jueves, 13 de noviembre de 2014

Lecturas [13 de noviembre de 2014]

Ser amable con la gente que nos trata con grosería denota una profunda astucia. La cortesía inesperada —e inmerecida— desconcierta al grosero y le permite a uno tomar la ventaja. Quien "presenta la otra mejilla" no es un pusilánime, sino un práctico hombre de negocios.

- Susan Stewart, en A danta Magazine



Estoy convencido de que hay un relato en el mundo, y sólo uno, que ha aterrorizado e inspirado a todos los humanos, de manera que vivimos un melodrama en episodios de continua reflexión y sorpresa. Los humanos están cautivos ---en su vida, sus pensamientos, sus ansias y ambiciones, en su avaricia y crueldad, y también en su bondad y generosidad-- en una red del bien y del mal. Pienso que este es el único relato que conocemos, y que trascurre en todos los niveles de sentimientos y de inteligencia. La virtud y el vicio fueron la trama y urdimbre de nuestra incipiente conciencia, y serán el tapiz de la última; y esto es así a pesar de los cambios que podamos imponer al campo, al río y a la montaña, a la economía y al trato social. No hay otro relato. Al hombre, después de haber limpiado el polvo y las virutas de su vida, le quedarán sólo estas preguntas severas y escuetas: ¿Fue mi vida buena, o mala? ¿He hecho el bien, o el mal?

-John Steinbeck, en Al este del paraíso



La madre de aquella mujer se arrodillaba a orar al mediodía, por la noche y al levantarse cada mañana. Empezaba todos los días con el pensamiento puesto en que se hiciera la voluntad de Dios. Y todas las noches efectuaba el recuento de lo que habla hecho, dicho y pensado, para ver si estaba en armonía con El. Quienes piensan que esa clase de vida es aburrida, no captan el meollo del asunto. Por principio de cuentas, esa vida nunca es aburrida, porque no hay nada que nos suceda que no nos deje alguna enseñanza. Aunque estemos agobiados de problemas, y enfermos y pobres, o seamos feos, cada cual tiene que cargar con su alma toda la vida, como quien lleva un tesoro en bandeja.

— Alice Munro, en The Progress of Love



Pocas cosas facilitan tanto la concentración mental como la necesidad de expresarse con precisión. Esta necesidad lo pone a uno cara a cara con el tema que está tratando; con lo que en realidad está proponiendo, y evita caer en las frases trilladas que no sólo sustituyen el pensamiento, sino que lo imposibilitan.

—Edwin Newman, en Across the Board




Lo malo de pedir dinero prestado es que, en cuanto lo tiene uno, inevitablemente empieza a considerarlo propio. 'Se acostumbra uno a él, lo trata como a alguien de la familia, y hasta resiente uno o pierde de vista que algún día ese dinero tendrá que irse a visitar a alguien más.


—Andrew Tobias, en Money Angles



Sobre nuestros desiertos vemos volar al colibrí y al buitre. Lo único que interesa a los buitres es la carroña, porque eso es lo que andan buscando y porque prosperan al alimentarse con ella.
A los colibríes, en cambio, no les interesa la olorosa carne de animales muertos. Buscan los coloridos capullos de las plantas desérticas.

Los buitres viven de lo que fue. Viven del pasado., y se satisfacen con lo que ya está muerto y corrupto.

En cambio, los colibríes viven de lo que es. Buscan la vida nueva; se satisfacen con el frescor y con la vida.

Cada una de estas aves encuentra lo que busca. Y los humanos todos, también. 


—Steve Goodier, en Quote Magazine





La reputación de un hombre es como su sombra: a veces lo antecede y a veces lo sigue; en ocasiones es más grande que él, y en otras, más pequeña.

—Anónimo




De los siete pecados capitales, la ira posiblemente sea la más disfrutable. Lamerse las propias heridas, rumiar los agravios del pasado remoto, saborear los acres enfrentamientos por venir, paladear hasta la última migaja suculenta, tanto del dolor que se inflige como del que se sufre y se devuelve... todo esto constituye un banquete de reyes. El principal inconveniente es que el manjar que uno devora es uno mismo. El esqueleto que así queda en la mesa es uno mismo.

—Frederick Buechner, en Wishful Thinking (Harper & Row)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada