miércoles, 23 de octubre de 2013

Poemas de Rabindranath Tagore

Mi papá le escribe en una de las cartas dirigidas a mi mamá en 1971, un fragmento de un poema de Rabindranath Tagore, Busco en Google algo del material, y lo único que encuentro es una revista de 1950, escaneada en una biblioteca digital en Panamá.

Según la Wikipedia, Rabindranath Tagore, en idioma bengalí, রবীন্দ্রনাথ ঠাকুর, (Calcuta, 7 de mayo de 1861 - Calcuta, 7 de agosto de 1941) fue un poeta bengalí, poeta filósofo del movimiento Brahmo Samaj (posteriormente convertido al hinduismo), artista, dramaturgo, músico, novelista y autor de canciones que fue premiado con el Premio Nobel de Literatura en 1913, convirtiéndose así en el primer laureado no europeo en obtener este reconocimiento.

Tagore revolucionó la literatura bengalí con obras tales como El hogar y el mundo y Gitanjali. Extendió el amplio arte bengalí con multitud de poemas, historias cortas, cartas, ensayos y pinturas. Fue también un sabio y reformador cultural que modernizó el arte bengalí desafiando las severas críticas que hasta entonces lo vinculaban a unas formas clasicistas. Dos de sus canciones son ahora los himnos nacionales de Bangladés e India: el Amar Shonar Bangla y el Jana-Gana-Mana.

Y sin más tiempo que perder, he aquí los poemas a los que me refiero

------

Eres la nube de la tarde, que flota en el ciclo de mis ensueños.
A toda hora te imagino con los vehementes deseos de mi amor.
Eres mía, sólo mía; moradora de mis interminables sueños.
Rosados están tus pies con el resplandor que irradia mi corazón enamorado. Oh espigadora de mis cantos crepusculares!
Dulces y amargos son tus labios saturados con el sabor del vino de mi aflicción.
Eres mía, sólo mía; moradora de mis solitarios sueños.
La sombra de mi pasión oscureció tus bellos ojos; cazadora del abismo de las miradas mías!
Te he aprisionado y envuelto en la red 
Eres mía, sólo mía; moradora de mis inmortales sueños.

- o -

Tú me dejaste y seguiste tu camino.
Pensé guardarte duelo y engarzar tu solitaria imagen en mi corazón, forjada en un dorado cantar.
Marchítase la juventud hora tras hora; fugitivos son los días primaverales; cualquier cosa mata a las frágiles flores y el sabio me advierte que la vida no es sino una gota de rocío, en una hoja de loto.
Debo descuidar todo esto para mirar a aquello que me volvió la espalda?
Sería una locura; pues  el tiempo es corto, muy corto.
Entonces, que vengan hacia mí las lluviasas noches: que sonrían mis dorados otoños: que se acerque el despreocupado abril prodigando sus besos y caricias.
Venid vosotros, vosotros solos, mis amores, que sabéis que todos somos mortales. Es sabio, acaso, destrozar nuestro propio corazón?
Corto es el tiempo.
Es heroico acariciar nuestra tristeza y no querer ser consolado.
Pero un nuevo rostro me atisba a través de mi puerta y levanta sus ojos hacia los míos.
Qué puede hacer sino enjugar mis lágrimas y cambiar el tono de mi canción?
Porque el tiempo es corto, muy corto.

-o-

Tristes están tus interrogantes ojos; parecen escudriñar el significado do mis palabras, al igual que la luna sondea el mar.
Mi vida desnudé ante tus ojos, de un extremo al otro, sin retener, sin ocultarte nada. 
He aquí por qué tú no me conoces.
Si mi vida sólo fuera una joya, yo podría destrozarla en mil pedazos, engarzarlos en un hilo y colgarlos a tu cuello.
Si sólo fuera una flor, redonda, pequeña y fragante, la arrancaría de su tallo, la depositaría entre tus negros cabellos. 
Pero es un corazón, amada mía; un pobre corazón. ¿Dónde están sus playas, dónde su fondo?
Tú no conoces los límites de este reinado y sin embargo, eres la soberana.
Si existiera un solo momento de placer, florecerían en una fácil sonrisa y tú lo verías en un momento.
Si fuera simplemente un dolor, se derretiría en límpidas lágrimas, reflejando su más íntimo secreto, sin proferir palabra.
Pero es el amor, amada mía: es el amor.
Sus placeres y sus dolores son ilimitados, e incansables son sus riquezas y sus necesidades.
Está tan cerca de ti como tu vida misma: pero nunca le conocerás; 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada