viernes, 20 de marzo de 2015

¿Cómo diferenciar el agua dura de la que no lo es?

Ha habido una fuerte tormenta. El agua caída y recogida directamente será clara y pura. El agua caída en las montañas se filtrará en la tierra y más tarde podrá reaparecer en una fuente, pero conteniendo ya sales en disolución. Estas sales, por lo general, son sales calcáreas que el agua toma al pasar por ciertos terrenos y disolverlas.

A esta agua, muy rica en sales, se le llama dura. El agua dura es habitualmente potable, es decir, buena para beber, pero no lo es para lavar porque no disuelve bien el jabón. Cuando se usa el jabón con agua muy rica en sales se efectúa una acción química en que se origina un producto que no se disuelve en agua. No ocurre lo mismo con el agua más pura — agua blanda — que produce con el jabón una sustancia fácilmente soluble en agua y forma una espuma espléndida. Poniendo jabón en una clase cualquiera de agua, conocemos fácilmente si ésta es dura o blanda. De ser dura, la lavandera perdería el tiempo y gastaría jabón sin conseguir limpiar la ropa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada