lunes, 23 de febrero de 2015

¿Qué hubiera pasado si... Poncio Pilato hubiera impedido la crusifixión de Jesús?

Llegó a Judea como como gobernador romano en el año 26. Generó descontento social, tras intentar "romanizar" la ciudad y trasladó su gobierno a Jerusalén. Según el Nuevo Testamento, cuando Jesús fue apresado, se le solicitó su ejecución y, a pesar de no encontrarlo culpable, permitió que el pueblo liberara en su lugar a Barrabás.

Coronado, y con el cuerpo sangrante, Jesús hubiera sido perdonado, a pesar del reclamo de una multitud enfurecida. Sin la crucifixión, se habría borrado el momento central de la religión cristiana. Sin ésta, se clausura la estructura de creencias del cristianismo y se anula la posibilidad de que el hombre evite el "infierno" a falta de redención de los pecados. 

Nunca se daría el surgimiento de la celebración de Semana Santa y, siglos más adelante, las misas y el bautismo tendrían un significado distinto.

Sesenta y tres años después de evadir la cruz, JEsús está casi ciego, sufre artritis y ya no es el Mesías. Tiene más seguidores de los que puede controlar, pero poseen una ideología dispersa. Con cada regreso a Jerusalén, los romanos lo aprecian más y más. Todo lo que predicase sumisión debía ser protegido, especialmente si se alienta al pueblo a pagar impuestos.

Docientos años más tarde, Roma sigue al frente del mundo con sus viajeros, quienes conquistan América y una evolucionada forma de latín se convierte en el idioma universal.  En tiempos de Constantino comienza a erigirse sinagogas en honor a los apóstoles y es la ciudad de Bizancio la que, a partir de entonces, se convierte en la Nueva Jerusalén.



¿Qué hubiera pasado si... Poncio Pilato hubiera impedido la crusifixión de Jesús?
¿Qué hubiera pasado si... Poncio Pilato hubiera impedido la crusifixión de Jesús?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada