Buscar este blog

¿Por qué late con más fuerza el corazón cuando estamos excitados (o enamorados)?

El mecanismo es idéntico al del miedo: corazón desbocado, rodillas flojas, sensación peculiar en la boca del estómago. Todo ello depende del sistema nervioso vegetativo, el que rige las funciones corporales que no dependen de nuestra voluntad, como precisamente el ritmo y la intensidad del latido cardíaco.

Cuando el cerebro como «elemento pensante» detecta una amenaza, o en el caso del individuo enamorado, la presencia del objeto de sus deseos, se desencadena un conjunto de reacciones encaminadas a poner el cuerpo en condiciones de atención y velocidad de reacción máximas. Se envía la alarma al hipotálamo, y éste dispone la secreción urgente de hormonas del estrés, sobre todo la adrenalina. Al mismo tiempo, determinados haces nerviosos transmiten al corazón la orden de estar preparado para cualquier eventualidad.

En eso se parecen el miedo y el amor, tan diferentes por lo demás: ambos ponen al organismo en disposición de realizar un esfuerzo extremo.

Cuestión de lógica

Cómo me gustan las preguntas de ésta clase. Hay que admitirlo, de vez en cuando es bueno poner las neuronas a trabajar.

1.-Un automovilista guiaba su coche a 70 Km / h con todas las luces apagadas por una ruta desierta. No se molestó en encender los faros y la luna no brillaba en el firmamento. Súbitamente, una persona toda vestida de negro se atraviesa en la ruta del conductor a muy corta distancia; él frena el coche y lo deja pasar.

¿Cómo vio el automovilista pasar a esa persona?

2.- En un nuevo edificio de oficinas de 12 niveles, los trabajadores han decidido nombrar los pisos de la siguiente manera: Enero a la planta baja, Febrero al primer piso, Marzo al segundo, y así sucesivamente hasta el duodécimo, al que nombran Diciembre. Curiosamente, el edificio cuenta con 365 empleados, 52 subjefes, y 7 jefes de división.

Sabiendo todo esto: ¿Cómo llaman al ascensor?

3.- Mi desarrollo puede parecer ilógico, pero es así como yo estoy hecho: la crianza está antes que el embarazo; la adolescencia está antes que la infancia; la carrera está antes que la marcha; la escritura está antes que la lectura; los deberes están antes que la lección; y la muerte está antes que la vida.

¿Quién soy?

4.- Hay una ciudad en la cual el 5 % de los habitantes tienen un número de teléfono confidencial. Si elegimos cien nombres al azar de la guía telefónica, ¿Qué porcentaje tendría un número confidencial?



Y he aquí las respuestas….. ¿Cuántas contestaste correctamente?

1.- El automovilista conducía en pleno día.

2.- Se le llama al ascensor apretando el botón.

3.- Se trata del diccionario.

4.- 0%, ya que los números confidenciales no aparecen en a guía telefónica

Crea tu propio audio cassette

Uy, uy, uy... hace mucho que no visitaba ésta página. Hace algo muy simple y curioso, te permite crear un audio cassete... bueno... no... únicamente hace como que hace una calca de cassette. Puedes elegir entre varios modelos y al final guardas la imagen en tu equipo. Después la evías por correo a otro nostálgico o compártela en las redes sociales... más de uno no sabrá ni de que se trata.

Audio Cassette de Pulso Digital

http://www.says-it.com/cassette/mixtape.php


Lo que me recuerde que aún me faltan un montón de esas cintas por digitalizar y enviar después al Google Play. 



El Internet que está embrujado

Internet está poblado de páginas en construcción que quedaron a medio terminar, estructurada por los fantasmas en forma de páginas en caché, blogs evacuados a toda prisa, sitios en Myspace olvidados y albums de Flickr que ya nadie actualiza. Todos desfilan como zombies virtuales que lucen exactamente igual como el día que los olvidaron.

Pero las páginas sin uso no son los únicos seres "no vivos" en la red, también abundan las páginas que las personas crean para recordar a un ser querido que ya ha fallecido; los adornan con fotos de los difuntos y de sus objetos personales; piden que les dejen algún comentario y que los recuerden en sus oraciones. Nos cuentan la historia de su vida y la fecha de su muerte. Estas mortajas digitales convierten al Internet en un gran cementerio cibernético.

Abundan por igual o incluso en mayor número las páginas dedicadas a las mascotas que ya no están entre nosotros. Perros, pájaros, tortugas, gatos y demás animalitos que nos hicieron compañía y nos dieron momentos felices, muchos son recordados en innumerables sitios

Y aun más inquietante que lo anterior es saber que la red proporciona un medio ideal para usurpar el "yo". Criaturas en forma de blogs, pretenden hacerse pasar por humanos sin la necesidad de poseer inteligencias artificiales, basta con que los usuarios crean que el creador de un sitio sigue vivo para que le dejen sendos comentarios en la espera de que sean respondidos. El dueño puede llevar ya 20 años de muerto, pero sigue recibiendo comunicados.

Se supone que la tecnología sería la enemiga la superstición en el siglo XXI, pero no es así. En la red podemos alimentar nuestro morbo sobre todo tipo de seres bizarros como: brujas, momias, hombres lobo, gnomos, pies grandes, rostros en marte, ovnis, fantasmas... Proveen a nuestro ser primitivo del miedo suficiente para mantenernos entretenidos por unos cuantos siglos más. Lo paranormal atrae y vende; los incautos nunca satisfacen su hambre de eventos paranormales.

Resulta más entretenido ver la imagen de un supuesto fantasma en algún camposanto, que tratar de comprender cómo es que una máquina puede emitir un ultrasonido y mostrarnos a un bebé en gestación, nos fascina lo que no comprendemos y nos complace ser ignorantes.

Hemos llegado al punto de aceptar y distribuir imágenes de la vida cotidiana como radiografías, termogafías, ultrasonidos, resonancias magnéticas y tomografía axiales computarizadas, y aun asi creer en ovnis y espectros. Nuestras mentes primitivas se aferran en ver en las imágenes mal tomadas a los seres del otro mundo, la necesidad de saber que hay en el mas allá nos empuja a alimentar esa fantasía con imágenes, sonidos e historias de muertos.

Las nuevas tecnologías nos permiten analizar esas imágenes y descubrir fácilmente los engaños, pero también impulsado nuevos tipos de fraudes visuales y auditivos. Casi todo el mundo tiene en sus bolsillos una cámara digital o alguna manera de grabar video de calidad aceptable, pero seguimos viendo las fotos de ovnis y fantasmas con la misma pésima calidad.

Qué es lo que busca la gente en la red sobre lo paranormal:
Los círculos de los cultivos
Los secuestros de extranjeros.
Al chupacabras
Las apariciones de la Virgen María
Imágenes de ángeles llorando
Dinosaurios que aun viven
Figuras de demonios en los incendios
Los misterios de Atlantis o de la Isla de Pascua
La reencarnación o las experiencias cercanas a la muerte.

Los crédulos utilizan los más diversos argumentos contra los escépticos y ganan fácilmente una gran cantidad de adeptos. Cientos o tal vez miles de páginas recopilan estas fotos trucadas y se las sirven en páginas alarmantes con títulos rimbombantes, la mentira es cálida y hermosa. ... la verdad es fría y mucho más aterradora.

¿Por qué asesinaron a John Lennon?

No hay teoría, por más fría o racional que pretenda ser, que logre justificar los tiros que se descargaron sobre John Lennon la noche del 8 de diciembre de 1980. 

Sin embargo, para el asesino Mark David Chapman la posible «comprensión» del asesinato tiene que ver con entender la literatura, específicamente la novela «The Catcher In The Rye» («El cazador en el centeno») del escritor J.D. Salinger, publicado originalmente en 1951. 

La historia personal de Chapman, el argumento del libro, y el retiro y la consiguiente madurez de Lennon a partir de 1975, son las tres vertientes que quizá condujeron a aquel funesto 8 de diciembre de 1980. 

Mark David Chapman nació en Atlanta, Georgia, en 1955. Su juventud fue la de un individuo inestable: tuvo un fuerte paso por las drogas, luego se recuperó y se volcó a la religión y más tarde se dedicó a trabajar con niños en un campamento. 

Siendo adolescente leyó «El cazador en el centeno» y a partir de ahí sintió cierta afición por la inocencia y transparencia de los niños, en oposición a la supuesta falsedad de los adultos. 

El libro de J.D. Salinger cuenta la historia de un adolescente de 16 años llamado Holden Caufield, que fue corrido de varios colegios y está obsesionado con la falsedad que observa en la vida burguesa de los adultos. Holden se auto proclama «El Cazador», por ser su misión la de «cazar» o «atajar» a los niños antes de que caigan al precipicio de los adultos. 

La trama de la novela transcurre precisamente en Nueva York y tiene su desenlace en la zona del Central Park, geográficamente muy próxima al edificio Dakota donde vivían los Lennon. 

Constantemente deprimido y harto de su propia vida, Mark Chapman se fue a Honolulu, Hawaii, en la década de los 70, a pasar sus últimos días. Tuvo un fallido intento de suicidio el 20 de junio de 1977, cuando quiso asfixiarse encerrándose en su auto después de haber colocado una manguera en la punta del tubo de escape para asfixiarse. 

El destino de Lennon no hubiera sido el mismo si una persona que pasaba por ahí no hubiera rescatado al desesperado suicida. ¿ELIGIO A LENNON? 

A partir de ese momento la vida de Chapman cambió radicalmente, al punto de conseguir trabajo en Honolulu y luego casarse. Sin embargo, no podía evitar sus constantes depresiones. 

Mientras tanto, en esa segunda mitad de los 70, Lennon permanecía en su hogar cuidando a su hijo Sean. Ese prolongado encierro llevó al periodista Larry Shames a investigar sobre el momento que estaba atravesando Lennon y publicó un artículo describiendo el bajo perfil y la vida hogareña del músico. 

Esa nota periodística probablemente fue suficiente para que Chapman encontrara en Lennon el ejemplo de la persona que se vuelve adulta y cae al precipicio. Probablemente pensó que aquel Lennon combativo y comprometido por la paz de años atrás se había convertido en un burgués, al que sólo le interesaba la comodidad. 

Con esa interpretación en mente o no, Chapman compró un arma, se despidió de Hawaii firmando su hoja de renuncia como «John Lennon» y se dirigió a Nueva York. 

Existen ciertas coincidencias entre el viaje que hizo Chapman a Nueva York en busca del paradero de Lennon y la travesía del vagabundo Holden Caufield (el del libro mencionado) en esa misma ciudad, huyendo de la casa de sus padres. 

Ambos pasaron de hospedarse en un hotel barato a uno más caro y pidieron una prostituta sin llegar a tener sexo. Al igual que Holden, Chapman le preguntaba a los taxistas: «¿A dónde van los patos del Central Park en invierno?». 

Fanático del protagonista de «El Cazador en el Centeno», no es raro que el asesino de Lennon haya copiado algunas de las andanzas del adolescente Holden. Incluso cuando la Policía lo detuvo llevaba una copia del libro en su bolsillo. 

Después de los disparos, Lennon cayó al piso y comenzó a perder mucha sangre. «¡Me han disparado!», fueron sus últimas palabras. Sobrevivió unos breves minutos y murió antes de llegar al hospital Roosevelt. 

Meses más tarde, el hombre que cometió un atentado al entonces presidente Ronald Reagan también llevaba consigo una copia del mismo libro «El cazador en el centeno». ¿Una simple coincidencia? ¿PRONOSTICO SU MUERTE? 

En las celebraciones este mes por los 20 años del asesinato de Lennon apareció la sombra de una especie de «ángel exterminador», casi una premonición de su asesinato lanzada por el propio ex-beatle en «Help me to help myself» (Ayúdame a ayudarme): una canción escrita pocos días antes de aquel trágico 8 de diciembre de 1980. 

Ese tema de Lennon, publicado en Londres en una nueva edición de «Double Fantasy», se alude a un «angel of destruction» (ángel de destrucción), que «atormenta» al cantante. ¿Una pura coincidencia? 

Las tres palabras bastaron para aumentar las miles de especulaciones sobre el acto psicótico y fulminante de Mark Chapman. El resto de la canción puede ser leído como una apelación de Lennon para su misma supervivencia. 

John dice: «Señor, ayúdame» y «He intentado tanto mantenerme vivo, pero hay en mi un ángel de destrucción que me persigue sin tregua». Como si faltara más, la canción continúa con palabras que parecen un desesperado adiós a su esposa Yoko Ono: «Pero en mi corazón sé que jamás nos separaremos». 

Un vocero de la compañía discográfica no evitó el comentario sobre una posible premonición de muerte. «Produce escalofríos -afirma- interpretar estas palabras como una referencia directa a la muerte que habría de alcanzar a Lennon». 

Y de «escalofríos» habla también Phil Coppell, estudioso de Los Beatles y guía oficial a los lugares de Los Beatles en su ciudad natal, Liverpool. «Lennon -explica- solía escribir en ese período textos sumamente precisos. Me estremece la idea de que haya tenido una premonición de lo que estaba por ocurrir». 

Otra cosa le resulta extraña: el tono sombrío de «Help me to help myself». «Si se escuchan las canciones de ese lapso -dice-, ninguna otra es tan sombría». En cuanto a Yoko Ono, ella recordó cómo John tocaba a menudo «Help me to help myself» en el piano de su casa neoyorquina y le preguntaba riendo: «¿Te imaginas si la publicamos?».

La leyenda continúa y el fuego sigue ardiendo.

¿Qué son los nombres hipocorísticos?

Los hipocorísticos son esos nombres que en forma diminutiva, abreviada o infantil se usan como designaciones cariñosas, familiares o eufemísticas. Siempre referidos a una modificación del nombre y no a la adopción de otro como sería el caso de un mote o apodo.

La voz procede del griego hypokoristikós, ‘acariciador’, y hace referencia al tono cariñoso de tales variaciones del nombre de pila.

Nombres como Pepe, Tina, Paco, Luisito o Maite caen dentro de esta categoría. En algunos casos está muy claro el nombre propio al que hacen referencia, como en el caso de Juanita o Manolo; en otros sabemos a que nombre se refieren por la fuerza de la costumbre, como en el caso de Charo (Rosario), Pepe (José) o Paca (Francisca); pero en otros no es tan fácil saberlo.

En este caso se encuentran hipocorísticos como Tina (diminutivo de Ernestina, Agustina, Valentina, Cristina, y otros), Teo (Timoteo, Teodoro, Teófilo, Doroteo y otros), Marisa (Maria Isabel, Maria Luisa), Lina (Adelina, Carolina), Poli (Hipólito, Policarpio), todos ellos por el uso múltiple del hipocorístico. Y también aquellos cuyo uso está poco extendido y la relación no es muy obvia, tal es el caso de Tula (Gertrudis), Tico (Vicente), Marién (Maria Encarnación), Periquín (Pedro), Sesé (Maria José), Gonso (Alfonso) o Moncho (Ramón).

Algunos hipocorísticos más: Dado (Eduardo), Alex (Alejandro), Berto (Alberto), Al (Alfonso), Viky (Victoria), Patri (Patricia), Toni (Antonio), Quico (Francisco), Guille (Guillermo), Conchita (Concepción), Asun (Asunción), Chelo (Ángeles), Pili (Pilar), Fran (Francisco), Dani (Daniel), Bea (Beatriz), Lola (Dolores), Nando (Fernando), Lolo (Manuel), Chabela (Isabel), Luismi (Luis Miguel) 

Por qué el color Rojo nos señala al peligro

El rojo es el primer color al que el hombre le puso un nombre, la denominación cromática más antigua del mundo. El simbolismo del rojo está determinado por dos experiencias elementales: el fuego es rojo y lo es también la sangre. Fuego y sangre tienen en todas las culturas un significado existencial. Luckiesh considera que el rojo es el color de la sangre, por lo cual fue usado por los grupos primitivos para defenderse de la naturaleza, como una señal de peligro.

Todo esto hace que se formen una serie de asociaciones duales como son el poder y la masculinidad, la ira y lo bélico, la crueldad y el martirio, la salud y la belleza, el amor y la felicidad. También afirma que el rojo es excitante y estimulante, cuando se acerca al naranja.

Es el color del amor y del odio, el rojo es el color de todas las pasiones, las buenas y las malas. La sangre se altera y sube a la cabeza y el rostro se ruboriza, por timidez o enamoramiento, o ambas cosas a la vez. También se enrojece al sentirse avergonzado, porque se esté enojado o se haya excitado. El rojo es el color del corazón y el espíritu. Los corazones se pintan rojos porque los enamorados piensan que toda su sangre fluye a su corazón. Los colores del amor oscilan tanto como las alegrías y los sufrimientos ligados a él.

Es también el color de la fuerza, el vigor, el valor y lo atractivo. Es el más vigoroso de todos los colores, el color de la vida y la alegría. Para Escudero, el rojo representa el color de intensidad afectiva, de afecto apasionado, impregnado de cierta angustiosa tensión y sobresalto-, es el color de la violencia y la explosividad, y por lo tanto se encuentra relacionado con instintos primarios, impulsos vitales agresivos.

El rojo es además el color de la ira, la agresividad y la guerra. A Marte, dios de la guerra, se le atribuía el color rojo, el color de la sangre. Por eso el planeta Marte es el “planeta rojo”. El dios romano de la guerra se llama en griego Ares o Aries. Aries es el primer signo zodiacal del año astrológico. Aquí también el primer color es el rojo. El rojo da fuerza para la guerra, por esto los guerreros iban vestidos de rojo o se pintaban de este color. Casi todos los uniformes históricos son rojos.

El rojo es también el color del peligro y uno de los colores de lo prohibido. Quien se salta un semáforo en rojo se encuentra con una multa, y cuando cualquier instrumento de medida señala algo en rojo, es que algo no marcha bien. En el semáforo el rojo significa ¡alto!, ¡peligro!. Los frenos de emergencia, los extintores y los botones de alarma son rojos. En el fútbol un jugador tiene prohibido seguir jugando cuando el árbitro le enseña la tarjeta roja. Desde la señal que prohíbe estacionar hasta el cartel que prohíbe fumar, todas tienen rojo.

El rojo es también el color de las correcciones, los controles y la justicia. Los escolares saben que el rojo es el color de las correcciones. También es el color de los precios rebajados. Tener “números rojos” en una cuenta es cuando el saldo es negativo. Es también el color de la justicia pues durante siglos las sentencias establecieron que la sangre debía pagarse con sangre. Los jueces firmaban con tinta roja las sentencias de muerte.

¿Por qué decimos "Jesús" cuando alguien estornuda?

Ya en el mundo antiguo, los egipcios y los griegos veían advertencias divinas en los estornudos. Se consideraban buen agüero si se producían por la tarde y malos si se estornudaba por la mañana. El estornudar hacia la izquierda era una mala señal y era favorable hacerlo hacia la derecha. Se tenía por venturosa la persona que estornudaba al nacer y eran muy perniciosos los que se producían al salir de la cama o al levantarse de la mesa.

Para contrarrestar los posibles efectos negativos del estornudo, los griegos solían decir: “¡Vivid!”, a los que estornudaban y también a sí mismos si eran ellos los que lo hacían. Homero utiliza la salutación religiosa al que estornuda en La Odisea con una invocación a Júpiter. Los romanos decían :”¡Salve!” siempre que oían estornudar.

Según cuenta José María Iribarren: “Algunos quieren suponer que en una epidemia que hubo en Roma en el año 591, bajo el pontificado de Gregorio I, los atacados de la peste morían en estornudando, y que de aquí vino la costumbre de decir Dios te bendiga, que después se simplificó, diciendo salud, Jesús, u otra expresión semejante, pero este uso es, como decimos, mucho más antiguo, y dicha tradición, fabulosa, como afirma Feijoo en su Teatro Crítico.”

En España solía decir Jesús el que estornudaba y los que le oían estornudar, y los que llevaban sombrero se descubrían en un saludo. De ello dice Covarrubias: “El descubrirnos la cabeza cuando uno estornuda trae origen de que el que estornuda, volviendo en sí de aquella turbación de los sentidos, dice Jesús, y los circunstantes le ayudan, invocando el mismo nombre, y a él hacen reverencia.” También dice que la voz estornudo, procede del verbo latino sternuo, sternius y se tomó del sonido que causa el que estornuda al “exprimir” con fuerza las letras S, T, R.

