de Jim Jarmusch, o CoffeeHouse, de Pavel Koutsky.

En el presente siglo, la popularidad de las cafeterías se ha reanudado gracias a los llamados café-Internet. Incluso, el lenguaje de programación de computadora llamado Java, tomó su nombre del café que bebían sus creadores en las oficinas de la empresa Sun Systems. El grano de la isla de Java es famoso porque ahí se fundó la primera plantación europea del fruto e, incidentalmente, éste fue el último lugar del mundo en el que entró Internet.

Inmiscuido tanto en guerras, arte, tecnología y política, las características de una buena taza de dicha infusión no han cambiado en esta media docena de siglos. Según explica Ramón Aguilar: "Las cualidades de la bebida son la acidez en su sabor: a mayor acidez, mayor calidad; su aroma peculiar y su cuerpo, ya que no debe ser tan delgado como el té." Existen dos variedades de granos según su origen, el arábigo y la canéphora, también conocido como robusta. Mientras uno es más ácido y de un sabor más agradable, el otro tiene una sensación más amarga al paladar. Las distintas formas de preparar ambos son lo que le otorga un sabor único. "La mejor forma de tomar café es al estilo americano, así se pueden disfrutar realmente de sus aceites y esencias. Los europeos queman demasiado los granos. El tueste debe ser claro", asegura Aguilar.

Hoy, la industria cafetalera es una de las más importantes del orbe. Países como Brasil basan su economía en la producción del grano, y empresas como Starbucks reportan ingresos por más de cuatro mil millones de dólares anuales. Sea cuál sea tu preferencia para tomarlo, el aromático es, como lo llama Stewart Lee Allen en el libro The Devil's Cup, "la droga recreacional favorita de la sociedad cafecéntirca". Al grano.

Café o té ¿Qué es mejor para la salud?

Además de acompañar algunas comidas el té y el café ayudan al organismo aportando antioxidantes y minerales, sin embargo no es aconsejable consumir más de tres tazas diarias de ninguno de los dos 

Puede que la respuesta pase por el gusto personal, pero no es tan así. Hay recomendaciones médicas que se deben atender al momento de optar por una de estas dos populares bebidas.
Más allá de las características de cada uno se debe tener en cuenta que de ninguno de los dos se tiene que abusar y por ello, no se deben consumir más de tres tazas diarias de té o café.

El té

Respecto del té, sin importar el tipo de té que se consuma, (té negro, verde, rojo y blanco), en términos generales funciona como un excelente diurético y uno de los mejores aliados en temas de prevención del envejecimiento por su contenido de antioxidantes.

Por otra parte, ayuda a mejorar las defensas, a levantar el ánimo, reducir los niveles de colesterol y por su contenido de hierro es un buen aliado en caso de anemias.

Si se padece de hipertensión arterial o nerviosismo excesivo consultar al médico antes de consumirlo de forma habitual. Si bien se trata de un complemento para la alimentación, en ningún caso sustituye las comidas que debemos consumir dentro de nuestro día.

También es un excelente antioxidante, es decir, ayuda a prevenir el envejecimiento. Y es un gran aporte para la hidratación de nuestro organismo.

El café 

El café es rico en potasio, uno de los minerales que favorece a las contracciones musculares, incluyendo las de tipo cardíaca.

Por otra parte al contener calcio, favorece al fortalecimiento de los huesos previniendo una posible osteoporosis y también ayuda a tener una excelente dentadura. Otro de sus componentes es el magnesio, el cual se asocia en la ayuda del equilibrio del sistema nervioso.

En algunos casos ayuda a prevenir la formación de cálculos renales y biliares. Además, al contener cafeína ayuda a la memoria y la concentración.

En su dosis justa, ayuda a combatir jaquecas, también es un excelente diurético y por su contenido de cafeína ayuda en el proceso digestivo. Y aumenta tu nivel de endorfinas.


sábado, 3 de agosto de 2013

¿Podríamos mover al Sol?

En algún momento en un futuro lejano, nuestros descendientes podrían querer trasladar al Sol. Pero tan loco como suena, la física dice que podría funcionar. Y así es como lo harán.

Una civilización de tipo Kardashev I tendría que usar todo el poder de un planeta. Los del Tipo II,usaría un sistema estelar, y una del Tipo III aprovecharía la energía de una galaxia entera. Es alucinante pensar en la ingeniería necesaria para reorganizar las estrellas de una galaxia.

