jueves, 30 de enero de 2014

La estresante vida de las crías salvajes

El acecho de un depredador, un frío de 40 grados bajo cero, la ausencia absoluta de la madre o de un hermano homicida son tan sólo algunos de los peligros que viven los vulnerables cachorros salvajes unos segundos después de nacidos. 

Sin duda, el ser humano es afortunado. Muchos de nosotros no recordamos los primeros años de nuestra existencia, pero sí sabemos que nuestros padres -o bien, otra persona- nos proporcionaron todo lo necesario para llegar sanos y salvos a una etapa en la que pudiéramos desenvolvemos de manera independiente. Si un sujeto mayor no nos hubiera alimentado, protegido del frío o puesto las vacunas necesarias para no enfermar, difícilmente habríamos sobrevivido. Pero no todas las especies tienen con la misma suerte. En el libro 

El origen del hombre, Charles Darwin expone que "sentimos en nosotros ciertos instintos que también son comunes a los animales, tales como el de conservación, el amor sexual, el de la madre a sus hijos -principalmente los recién nacidos- y el de mamar, entre otros". Sin embargo, los obstáculos y los riesgos a los que debemos enfrentarnos son radicalmente distintos. Los peligros que acechan a las crías de los animales salvajes son incontables, pero definitivamente uno de los más evidentes es la depredación. Clarissa R Solís Ávila, bióloga de la Facultad de Ciencias de la UNAM, manifiesta que "en territorio salvaje, la mayoría de las crías muere debido a que son depredados por otros animales, a que son asesinados por adultos de la misma especie e, incluso de la misma colonia o manada, y muy frecuentemente por sus propios hermanos o padres". Todos los cachorros son susceptibles de ser atacados. Algunos cocodrilos pequeños, por ejemplo, son devorados por otros más grandes. Lo mismo sucede con algunas especies de insectos que, al verse privados de alimento, se comen incluso a sus propios hijos. En otros casos, el agresor únicamente mata a las crías para apropiarse del liderazgo de una manada o para demostrar su dominio a los demás ejemplares.

Otro de los riesgos, no tan obvio como la depredación, más igual de contundente, es el clima. "Las condiciones ambientales adversas son una de las principales causas de la mortalidad de las crías en la naturaleza", explica Mario Castañeda Sánchez, biólogo de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio). Los bebés necesitan de un sitio que tenga las condiciones idóneas para sobrevivir. Las madres de los leones suelen buscar un árbol frondoso para que sus cachorros descansen en su sombra y puedan protegerse del calor abrasador de la sabana. Con su propio cuerpo, los pingüinos proporcionan el calor necesario para la incubación de sus crías. En un curioso caso registrado por los cineastas Beverly y Dereck Joubert en el documental El ojo del leopardo, una hembra que devora a una madre babuino se percata de que entre los restos del primate yace su cría aún viva. Extrañamente, el felino no mató al bebé sino que actuó como si lo adoptara y lo subió consigo a la copa de un árbol. No obstante, el pequeño amaneció muerto: pese a haber sobrevivido a lo que parecía una inminente agresión de su depredador, no pudo resistir la ausencia de calor que provenía del cuerpo de su madre y murió de frío. Las características geográficas del hábitat de las especies también son factores determinantes en su supervivencia. 

Muestra de ello es que, aunque las aves forman sus nidos en las ramas de los árboles para evitar la agresión de otros animales, los pequeños polluelos recién nacidos pueden caer y morir debido al impacto. Por si fuera poco, el alimento no siempre está garantizado. Las leonas, por ejemplo, deben dejar a sus cachorros en un lugar que se encuentre lejos del alcance de otros animales. Pueden pasar una noche entera en espera de la presa que nutrirá a sus bebés. Después de varias horas de emplear sus mejores estrategias de batalla y conseguir la deseada cena, uno o varios machos o un grupo de hambrientas hienas pueden arribar para arrebatarle el alimento. Exhaustas y con las manos vacías buscan incesantemente una nueva presa para que sus pequeños no mueran de inanición. Paradójicamente, las madres, las cuales saben que la única manera de cerciorarse del bienestar de sus descendientes es estando cerca de ellos, tienen que ausentarse constantemente para ayudarles a sobrevivir.

LA LEY DEL MÁS FUERTE 

"Todas las criaturas orgánicas están sujetas a la más dura competencia", sentencia Darwin en El origen de las especies. La compleja dinámica de vida en los territorios salvajes es una prueba fehaciente de ello. La encarnizada insistencia de los depredadores por conseguir una tierna cría para alimentarse puede parecernos despiadada, violenta e incluso injusta, pero tiene su razón de ser. Para comprobarlo basta preguntarnos: ¿qué sucedería si el más fuerte no devora al más débil? En el mismo texto, Darwin manifiesta que "no hay excepción a la regla de que todo ser orgánico procrea en proporción tan elevada, que si no se diera la destrucción de sus individuos el globo terráqueo estaría cubierto por la descendencia de una sola pareja". En los seres humanos, los planes de control de natalidad, entre otros, fungen como reguladores de la reproducción de la especie. En los territorios salvajes, el regulador es la depredación. Pero al analizar el balance entre la vida y la muerte en la naturaleza es imposible no sorprenderse con el perfecto equilibrio que favorece la preservación de las especies.

Normalmente, los seres que serán devorados por su 'verdugo' se multiplican en mayor número que él. Algunas plantas que alimentarán a las aves producen una cantidad de semillas mucho más elevada que el número de polluelos que podrían engendrar sus depredadores. Con esta prolífica procreación, la presa se mantendrá lejos de la extinción, aunque caiga en las manos de su depredador en incontables ocasiones. Otro ejemplo se presenta en los elefantes. A diferencia de otros animales, las hembras suelen tener una sola cría por parto. Sin embargo, el bienestar de su progenie no se somete al mismo riesgo que el de muchas crías cuyas madres engendran varios individuos en una sola ocasión: el elefante bebé casi nunca estará expuesto a las fauces de un depredador; la madre difícilmente se separa de él y, en su ausencia, las hembras de la manada lo cuidan y protegen.

Mario Castañeda manifiesta que la cantidad de bebés también forma parte de las estrategias de supervivencia de los seres vivos. Según el investigador de la Conabio, una de estas tácticas "consiste en la gestación de pocas crías por evento reproductivo, pero provistas de cuidados parentales que aseguran su sobrevivencia y otra estrategia reside en gestaciones de numerosas crías desprovistas de cuidados de los padres, de modo que su gran cantidad asegura que algunos individuos alcancen la etapa adulta". Las inhóspitas y extremas condiciones que rodean a los bebés salvajes también han favorecido la capacidad de pelear de muchos de ellos: las especies que pierden a sus madres en el momento mismo en que llegan al mundo poseen características que favorecen su lucha por la existencia. Otros animales demuestran que su instinto de conservación es más fuerte que su vulnerabilidad o que la protección de su progenitora; muestra de ello son algunos peces que desde el vientre materno se enfrentan en una batalla a muerte contra sus hermanos para poder ver la luz de su hábitat.

"En muchas especies de animales se da una fuerte rivalidad entre las crías; éstas compiten por los recursos que aportan los padres. Comúnmente, las primeras en nacer son las que sobreviven, pues en general son más grandes y fuertes mientras que las segundas o terceras mueren por ser más débiles", dice la bióloga Clarissa Solís.

ADULTOS INVENCIBLES

La selección natural habilita a aquellos que en un primer momento nos parecen indefensos para emprender una carrera llena de dificultades y amenazas. Si algún día alcanzan la madurez, se mostrarán orgullosos ante otras especies como guerreros vencedores de un combate a muerte que comenzó el día en que nacieron. En El origen de las especies, Darwin manifiesta que "mientras reflexionamos sobre la lucha por la existencia, debe consolarnos la idea de que no es incesante la guerra de la naturaleza ni produce temor, que la muerte está pronta a sobrecoger al más débil, y que los más saludables, los más vigorosos y los más felices sobreviven y se multiplican". Así cada vez que nos asombremos con la majestuosa presencia de un animal salvaje adulto, sabremos que ese ejemplar es un feroz guerrero que ha sudado sangre para ganar su lugar en esa manada, en ese territorio, en ese ecosistema, en este mundo.

miércoles, 22 de enero de 2014

Todo lo que dejamos atrás

¿Qué es lo que dejamos tras nosotros? No, no me refiero a los restos de comida o a la ropa sucia… sino a lo que queda de nosotros una vez que nos hayamos ido para siempre. 

Hace 10, 20 o 30 años, si hubiese muerto inesperadamente, mis cosas, las cosas que hubiera dejado habrían sido muy diferentes a las de hoy. Hojas con garabatos, papeles de la oficina, montones de revistas, pocas fotos mal tomadas, y un montón de chucherías. Todo lo que poseía contaría un poco de mi historia, quizás no mucho, o quizás algunos de mis objetos personales no pudiesen contar lo suficiente. La imagen que se tendría de mi estaría unida a mis pertenencia, a mis imágenes y a mis palabras escritas… con el desgarre que el tiempo le da a las cosas, los recuerdos de mi persona pronto se perderían en el tiempo (como lágrimas en la lluvia, parafraseando a Roy en la cinta Blade Runner).

¿Y ahora? Baterías recargables, memorias USB, cientos de miles de fotos digitales, mi cuenta de Twitter, la de Facebook y demás redes sociales; mi blog, las conversaciones y los argumentos en Internet… pistas y claves que dejo detás, trazando con cada una mi personalidad. Lo que escribo (lo que escribimos) se va quedando como huella que traza nuestro camino, y en algún lugar están y seguirán estando almacenados esos ratsros... incluso mucho tiempo después de nuestra partida.


Dejamos esas huellas a cada momento; tenemos la oportunidad de escribir nuestra propia herencia en cierto orden, a pesar de que parezcan simples o vanos, cada twit, cada comentario, cada foto, todos esos detalles indica cómo pensamos y registra lo que estamos haciendo. Al fin de cuentas, no es todo lo que realizamos; es tan sólo lo que elegimos decir… muchas actividades quedan fuera. ¿Cuáles has elegido compartir?

Piensa en ello… realmente detente un momento a pensar en ello. Si mañana ya no estás, o incluso si alguien te lee en 20 años… ¿Qué es lo que aprenderán de ti?

lunes, 20 de enero de 2014

100 puntos de vista sobre México... de un brasileño

México es un país  con costumbres, modos de hablar, de actuar y diferentes hábitos que pasan sin percibirse, pasamos el día a día sin percatarnos de estas pequeñas actitudes que nos caracterizan. Pero ¿qué pasa cuando un extranjero las toma en cuenta y hace una lista sobre ellas?

Vinicius Covas es un estudiante brasileño de periodismo que vivió durante 2013 en el país y cada detalle de los mexicanos lo fue anotando, al final, hizo una lista con las 100 impresiones que se lleva de México y sus habitantes.

Para él, en México los tacos tienen apellido, ya que existen tacos de todo tipo, tacos al pastor, tacos dorados, tacos de barbacoa, de flauta, de parrilla, etcétera.

Sus impresiones sobre el país van desde la riqueza cultural, pasando por la gastronomía, la sociedad, el transporte público e incluso la política, la manera de hablar, el futbol y el narcotráfico.

Aquí la lista de sus impresiones:

1. México es mayor de lo que yo pensé que fuera, y mucho mayor de que lo que el propio México piensa que es.
2. México no es solo sombrero, chile y mariachi.
3. México es calor, frío, mucho calor y mucho frío. Generalmente todo eso en el mismo día.
4. México tiene dos capitales. Una arriba de la tierra y otra abajo, con su increíble Metro.
5. La capital de abajo de la tierra tiene menos tráfico que la de arriba.
6. Yo no sé lo que es peor en México: el narcotráfico o el tráfico.
7. México tiene uno de los Metros más baratos del mundo. Pero, si incrementan 2 pesos los chilangos se saltan la ruleta.
8. El Metro de México es un shopping en rieles. Y casi siempre un antro con DJs ambulantes.
9. El transporte por ferrocarril y el BRT mexicano funciona muy bien. Se puede viajar por toda la capital usando Metro. No sé porque hay tanto coche en las vías.
10. México es el país con el más alto nivel de contaminación del continente americano.
11. “Ahorita” es el diminutivo de “ahora”, pero es casi siempre usado como “dentro de un rato”
12. En la verdad, se usa “ahorita” para cualquier cosa.
13. “Wey” (o “guey”) es un saludo obligatorio. Pero con reglas: una mujer puede llamar una mujer de “wey”. Un hombre puede llamar a un hombre de “wey”. Mujer puede llamar un hombre de “wey”. Pero, un hombre no puede llamar una mujer de “wey”. Está en la Constitución mexicana.
14. “Qué onda, wey?” es el “Whats up, dude? mexicano”.
15. “Muy Padre” no es que existen muchos padres de la iglesia. “Muy Padre” es algo como “cool”. Poca Madre también es algo muy “cool”. En suma: Padre es mucho y Madre es poco. ¿Machismo?
16. En México todo es “muy padre!”
17. ¡Híjole! Nunca intenté entender el slang mexicano, wey. ¡Aguas! con el slang en doble sentido: ¡Ándale! no es para salir andando. Ni ¡Órale! para comenzar a orar.
18. Si tú eres mexicano, pero no naciste en la Ciudad del México, tú eres de provincia. Es como si fuera una categoría abajo de “gringo”.
19. Si tú vives en la Ciudad de México tú eres chilango y uno de los 20 millones de habitantes de la ciudad.
20. El mexicano defiende con uñas y dientes la ciudad que lleva su acento.
21. En México deben existir 365 tipos de comida. Una para cada día del año. Cada día que pasa tú descubres una nueva comida.
22. En México la comida tiene nombre, apellido, sello postal y una historia.
23. En México se le pone limón a casi todo.
24. En México casi todo se come con maíz.
25. En México casi todo se come con chile.
26. En México se come casi todo.
27. En México casi todos los restaurantes, tienen en sus mesas, unos recipientes con chile.
28. Nunca preguntes a un mexicano si un chile es fuerte. Aunque diga que no sea, lo es.
29. En México los tacos tienen apellido. Tacos al pastor, tacos dorados, tacos de barbacoa, de flauta, de parrilla...
30. En México decir que los burritos son como una comida típica es casi un crimen. Aunque sea, de hecho, una comida con orígenes mexicanos. “Es Tex-Mex”, ellos dicen...
31. En México el agua tiene sabor. Hay agua de chocolate, de cebada, de piña, de raíz, de melón, de caña, naranja, fresa, de arroz... y hasta de agua.
32. En México el desayuno es sagrado. En realidad, es la primera comida del día. Masa de maíz rellenada, atole, quesadillas, pozole, chilaquiles, molletes, hot cakes…
33. Para el mexicano es Dios en cielo y tacos en la tierra.
34. En México tú puedes engordar inhalando la grasa de los tacos, gorditas y quesadillas.(-.-)
35. En México, tacos se comen con las manos. También se hacen con las manos. Pero, quien hace, no toma el dinero.
36. De todas formas es mejor no saber cómo son hechos los tacos en la calle. Ojos que no ven, corazón que no siente.
37. En México si tú haces una cita con alguien a las 12pm, significa que es a la 1pm. O después.
38. No es por nada que la principal emisora de televisión tiene 3 canales: uno que exhibe la programación actual, otro que exhibe la programación una hora retrasada y otro con la programación dos horas atrasadas.
39. En México para todo se paga propina. En el baño, mientras limpias tus manos, alguien te ofrece papel para secar. No es amabilidad, es una manera innovadora de pedir propina.
40. En México tú tienes que salir a la calle con unas monedas en el bolsillo. Alguien irá a pedirte. (En Brasil también)
41. En México tú nunca pagas lo que el lector del súper enseña. Siempre se redondea.
42. Y si el cajero no te ofrece una recarga en el teléfono, ganas una recarga gratis.
43. En México los supermercados tienen una gran pelea declarada en la publicidad. O tú vas al super o a “la comer”. En el “super”, “cuesta menos”.
44. En México el precio del camión es de acuerdo con su destino. Hasta 5KM es un precio, más cuesta otro precio.
45. En México es común ver la riqueza de un lado y la pobreza del otro. Cuando están del mismo lado, el pobre es empleado del rico.
46. Los mexicanos creen poco en el México. Pero tienen un gran orgullo por ser mexicanos. Además de todo.
47. El mexicano tiene orgullo de su historia y hace de todo para que no se olviden de los héroes del pasado.
48. El extranjero gusta mucho de México.
