lunes, 24 de febrero de 2014

Fraudes en cajeros automáticos

Ayer pude comprobar, bastante de cerca pero sin llegar a sufrirlo directamente, el alto grado de refinamiento que están alcanzando las estafas en los cajeros automáticos.

Suelo ser bastante suspicaz con estos temas, y si ya desconfío de las máquinas en general, más aún cuando son tan sensibles a la picaresca humana. Esto me evitó picar el anzuelo de un cajero automático que en un principio me pareció algo sospechoso, y que luego resultó estar disfrazado con un falso panel frontal que no escatimaba en últimas tecnologías.

Los delincuentes hacen uso de diversas técnicas para obtener o duplicar la información de las tarjetas de crédito/débito, desde el "lazo libanés" hasta la suplantación de las ranuras lectoras en las puertas de entrada o en el propio terminal.

Ya en una ocasión en un cajero de Banamex el aparato se tragó mi tarjeta... la reporté de inmediato y la cosa no pasó mayores. Otro día, en quincena, vi la estafa del tipo que quiere ayudarte a teclear el PIN.

Siempre hay que estar alertas... los bandidos abundan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada