Ir al contenido principal

¿Por qué se estudia la sexualidad?

Independientemente del estudio de la conducta sexual en los animales, la sexualidad humana se estudia con más interés y preocupación para encontrar respuestas a infinidad de acontecimientos en los que se presume tienen su raíz en la salud sexual.

Esto quiere decir, que la sexualidad de las personas se forma a partir de una herencia y un ambiente determinados que interactúan desde los primeros meses de vida. Los primeros en abordar el tema de la sexualidad en el siglo pasado y el presente fueron Henry Havelock Ellis (1859-1939) quien como médico se atrevió a abordar el comportamiento sexual. Richard von Krafftebing (1840-1902) presentó un primer enfoque serio de la psicopatología de las desviaciones sexuales; Magnus Hirschfeld (1868-1935) asumió con una mentalidad más abierta y menos deshumanizada el tema, ya que como psiquiatra se le consideró como el padre de la medicina sexual.

Con Sigmund Freud (1856-1939) se dio una rasgadura severa a la cortina que velaba aspectos más profundos en la conducta sexual adulta, ya que sus intuiciones aún repercuten en nuestras generaciones; hasta llegar con William Masters y Virginia Johnson, con su libro Respuesta Sexual Humana (1966), quienes estudiaron durante once años la sexualidad de un grupo de hombres y mujeres y los aspectos síquicos y físicos del proceso. Como podemos ver, la sexualidad no es materia de estudio para una sola rama de la medicina, pues en ella intervienen psiquiatras, fisiólogos, psicólogos, sociólogos, neurólogos, sin faltar uno que otro religioso que intenta aportar alguna orientación acerca de la sexualidad.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

El calor que congela

A medida que ascendemos por la atmósfera terrestre, la temperatura no disminuye de forma constante al aproximarse al espacio exterior. Al principio lo hace a un ritmo de 1°C cada 150 m, hasta alcanzar un promedio de —65°C a 18 km. Pero ahí, donde comienzan la estratosfera y la capa de ozono, la luz ultravioleta del Sol transforma el oxígeno en ozono. Esta reacción química produce calor y, por lo tanto, la temperatura se eleva otra vez paulatinamente, hasta alcanzar —3°C a una distancia de 50 km de la superficie de la Tierra. Ahí terminan la estratosfera y la capa de ozono. Más allá, el aire es tan ligero que el efecto del calentamiento ultravioleta es insignificante, y progresivamente se va enfriando hasta los 80 km, donde la temperatura baja a —90°C.
Pero en la ionosfera, que se inicia ahí y se extiende hasta 300 km, sucede un efecto muy extraño. Rayos ultravioleta de pequeña longitud de onda y rayos X provenientes del Sol penetran las moléculas de gas y despojan a los átomos de sus…