49. San Miguel de Allende fue electa la mejor ciudad del mundo, y por ironía, la ciudad tiene más extranjeros que mexicanos.
50. No todos los mexicanos se van a los Estados Unidos, cruzando por la frontera, en busca de oportunidades. En el México también existen oportunidades y medios legales de viajar al país vecino.
51. La segunda ciudad con el mayor número de mexicanos, no es una ciudad mexicana. Es Los Ángeles.
52. En realidad, grandes ciudades americanas pertenecían antiguamente a México. Qué ironía
53. En el México el voto no es obligatorio, pero 500 pesos hacen ser.
54. El actual presidente del México fue electo sin que nadie lo eligiera. Es lo que parece...
55. En el México existe un sindicato que se llama CNTE. Prefiero no comentar acerca de eso... (No sé si es CNTE o SNTE. Perdón si ofendí alguien)
56. Los maestros del México no gustan de ser evaluados. Cuando eso ocurre, ellos salen de las escuelas y van para la calle evaluar el gobierno. (En la verdad, no entiendo mucho bien acerca de eso. Pido un perdón a los maestros, si estoy equivocado. Perdón)
57. México tiene uno de los hombres más ricos del mundo y 45.5% de la población del país es pobre.
58. Carlos Slim gana 27 millones de dólares por día. El salario mínimo mexicano es de 64 pesos/día. Un mexicano (Carlos Slim) recibe el salario de 4 millones y 756 mil mexicanos.
59. Sin embargo, Carlos Slim ha construido el Museo Soumaya, que tiene el nombre de su mujer. Todo original.
60. México es uno de los países más ricos en recursos naturales del mundo. Metales preciosos, petróleo, oro, cobre, plata, gas natural... No sé porque es considerado pobre.
61. México no olvida los héroes de su historia.
62. México es el país de todas las civilizaciones. Totonaca, maya, tolteca, olmeca, azteca...
63. La impresión de la camisa que tú comprarás en Cancún, estará en inglés.
64. En Cancún, el mexicano trabaja y el extranjero se divierte.
65. Playa del Carmen es mejor que Cancún.
66. En el Caribe Mexicano hay sol todos los días del año.
67. México nunca morirá por falta de turismo.
68. En Cancún las cosas tienen dos precios: uno para turistas y otro para mexicanos.
69. En México los hombres se saludan con un apretón de manos, después un abrazo y después otro apretón de manos.
70. En México las novelas son puro drama.
71. El mexicano es amigable.
72. En México la misma palabra puede ser escrita de dos maneras: en la manera formal original o con acento. En la verdad son los diminutivos, pero casi todo lleva acento.
73. La navidad mexicana sin piñata no es navidad en México.
74. Si la Selección Mexicana gana, ella es la mejor del mundo. Si pierde, es la vergüenza del país.
75. Las portadas de algunos periódicos mexicanos son así: de un lado una mujer desnuda y del otro lado una persona muerta.
76. Algunos políticos mexicanos gastan más con publicidad en la campaña , que con las inversiones destinadas al gobierno del pueblo.
77. En México ni las abuelas quieren el Nieto (presidente mexicano)
78. Antes de agarrar un taxi en México, vea si el taxista ha puesto su identificación en el vidrio de la ventana.
79. Día de muertos mexicano es una de las tradiciones más fuertes que yo he visto en mi vida. Se hace una comida que al muerto le gustaba y se come con “él” en su tumba. Se toca música y se “celebra” su muerte. Los panteones se ponen bonitos. Es emocionante.
80. En realidad, en México nadie muere.
81. El mexicano vive enamorado del tequila, pero es amante del mezcal.
82. En México 3 cosas son sagradas: La mamá, la bandera mexicana y la Virgen de Guadalupe
83. En México existen dos tipos de personas: buena onda y mala onda.
84. La lucha libre es una gran mentira, pero es la mentira más chistosa que me han dicho. Muy padre!
85. La otra lucha es la de los mexicanos, que casi siempre no es muy libre, y es para combatir la mentira (de los gobiernos).
86. Hablando de mentiras, 28 de diciembre mexicano es un día complicado. Mentira, no es no. Mentira, es sí.
87. México tiene fama de ser peligroso. ¡Es una pena! Existen tantas cosas buenas en el país que podrían tener más fama.
88. De hecho, el México tiene su lado peligroso. Ese lado está en las primeras portadas de algunos periódicos da la prensa amarillista.
89. En México la música tiene un gran papel extremadamente importante. Aunque se esté perdiendo entre los jóvenes, existe un movimiento para mantener la tradición mexicana.
90. La Ciudad de México es una de las ciudades mexicanas menos “… de México”. Vale la pena viajar para otros lugares del país para conocer mejor la cultura mexicana.
91. El Bosque Chapultepec, con sus 747 hectáreas de área verde, respira por toda Ciudad de México gris. Por lo mientras…
92. México tiene un problema con la contaminación de agua y aire. El país necesita de la ayuda del Capitán Planeta.
93. En México es prohibido tomar bebida alcohólica en vías públicas. Fuera de las vías púbicas no es prohibido tomar nada, ni cerveza, tequilla, café, sal, limón y chile. Ellos gustan.
94. La Selección Mexicana de futbol es el equipo del América de uniforme verde. Incluso el técnico. Creo que el equipo de uniforme amarillo ganaría al equipo de uniforme verde.
95. En todos los lugares de México. encontrarás un Sanborns.
96. México es siempre retratado en las películas de Hollywood como el país de las drogas y de los cárteles. No sé cómo el gobierno mexicano aún permite eso. Hable bien, hable mal, pero hable de mí.
97. En México es muy fácil viajar en el tiempo. En algunas ciudades tú vives en siglos pasados y en otras tú vives en el futuro.
98. En la verdad, la noción del tiempo en el México también cambia mucho. No tengo ninguna duda que en los pueblitos del país el día tiene más de 24 horas.
99. México es el país de aquellos que aún tienen sueños.
100. Una impresión acerca de Vinicius Covas: él está encantado con México.

