sábado, 31 de enero de 2015

Cómo organizar una partida de póquer

Ahora te toca a ti… este fin de semana vas a organizar una partida de póquer en tu casa. ¿Sabes cómo lograr que sea todo un éxito, que tus amigos se sientan bien atendidos y además pierdan sin inmutarse?

EVITA QUE SE EMBRIAGUEN

Debes ser buen anfitrión y ofrecer de beber y de comer sin recato, pero no les des de tomar en exceso a tus compañeros de juego, pues lo único que obtendrás serán discusiones con gente que ya no puede razonar y el fin de una velada amistosa. Una persona que se toma demasiadas cervezas con fritangas puede dilatar su estómago, padecer dolores, vomitar o incluso desmayarse. Lo más recomendable es que nunca ingieran una cantidad desmedida de fritangas cuando tomen cerveza.

APAGA LA TELEVISIÓN

Aunque no se requiere de un nivel extremo de concentración para jugar baraja, es mejor si el ruido proviene de las voces de tus compañeros de juego y del chocar de cervezas. Quizá prefieran escuchar un poco de música en vez de prender el televisor.

OBSERVA A LOS JUGADORES

Si eres de los que no se queda conforme con ser el anfitrión de la noche, sino que también quieres ser el ganador, aprende a observar y leer las diferentes actitudes de tus contrincantes. El juega de póquer se apoya mucho en la actuación. Un jugador puede tener una mano pésima y aún sonreír como si estuviera seguro de ganar. Estúdialo con detenimiento y evalúa su lenguaje corporal y gesticulaciones, quizá lo delaten.

SUFICIENTE BOTANA Y CERVEZA

Independientemente de que evites el exceso, no querrás interrumpir el ritmo del juego cada que se acaben las cervezas, los cigarros o la botana. Antes de ir al supermercado, haz una lista de todo lo que van a necesitar para disfrutar esa noche y no olvides comprar suficiente cantidad de cada cosa. Si botanean van a tener más sed, así que debe haber suficiente cerveza, sin que incurran en un exceso, claro.

REVISA QUE EL LUGAR ESTE VENTILADO

Al cabo de un buen rato, el humo de los cigarrillos se vuelve intolerable y convierte el ambiente en una capa densa que cubre a cuatro jugadores tensionados e incomoda a los que no fuman. En poco tiempo, tus invitados y tú van a estar adormilados por la falta de oxígeno. No pierdes nada con colocar la mesa de juego en un área ventilada y abrir una ventana. Si una persona está fumando junto con otras personas en un recinto cerrado, se encuentra en un grave riesgo de padecer bronquitis aguda o laringitis. Lo ideal es que la mesa de póquer esté colocada cerca de una ventana o en un lugar ventilado, porque incluso quienes no fuman -los fumadores pasivos- están en riesgo de perder su elasticidad pulmonar.

JUEGOS NUEVOS DE CARTAS

La mayoría de los jugadores de póquer son adeptos a cambiar de baraja varias veces en una noche de juego. No tiene nada de particular ni implica que tus invitados sospechen que con trampas les vas a quitar hasta la camisa. Ten dos o tres cujas nuevas de barajas, bien cerradas para que tus anfitriones la abran cuando lo juzguen necesario.

Y ahora… ¡A jugar!