martes, 7 de octubre de 2014

Hanzaki, el fósil viviente


No todas las salamandras son pequeños e inofensivos anfibios. De hecho, si mides menos de 1.70 metros de altura, ya te quedas corto frente a esta gigante de la ciudad de Maniwa, en Japón. En su tierra natal se le llama hanzaki. Tiene la cabeza torcida, llena de protuberancias que poseen bacterias y sensores de movimiento para ayudarla a cazar y un esqueleto similar al de fósiles que datan de hace 30 millones de años.

Por eso también se le conoce como 'fósil viviente'. De hecho, según narran las leyendas locales, este espécimen pareciera sólo un renacuajo en comparación con las más grandes salamandras que se han observado en la zona. Actualmente sólo se conocen dos especies similares, una en China y otra en Estados Unidos. Para tu fortuna, la japonesa, que podría sangrarte una mano, vive guardadita en su estanque.

1 comentario:

  1. Los humanos elaboramos historias de terror por puro ocio y ganas de redundar: la naturaleza siempre ha tenido las mejores.

    ResponderEliminar