El médico árabe Abunh Sina (Avicena) dice al describir la sintomatología de algunas epidemias: “Un estornudo continuado anuncia generalmente el principio de la enfermedad; así es que en cuanto se oye estornudar se pide a Dios que aparte el peligro. Los árabes propagaron la costumbre por el mundo entonces conocido”.

También se dice que tuvo su origen en una epidemia de viruela ocurrida en África en el siglo VI. Que se empezó a usar en Sevilla como “Dios te ayude o “Jesús , María y José” por un catarro epidémico acaecido en 1580 que privaba de la vida instantáneamente al lanzar el estornudo. Incluso que se saluda así su noble origen, según afirma Montaigne y así es recogido por José Mª Iribarren en su El porqué de los dichos: “¿Me preguntáis de dónde proviene esa costumbre de bendecir a los que estornudan? Nosotros producimos tres clases de viento: el que sale por abajo es demasiado puerco; el que exhala nuestra boca lleva consigo algún reproche de glotonería, el tercero es el estornudo; y porque viene de la cabeza y no es acreedor a censura, le tributamos honroso acogimiento. No os burleis de esta sutileza, de la cual, según se dice, Aristóteles es el padre.”

Según mi opinión goza de más credibilidad la primera versión basada en supersticiones y en el estornudo como síntoma de enfermedad. La invocación a la divinidad depende de la religión del momento y aquí también tiene lugar el deseo de “¡Salud!” efectuado por ateos.

El pianista de doce pulgadas

Estaba viendo una repetición de uno de los capítulos de los Simpson, “El bebé de mamá” en español. Al inicio Bart escribe en el pizarrón “I will stop talking about the twelve inch pianist” lo cual traducido es “Dejaré de hablar del pianista de doce pulgadas”; sin embargo la voz en OFF de Bart dice “Dejaré de hablar del infierno”.

Los responsables del doblaje se encargan de sobreprotegernos y nos consideran demasiado tontos para entender de que se trata. Una cosa es el doblaje para entederlo y otra es cambiar radicalmente el concepto para que no "pensemos".

Pienso que en Latinoamérica se ha tachado a los Simpson como programa infantil, y si acaso a un niño se le ocurre preguntar qué es lo que el significa el "pianista de doce pulgadas" esto es lo que ocurrirá:

1.- Que no se tenga la menor idea de que se trate.

2.- Que si sabe de lo que se trata, aun así no se lo explique al niño.

3.- Que el niño no se cuestione nada.

4.- Que no tenga a quien preguntarle

5.- Que el pequeño reciba una respuesta madura de un adulto preparado.

Pero… simplemente no se da la oportunidad. La idea original del escritor no es reproducida y queda sepultada en la sobreprotección que la televisora o la compañía comisionada del doblaje decidió y sería mejor para nosotros.

Este es el chiste del que Bart hace referencia

Twelve inch pianist

This guy walks into a bar, pulls out a tiny piano and stool, and a tiny little man. The tiny man sits down, and starts to play the piano. This other guy notices it. "Hey, what's that?"

"A twelve-inch pianist. Ya see, I found this magic lamp, rubbed it, made a wish, I got a twelve inch pianist."

"Can I try?" The man with the piano agrees and a minute later, a million ducks fill the room.

"Ducks? I didn't wish for a million ducks, I wished for a million bucks!"

"Ya think I really wished for a twelve inch pianist?"

¿Porqué le cambian el título a las películas extranjeras?

Una película es un producto, un artículo sujeto a un proceso comercial. Ese el el criterio que predomina, en la gran mayoría de los casos, al definirse su nombre original. Cuando las cintas son exportadas a otros países, se busca adaptar el título para garantizar que atraiga a los espectadores. La decisión recae en los altos ejecutivos de las compañías distribuidoras. Estos recurren a sus respectivos departamentos de mercadotecnia y a los servicios de una agencia de publicidad que les presentas varias alternativas. El nombre trata de ser lo más claro y explicativo del argumento. Estos cambios se acostumbra en todos los países.