lunes, 13 de enero de 2014

Cómo hacerse pato y vivir de la gorra

El sueño de todo paria (la cantidad de estos individuos es impresionante) es obtener todo sin tener que sacar un centavo de su bolsa. Y aunque diferentes investigaciones han demostrado que esto es virtualmente imposible; tenemos algunas técnicas infalibles que, con un poco de práctica, te ahorrarán una considerable cantidad de dinero. Sólo hay un inconveniente: ya no tendrás amigos. ¿Eso a quién le importa?

En un restaurante

Para consumar tu obra ahorrativa, es importante que invites de tres a cinco amigos a la mesa, de preferencia con un poder adquisitivo alto. No te límites y propón el lugar más exclusivo de México (¡Hey! , tú te lo mereces). Después de haber peinado el menú y la carta de vinos, y cantar La marcha a Zacatecas con eructos de satisfacción, pide la cuenta como el gran señor que eres. Al momento en que ésta llegue, párate discretamente y dirígete al baño. La paciencia no es una virtud, por lo que tus amigos se cansarán de esperarte y, con el dolor de su corazón, liquidarán la cuenta. Trata de buscar lugares con sanitarios limpios, pues para que funcione el truco deberás aguantar las flatulencias durante 40 minutos.

Boletos de concierto, cine o teatro

Sondea entre tus conocidos quién asistirá al reencuentro de tu grupo de los 80s favorito. Acto seguido, pídele con ojitos de borrego a medio morir que por favor te preste para las entradas, porque "tienes que comprar las medicinas de tu bisabuela enferma". El individuo en cuestión se conmoverá tanto que a la voz de "no te preocupes, yo invito", tendrás tus boletos de forma gratuita. Si no es así y te presta el dinero, escoge a una persona que hayas visto una vez, así tendrá tanta pena de cobrarte que se resignará a perder.

Transporte público

Consigue un billete de 500 pesos. Al momento en que le digas al chofer tu destino y te cobre dos pesos, muéstrale orgulloso tu papel moneda. Una de dos: puede dejarte pasar porque es una persona que comprende que no tienes cambio, o puede echarte de su unidad. En cualquiera de las dos evitarás el pago. Esto se aplica en taxis, trolebús y calandrias. En el metro ni lo intentes, ahí siempre tienen cambio.

Coperacha

Nunca falta el imbécil que propone, después de una cascarita sabatina, que se haga una cooperación para comprar refrescos, tortas o cualquier bebida de carácter embriagante. Aunque es más difícil escaparse, siempre hay una puerta trasera. Para evitar pagar, junta tú mismo el dinero y pide, a cada uno de tus amigotes, la tan ansiada morralla. Como es lógico, faltará tu parte. ¿Qué hacer? Ponte histérico y reclámales que alguien falta de dar; en la confusión, y para evitar que llames al policía de la esquina, todos volverán a mocharse. Practica los gestos de indignado, estreñido, tarado o loco.

Espectáculos culturales

La parte más noble de la gorra. Además de cultivarte en exposiciones en casas de cultura, museos, explanadas o delegaciones (y uno que otro baile popular), tendrás la oportunidad de ingerir buen vino, canapés o cualquier chuchería. Recuerda, la gorra es de quien la trabaja.

¿Cuáles trucos conoces tu?

jueves, 9 de enero de 2014

Si algo salió mal

Si algo salió mal, yo lo hice. Si algo salió más o menos bien, entre todos los hicimos. Si algo salió muy bien, tú lo hiciste. Esta es la actitud que debemos tomar para que los demás ganen partidos de futbol por nosotros. 
— Bear Bryant, entrenador de futbol americano

miércoles, 8 de enero de 2014

Santo, el enmascarado de plata; un héroe de carne y hueso

No vuela como Superman ni trepa edificios como el Hombre Araña, pero al igual que cualquier superhéroe, ha luchado contra enemigos que intentan dominar al mundo. Su ingenio derrotó a luchadores, a las momias de Guanajuato, a las seductoras mujeres vampiro, a zombies y karatecas. Pero su máxima victoria no fue arriba del ring, en un comic o en una película: El Santo alcanzó la gloria cuando, en dos de tres caídas, ganó la inmortalidad. 

En el libro Santo, el Enmascarado de Plata. Mito y realidad de un héroe mexicano moderno, Álvaro A. Fernández introduce su investigación con una frase de T. Carley: “La sociedad se basa en el culto del héroe”. Toda dignidad jerárquica en que se cimienta la asociación humana es lo que llamaríamos heroarquía o jerarquía, porque es sagrada también”. El héroe se distingue por sus hazañas o virtudes. Es un individuo que encarna la posibilidad: en él, la perpetuidad del miedo, la maldad, de la crueldad puede encontrar, por fin, un antídoto. La justicia tiene su fin, el sufrimiento, también. El héroe tiene en sus manos el poder de aniquilarlas. Y cuando eso suceda, el resultado será inevitable: La sociedad rendirá un eterno tributo a quien convirtió sus sueños en realidad.

El héroe del que hablaremos usaba máscara de color plata. No era de gran musculatura, calzaba botas e intentaba ocultar su identidad a como diera lugar. En sus innumerables apariciones cinematográficas siempre encontró la fórmula para vencer a personajes de apariencia terrorífica. En cada pasaje de historieta le devolvió la justicia a los indefensos y se consagró en la eterna victoria. Pero eso no era todo: para verlo hacer gala de su valentía sólo hacía falta pagar una entrada de lucha libre. A diferencia de los fanáticos de Batman, los de este enmascarado podían presumir la fotografía en la que lucían dándole la mano a su ídolo. Él era de carne y hueso, aunque cruzara los límites entre la ficción y la realidad. Como todos los héroes, tenía un nombre; se llamaba Santo.

SIN LÍMITE DE TIEMPO

El público, enardecido, gritaba con todas sus fuerzas. La arena vibraba llena de vida. Los espectadores abandonaban las butacas para golpear el aire. Ese 26 de julio de 1942, un nuevo luchador del bando de los rudos había subido al ring para enfrentarse al Lobo Negro y demostrar de todo lo que era capaz. Cuando  su contrincante comenzó a ganar la partida, el enmascarado cometió faltas y rasgó la camisa del réferi, quien decidió descalificarlo. El público permaneció boquiabierto: ¿de dónde provenía ese sangriento personaje?

Antes de esta pelea, el Santo ya había emprendido algunas batallas sin éxito. Su carrera en el pancracio nacional comenzó en 1935 (tenía tan sólo 18 años) pero en aquel momento no logró trascender. Su identidad se transformó en varias ocasiones: primero Rudy Guzmán, después El Hombre Rojo y, más tarde El Murciélago II. Fue en 1942 cuando su entrenador, Jesús Lomelí, le propuso tres opciones para comenzar de nuevo: El Santo, El diablo o el Ángel, Rodolfo escogió la primera. 

Desde que adoptó su nueva identidad, el Santo comenzó a cosechar éxitos: en 1944 se alió con Gori para crear “La Pareja Atómica”, uno de los duetos inolvidables de la lucha libre. Más adelante se convirtió en el ganador del Campeonato Mundial de Peso Walter. Sin embargo, uno de los momentos clímax de su renacimiento llegó en 1952, cuando tras una sangrienta batalla despojó de su máscara a su más grande rival de aquella época: Black Shadow. Durante esa pelea, el público se rindió a sus pies sin poner resistencia. “El luchador es un psicólogo natural que mueve las masas. El Santo obligaba a los aficionados a perder la razón”, dice Alfonso “Doctor” Morales, cronista de box y lucha libre.

NACE UN HÉROE

El 3 de septiembre de 1952, José G. Cruz publicó por vez primera la historieta Santo, el Enmascarado de Plata. En este popular cómic, el ya prestigioso luchador entró a un ring más complejo que el de las arenas: el mundo exterior, en el que sabía enfrentarse a los malos para defender a los buenos.

La popularidad de la historieta no se hizo esperar. Al inicio, esta publicación era semanal. Posteriormente, se empezaron a publicar tres capítulos por semana y poco tiempo después alcanzó un tiraje de 550 mil ejemplares por capítulo. Para la mayoría de los estudiosos del fenómeno del Santo, la publicación de este comic es un punto clave: al parecer, sus aventuras impresas fueron las que transformaron de célebre luchador a ídolo inmortal. Gracias a la historieta, el Santo se convirtió en el héroe que México no tenía. Los superhéroes estadounidenses sólo aparecían en los cómics.

Este héroe a la mexicana existía en carne y hueso. El Santo comenzó a tomar fuerza debido a dicha publicación, él fue el pionero en ese medio. Ningún otro luchador había recorrido el camino de la historieta, un medio impreso de precio totalmente accesible que era consumido por una gran parte de la población. Antes del Santo, el superhéroe en las historietas mexicanas era Kaliman, pero a él no lo veían caminando en las calles. Las aventuras del Enmascarado de Plata plasmadas en el papel lo transportaron directo al heroísmo y al culto.

