Ir al contenido principal

Tarde para la fama

Cuenta una leyenda alemana que, si bien los Reyes Magos que llegaron a Occidente para adorar al recién nacido niño Jesús eran tres y de nombres Melchor, Gaspar y Baltasar, en realidad fueron cuatro los sabios que debieron partir desde Oriente. Pero el último de ellos, Artabán, nunca logró reunirse con sus compañeros de viaje ni alcanzar después su destino geográfico.

Artabán acudía al encuentro de los otros Reyes en el zigurat de Borsippa, una importante ciudad de la antigua Mesopotamia (actual Iraq), y llevaba consigo una triple ofrenda compuesta por un diamante protector de la isla de Méroe, un pedazo de jaspe de Chipre, y un fulgurante rubí de las Sirtes. Su primer camino se interrumpió al toparse con un viejo moribundo y desahuciado por bandidos, al que curó las heridas y ofreció el diamante. Cuando llegó al lugar de encuentro previsto, sus compañeros ya habían partido.

Continuó pues su viaje en solitario, pero al llegar a Judea, tarde de nuevo, no encontró a los Reyes ni al Redentor, sino al ejército de Herodes degollando a niños recién nacidos. A uno de los soldados ofreció el rubí a cambio de la vida de uno de los inocentes, pero sorprendido en el canje, fue arrestado y encarcelado en el palacio de Jerusalén.

Allí permaneció durante treinta años, a lo largo de los cuales le iban llegando noticias y ecos de los prodigios del Mesías, Rey de Reyes, al que él había querido ir a adorar. Con la absolución y errando por las calles de Jerusalén, recibió el anunció la crucifixión de Jesucristo y encaminó sus pasos al Gólgota para ofrecer la adoración largamente postergada.

Pero en su camino reparó en un mercado en el que una hija estaba siendo subastada para liquidar las deudas su padre. Artabán se apiadó de ella y compró su libertad con el pedazo de jaspe, la última ofrenda que le quedaba.

Es entonces cuando Jesucristo murió en la Cruz: tembló la tierra, se abrieron los sepulcros, los muertos resucitaron, se rasgó el velo del templo y cayeron los muros. Una piedra golpeó a Artabán y entre la inconsciencia y la ensoñación, se presentó una figura que le dijo: "Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve desnudo y me vestiste, estuve enfermo y me curaste, me hicieron prisionero y me liberaste". Desorientado y exhausto Artabán preguntó: "¿Cuándo hice yo esas cosas?", y con la misma expiración recibió la respuesta: "Lo que hiciste por tus hermanos, lo hiciste por mí". Y con el Redentor se elevó a los mismos cielos que en su juventud le guiaron en pos del destino finalmente alcanzado.

Así fue como Artabán, el cuarto Rey Mago, llegó tarde para la fama, pero no para la gloria.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

Mapa de Europa – División política con nombres

Haz click sobre la imagen para verla en un tamaño listo para imprimir