Amor animal, por Polo Jasso

Amor aminal
Amor animal, por Polo Jasso

Tarzan se presenta para el papel de Tarzan

El director de escena de la Prominent miró de arriba abajo a Clayton, y luego dijo:

-¡Me gusta su aspecto! Voy a enviarle a mister Goldeen, que es el manager. ¿Usted tiene alguna experiencia?
-¿Cómo Tarzán?
El director sonrió, contestando:
-¡No, quiero decir como actor de cine!
-No.
-Bien; ya le enseñaremos. No necesita ser usted un Barrymore para representar el papel de Tarzán. Venga conmigo. Subiremos al despacho de mister Goldeen.
Un secretario les introdujo en el despacho del personaje.
-¡Adiós, amigo Ben! -dijo el director entrando con Clayton-; ¡me parece que he podido descubrir el hombre que te hacía falta! ¡Te presento a mister Clayton!... ¡Éste es mister Goldeen!
-Pero, ¿para qué lo traes? -preguntó Goldeen.
-Para el papel de Tarzán.
-¡Hum!... ¡No sé qué te diga!...
Y luego de examinar a Clayton durante unos instantes, hizo un gesto despectivo con la diestra, añadiendo:
-¡No, no es el tipo de Tarzán, ni mucho menos! ¡No sirve!
Cuando Clayton salía del despacho, siguiendo al director, aquél sonreía con sutil sarcasmo. El director le dijo luego:
-¡Bueno, verá usted! Quizá podamos buscarle un papel secundario en la cinta... ¡Ya le tendré en cuenta, y en todo caso ya le telefonearía! ¡Adiós!

Edgar Rice Burroughs, Tarzan and the Lion Man, 1934


El valor del acceso

  • El acceso a las personas
  • El acceso al capital
  • Acceso a la tecnología
  • El acceso a la infraestructura
  • El acceso a los porteros
  • El acceso a la confianza (y al beneficio de la duda)
  • El acceso a la civilización
  • Acceso a la energía
  • Acceso a la información
  • El acceso a un mundo natural limpio
  • Acceso a la responsabilidad
  • El acceso a la libertad
Algunos provienen de los mercados libres, algunos vienen de la infraestructura social, algunos de la tecnología. Tan fácil de subestimar, hasta que no se tienen. Creo que no debemos darlos por hecho.

Haz de Pulso Digital tu página de Inicio

Algunas personas me han escrito desde hace un tiempo para preguntarme cómo hacer de Pulso Digital su página de inicio.

La verdad es que se trata de algo bastante simple. Son 4 métodos ligeramente diferentes dependiendo del navegador que usen, y como son 4 los líderes en el mercado de los navegadores: Chrome, Internet Explorer, Firefox y Safari, explicaré el procedimiento solo en estos.

Uno por uno:

Google Chrome:

En Google Chrome hay que abrir el menú de personalización (que tiene forma de llave) y se abre un cuadro de diálogo donde, en la pestaña “Basics” viene la sección “Home page” y donde dice “Open this page” (la casilla debe estar marcada) hay que poner “http://www.pulsodigital.net” (sin comillas).

Internet Explorer:

En Internet Explorer hay que ir al menú de “Herramientas” (con forma de engrane) y abrir la pestaña General donde en la casilla de Página principal habrá que poner “http://www.pulsodigital.net” (sin comillas), luego hacer click en Aplicar y luego en Aceptar.

Firefox:

En Firefox hay que abrir el menú de Herramientas y luego el de Opciones. En la sección de “General” debe escribirse en el cuadro de Página de Inicio: “http://www.pulsodigital.net” (sin comillas)

Safari

En Safari hay que abrir el Menú de Ajustes (que tiene forma de engrane) y en la parte de “General” hay que hallar la zona que dice “Página de inicio”. Como en el caso anterior, hay que poner “http://www.pulsodigital.net” (sin comillas).

Como puede verse, los métodos son casi idénticos, con algunas variaciones menores, pero de esta manera, cada vez que inicien una sesión nueva en su navegador, aterrizarán directamente en http://www.pulsodigital.net.

Cómo iniciar una agenda o un diario... superando el pánico escénico de la primera página

¿Estas es la primera página de una agenda o de un diario nuevo? ¿Verdad que se ven hermosa esa blancura aún sin utilizar? ¿Quieres empezar a escribir algo en de inmediato? ¿O te sientes incapaz de arruinar la santidad del tu libro inmaculado, preocupado por escribir una tontería o cometer errores en la primera página? Si eso te ha pasado, experimentas algo que llamo "el pánico escénico de la primera página", la cual provoca que las personas posean estantes llenos de cuadernos sin usar por no mancillarlos con cualquier texto insulso.
Bueno, aquí hay una manera de sobrepasarlo... En la primera página, en esa página perfecta... en blanco, la cual has estado tan preocupado por arruinar, escribe una declaración de objetivos de tu agenda o diario. Quizás podría decir lo siguiente:
"Estoy comenzando esta agenda en septiembre de 2014. Su objetivo es realizar un seguimiento de lo que hago y lo que quiero hacer; recordarme hoy y la semana que viene, las acciones y los datos necesarios del diario acontecer; recordarme el próximo año y en mi vejez cómo fue éste capítulo de mi vida. Voy a escribir lo que quiero cuando lo quiera hacer: nada será mundano, nada será indigno de registrarse. No habrá problemas ni errores, ya que serán sobrepasados por los triunfos y los placeres. Voy a ignorar mi crítico interior y sumergirme en mi introspectiva con alegría.
Haz un borrador de tu propia versión... en un papel aparte, así probarás lo que te agrade antes de pasarlo a esa mítica primera página. Deja aquí tu comentario y el borrador de lo que se te ocurra escribir.

Cómo iniciar una agenda nueva

100 Días sin Coca Cola... ni Pepsi

El "hubiera" y el "voy a..." no existen, y más que nada, funcionan de consuelo. Y de ese modo utilizaré el segundo enunciado. Voy a dejar de beber Coca Cola (y cualquier otra bebida embotellada con gas) durante al menos 100 días, comenzando hoy. Si, ya se que tales propuestas-promesas-propósitos se suelen hacer en vísperas de año nuevo; pero que caray, se me antojó iniciar en Septiembre.

No me malinterpreten; me gusta la Coca Cola, me gusta mucho más la Coca Cola Zero, y no prefiero la Coca Cola Light. Es parte de nuestras comidas familiares, ha habido una botella de esa leche negra cerca de mi toda la vida, y hoy he decidido dejarla por lo menos 100 días, lo cual es u. reto plausible en vez de haber elegido mil días.

La dejo no por cuestiones de salud, mi boca está llena de empastes, tengo una simpática barriga pero ningún médico me la ha prohibido, así como tampoco me ha diagnosticado mi insomnio crónico. La dejo simplemente porque si, porque no se si tomo mucha, pero mi sentido arácnido cree que es así.
Hace algunos muchos años era realmente sencillo darse cuenta de cuantas "gaseosas" se embutía uno,sólo existía una presentación, la de vidrio... la individual. Hora, hay casi tantas variedades como razas de perros, desde la estúpida versión microscópica, hasta la mega familiar de más de tres litros; con ésta última es muy sencillo simplemente servirse uno y otro vaso.

Ahora que mi "adicción" a la Coca Cola es más bien un estado mental, me da igual si me dan una Pepsi, y por supuesto que soy fan de la Dr. Pepper... pero la versión mexicana del Pepper no sabe igual; bueno,al inicio si, cuando la comenzó a distribuir las Farmacias Guadalajara si me engancharon con el sabor original, pero pfffff ya sabe horrible.

No tengo problema con beber más agua "natural", y claro que procuraré no ponerle Tang, sino sería la misma gata nomas que revolcada. Comenzaré a ir al gimnasio y tendré una alimentación saludable... eso y algunas promesas mas.

¿Me sentiré mejor? No lo se... espero y así sea. Y espero me apoyes, me animes y te unas al reto #100DiasSinCocaCola.

#100DiasSinCocaCola