Lo anterior - La Escala de Kardashov - es un método propuesto en 1964 por el astrofísico ruso Nikolái Kardashov para medir el grado de evolución tecnológica de una civilización. Tiene tres categorías, llamadas Tipo I, II y III, basadas en la cantidad de energía utilizable que una civilización tiene a su disposición, que se incrementan de manera exponencial. Estas categorías también están basadas en el grado de colonización del espacio. En términos generales, una civilización de Tipo I ha logrado el dominio de los recursos de su planeta de origen, Tipo II de su sistema solar, y Tipo III de su galaxia. La civilización humana se encuentra actualmente (año 2012) alrededor de 0,72, con los cálculos que sugieren que podemos alcanzar el estado de Tipo I en unos 100-200 años, de Tipo II en unos cuantos miles de años, y de Tipo III entre unos 100.000 a un millón de años. [Fuente: Wikipedia]

Pero, ¿es realmente posible mover una estrella? ¿Podemos realmente mover al Sol?

Esta idea fue propuesta por primera vez por el físico Dr. Leonid Shkadov en su artículo de 1987, "La posibilidad de controlar el movimiento del sistema solar en la galaxia".

He aquí cómo funciona.

Una futura civilización extraterrestre podría construir una estructura reflectante gigantesca en un lado de su estrella. La luz de la estrella rebotaría en esta estructura y la empujaría.

Si esta estructura reflexiva tiene suficiente masa, atraería con ella a la estrella por la gravedad. La estrella estaría tratando de empujar la estructura a la distancia, pero la estructura tiraría a la estrella junto con ella.
Si una civilización futura pudiese realizar este proyectp, sería capaz de "jalar" a la estrella alrededor de la galaxia, usando su propia luz como empuje. Al principio, no tendría mucha velocidad. Pero al dirigir la mitad de la energía de una estrella,podría moverla eventualmente a través de la galaxia.

En el transcurso de un millón de años, habría cambiado su velocidad de unos 20 metros / segundo. La estrella habría viajado unos 0,3 años luz, menos del 10% de la distancia a  Alfa Centauri. Si sigue así durante mil millones de años se movería miles de veces más rápido. Lo que le permitiría viajar 34 mil años luz, una parte importante de la galaxia.

De este modo, una civilización futura podría utilizar esta técnica para mover sus estrellas a mejores lugares, o incluso reorganizar enormes porciones de una galaxia para sus propios fines energéticos.

Esto puede parecer teórico, pero Duncan Forgan, de la Universidad de Edimburgo sugiere que busquemos extraterrestres que ya hayan desplazados a sus estrellas. Según él, se puede usar telescopios de búsqueda de planetas como el Kepler para detectar las firmas de luz extrañas que veríamos al usar un propulsor Shkadov (así se llama dicha tecnología de la megaestructura para mover estrellas). No hay nada en las leyes de la física que diga que no pueda reazlizarse.

Si te interesa leer más sobre el asunto pero en ficción, te recomiendo Mundo Anillo, de Larry Niven... es como Halo, pero algo aburrido a ratos. 

viernes, 2 de agosto de 2013

Las 8 etapas de esperar las escenas al final de los créditos

Me pasó recientemente con Iron Man 3... esperamos hasta el final para ver una sesión ridícula de terapia. He aquí lo que hacemos mientras esperamos esa escena final que ya suponemos y aparecerá en todas las películas.


  1. Satisfacción: ¡Pero que película tan buena¡ Vamos a quedarnos hasta el final de los créditos para ver que hay.
  2. Superioridad: Mira a esos idiotas, se van antes de que acaben los créditos. 
  3. Molestia: No hay nada que entretenga durante el pase de los textos... tendremos que esperar más.
  4. Tentación: ¡CHINGADA MADRE¡ Ya no aguanto la vejiga de tanto refresco y tengo que ir a hacer pipí.
  5. Distracción: ¿Pues cuántas personas se necesitan para hacer una película? ¿Qué tanto es un chorrito que se salga de pipí?
  6. Delirio: Caray... cuánto latino... mira, se filmó en Veracruz... Hace mucho que no salía esa actriz... ¿En ésta película sale o no sale Stan Lee?
  7. Esperanza: ¡AHÍ ESTA¡ El globo raro de alambre que quién sabe que significa pero es indicativo que ya se terminó.
  8. (a) Éxtasis: ¡WOOOOW! (b) Decepción: ¡No mamen! ¡Qué porquería¡ (c) Ira: ¿QUÉ? ¿NADA? ¿NO VAN A PONER NADA? 


... y recuerdas lo caro de las palomitas.