UNA VOLADORA AL CINE

En 1952, el Santo recibió una oferta del director René Cardona: Protagonizar la película El Enmascarado de Plata. Sin embargo, no la aceptó (al parecer porque no lograron un acuerdo respecto a la cifra que se le pagaría al luchador) y el llamado Médico Asesino interpretó al personaje en su lugar. Su debut vino después, en 1958, con dos cintas de bajísimo presupuesto filmadas en Cuba. Las primeras películas en las que participó fueron Santo vs. el cerebro del mal y Santo vs. los hombres infernales, de Joselito Rodríguez. Éstas marcaron el inicio de más grande mito del género afincado mucho antes en el ring, la historieta y la televisión. 

Con estos filmes comenzó una prolífica producción cinematográfica relacionada con la lucha libre. Pese a que se realizaban con un presupuesto modesto, estos productos acapararon la taquilla durante casi dos décadas. La crítica, en cambio, nunca los vio con buenos ojos. Diálogos dichos por el Santo, como” estoy siendo objeto de una seducción infernal”, fueron descuartizados por la prensa, y los errores técnicos como los evidentes murciélagos de goma en Santo vs. las mujeres vampiro (1932), ofendían a los círculos intelectuales del país. No obstante, esos mismos elementos convirtieron a las películas protagonizadas por el enmascarado en exitosas producciones a escala internacional. Tan sólo en París se les estudió como cine de arte y en Líbano se construyó un cine con el nombre “Santo, el Enmascarado de Plata”. 

Incluso la cinta Santo vs. las mujeres vampiro lo convirtió en un personaje de culto alrededor del mundo. Los enfrentamientos del Santo contra hombres lobo, inquisidores, alienígenas cachondas, gángsters, cerebros diabólicos e incluso la mismísima Tigresa, entre muchos otros peligros latentes, provocó que sus películas movieran al mismo tiempo a la risa involuntaria, al asombro fantástico y, por supuesto, a la emoción de la lucha libre. 

Por otro lado, la presencia del Santo en el mundo del cine lo terminó de consagrar como héroe nacional. En sus películas luchaban incansablemente contra el mal y tanto las víctimas como los otros personajes lo concebían como el único salvador dentro de un mundo lleno de injusticia. Muestra de ello es lo expresado por Dagoberto Rodríguez, jefe de policía en Santo vs. los zombies (1932): “Santo es una leyenda, una quimera. La encarnación de lo más hermoso: el bien y la justicia. Ese es el Santo, el Enmascarado de Plata”. Por su fuera poco, esta figura heroica y encantadora se encontraba más cerca que nunca del público.

El Santo se volvió parte de la vida cotidiana. Era un héroe que no sólo estaba en la pantalla, también en la tele, los cómics, las revistas, el ring. Ese imán de taquilla que tuvo después de su encumbramiento se debe a la mediatización que tenía. Si a ese momento cinematográfico se le suma que el Santo tenía un gran carisma, una amplia trayectoria, una personalidad altruista, una intensa presencia en todos los medios y que Rodolfo Guzmán se fundió con el enmascarado, se obtiene como resultado al personaje heroico en el que se convirtió.

El Santo ya era un ídolo. Era posible leer sus aventuras en el cómic, sus fanáticos podían verlo pelear en la Arena México, los niños jugaban con figuras de plástico que portaban la máscara plateada, las multitudes acudían a las salas a ver sus películas. Su popularidad y publicidad heroica y aventuras eran tales que dejó la esquina ruda y sangrienta y decidió cambiarse al bando técnico. Entonces el público se le entregó y lo hizo favorito.

EL PRINCIPIO DEL FIN

En 1980, mientras luchaba junto al Huracán Ramírez y Black Shadow contra Los Misioneros de la Muerte, el Santo Sufrió un infarto. Se le implantó un marcapasos y se le sugirió que abandonara el pancracio, pero continuó luchando hasta el 12 de septiembre de 1982. En aquella fecha, el cartel de El Toreo Cuatro Caminos anunciaba una pelea legendaria: El Perro Aguayo y los Misioneros de la Muerte se enfrentarían al Huracán Ramírez, El Solitario, Gori y el Santo, luchador que emprenderá su última batalla. Entre mariachis y llanto, los fanáticos lloraron la despedida de quien había sido su ídolo por más de 40 años. 

Para muchos, el momento en que el Santo mostró su rostro fue tan sólo un indicio de que el final se acercaba. En enero de 1984, en el programa Contrapunto, el Santo levantó su máscara (durante un corte comercial) para revelar a Rodolfo Guzmán, un ser totalmente desconocido. Tan sólo 10 días más tarde, apareció un titular en la revista Alarma! que los fanáticos nunca habrían deseado leer: “Se nos fue el Santo al cielo”. Rodolfo Guzmán murió de un infarto al miocardio, pero el héroe jamás perderá la inmortalidad. 

A la fecha, el Santo es el único personaje heroico de México que ha alcanzado ese alto nivel de popularidad. Mientras haya lucha libre en el mundo, se hablará del Santo, y por el momento no hay manera de desmentirlo. El gigante del pancracio es la inspiración de las nuevas generaciones de luchadores, las arenas ostentan placas con su nombre, aún podemos ver sus películas y continúa siendo irresistible comprar una máscara plateada en cualquier mercado. 

La vigencia del héroe es indiscutible, como personaje, entró a un proceso de mitificación paulatino. Tuvo que convertirse en un héroe sagrado, pero uno que podías tocar. Eso le da mucha magia y espectacularidad. 

¿Qué pasaría si pudieras entrar en un estado de animación suspendida?

¿Por animación suspendida te refieres a estar dormido durante un gran periodo de tiempo? Esa sería una buena manera de escaparse del invierno. La animación suspendida es más que un estado del sueño, ya que las mayoría de las funciones del cuerpo serían puestas en “pausa”. Lo más cercano a ello a lo que ha llegado la naturaleza es cuando pone a hibernar a osos y otras criaturas durante el invierno.

¿Sabemos cómo hibernan los osos?

En realidad no… lo que sí sabemos es que antes de hibernar aumentan de peso almacenando decenas de kilos de grasa en sus cuerpos, lo que los mantiene vivos en los meses de inviernos mientras duermen, De hecho, las hembras de oso dan a luz mientras están dormidas.
¿Cómo? ¿Sin dolor? ¡Suertudotas!

Y no es por ser indiscreto pero, es de suponer que al despertar se encontrarán un montón de sus excrementos y orines… Pues no… no sabemos cómo pero el cuerpo de éstos animales descompone los desechos internos, convirtiéndolos de nuevo en proteínas.

Entonces ¿Cuáles serían algunos de los usos que le daríamos a la animación suspendida en caso de aprender a dominarla en humanos?

El uso más obvio sería para los viajes espaciales, a través de las vastas distancias que nos separan de los cuerpos celestes. A donde ningún hombre ha ido antes. [Coloque aquí la música introductoria de Viaje a las Estrellas]

Por ejemplo, con la tecnología actual, según nos dice NASA (bueno, es según la física pero si no dice la Agencia Espacial Norteamericana suena no sólo más creíble sino también más interesante)... continuando con la frivolidad de mi relato… según NASA, El viaje a nuestro planeta vecino Marte dura unos siete meses, un poco más de lo que los astronautas permanecer actualmente en la Estación Espacial Internacional. La duración exacta de cada viaje depende del momento en que se toma. Debido a que las órbitas de Marte y de la Tierra no son perfectamente circulares, el tiempo que se necesita para viajar entre ellos varía entre seis y ocho meses.

Meses en los que hay que darles de comer, beber, reciclar recursos e incluso entretener a los viajeros interplanetarios. El viajar en animación suspendida pudiera ser una alternativa mucho más atractiva y menos costosa, por lo tanto, mucho más viable de llevar a cabo con éxito.

Aunque… no me gustaría saber que hay una máquina llamada HAL cuidando mi letargo.

¿Qué otros usos podríamos darle a la animación suspendida?

Quizás algunos contra-hipsters desearían saber la manera en la que se desarrolla el drama humano en el futuro. A manera de viajeros en el tiempo, quizás estos viajeros temporales deseen entrar en animación suspendida durante un número considerable de años, y en lo que sería un momento para ellos, enterarse de cómo sería el futuro de la humanidad en un santiamén (¿Pero quién usa la palabra santiamén en éstos días? Quizás lo aprendí de una revista de Archie… en fin)

Por supuesto, hay algunas diferencias entre éste tipo de viajes en el tiempo y uno… digamos… un viaje en el tiempo real… como los que hace McFly en Volver al futuro… jajajaja!!! Ok, no. Pero la idea es esa.
¿Cómo cuáles diferencias?

En primer lugar, si entraste en animación suspendida mediante, digamos, por la congelación de tu cuerpo, el viaje en el tiempo sería sólo al futuro y sin la posibilidad de volver. Por lo que si no te gusta lo que encuentres, no habría manera de regresar al tiempo de partida… no habría vuelta atrás.

En segundo lugar, si las cosas en el futuro van mal, quizás no haya nadie quien te libere de esa animación suspendida. O quizás si no somos tan dramáticos, pudiera ser que la empresa que se encargó de congelarte vaya a quiebra y te desenchufen del congelador sin más razón que las económicas. Ya ha ocurrido… créeme.

Pero los viajes espaciales y los viajes al futuro quizás no sean las causas principales por las que la gente desearía entrar en animación suspendida.


¿Cuál podría ser una motivación seria?

Algunas personas diagnosticadas con enfermedades incurables, actualmente pueden ser congeladas para a su vez, ser descongelados cuando los científicos descubran o una cura eficiente al mal que los aqueja. Este procedimiento es legal sólo después de que la persona muera… por lo que los científicos además tienen que descubrir la manera de regresar a éstas personas a la vida.

Y como actualmente ya existen personas congeladas ¿Cuál es el principal reto al que se enfrentan los científicos para descongelarlos?

El problema parece ser el proceso de descongelación, durante el cual se produce una gran cantidad de daño celular. Aunque para ello, los científicos investigan a una rana que se congela durante el invierno, y se descongela en primaver sin daño aparente.

El negocio de congelar cuerpos para ser despertados por los científicos del futuro parece la trama de una película de terror y ciencia ficción… y suele ser bastante caro.

Hay quienes eligen no congelar todo su cuerpo… sólo la cabeza, o partes, o casi todo el cuerpo, pero no el cuerpo completo. Además de ser más barato, tienen la esperanza que la tecnología de órganos del futuro sea tan avanzada que los pueda dotar de las piezas faltantes de manera artificial.

Supongo que hay quienes como yo, desean aferrarse a cualquier posibilidad de inmortalidad que exista… por pequeña que ésta sea.

Quizás baste congelar un mechón de mi cabello y dejar encargado que me dupliquen con un clon en el futuro… como lo hacen en Jurassic Park con los dinosaurios…

O mejor aún… está el asunto de tener hijos.