domingo, 11 de enero de 2015

Why can't we be friends?

La primera escena de Friends en mi memoria la vi alguna vez a media noche en la segunda parte de la década de 1990. Joey y Chandler discuten sobre el uso del jabón en la ducha. Un diálogo simple e intrascendente que me atrapo de inmediato. Era un capítulo doblado al español transmitido en canal 5 de Televisa, a partir de ahí procure desvelarme y ver cada capítulo; aunque claro, en el orden totalmente aleatorio del que siempre ha hecho gala ese canal de televisión.

... the one with

No fue sino hasta muchos, pero muchos años después que vi una temporada en DVD que supe que los capítulos tenían nombre, y que todos mantenían un formato en común. A partir de ahí, puse atención en las demás series que imitan la nomenclatura y así resulta más fácil identificar el capítulo.

...  de los fans de hueso colorado.

A fuerza de ver los capítulos una y otra y otra vez uno termina por aprender las frases y a identificar las situaciones; pero aunque me gustaba mucho, no me considero un fanático, simplemente ponía atención. Una amiga de un trabajo que tuve sin embargo, era una coleccionista de la parafernalia, en su casa había muchos elementos de la decoración de los departamentos de la serie.

... todos contra todos.

Por ahí de la octava temporada ya no me llamaba la atención. Ya era como lucha libre en donde se pelan todos contra todos, era raro ver a Joy enamorado de Rachel. En fin, supongo que se les acababan las ideas a los escritores y no recuperaron mi atención ni siquiera en el capítulo final. Por eso me quedo con las primeras temporadas.

... tocala de nuevo Sam.

Así cómo Grey's Anatomy, Friends era catapulta de canciones, muchas son románticas, otras de fiesta noventera. Mis favoritas son Angel, Wicked Game, Shiny Happy People, las cuales quizás ya hayan sido famosas fuera del programa, pero fue ahí en donde las conocí y es gracias a Friends que viven en mi iPod.

... que ni se les ocurra hacer una película.

Ahora puedo ver las temporadas en Netflix, pero como que no ser me antoja: ver Friends tiene su gracia si hay anuncios comerciales interrumpiendo la trama de vez en vez.

Si alguien me pregunta cuál es mi parte favorita del programa, sería el final, el cual a veces resultaba incomprensible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada