viernes, 20 de marzo de 2015

¿De qué murió Napoleón Bonaparte?

Aunque ya han pasado muchos años desde su muerte, y a poca gente realmente le importa, un grupo de científicos franceses afirman categóricamente que Napoleón Bonaparte, el pequeño grande de la conquista, no murió envenenado con arsénico, sino por un cáncer de estómago. Esta hipótesis fue presentada en la revista Science et Vie por tres científicos que, tras analizar mechones de pelo del emperador francés, desmienten la creencia de altas concentraciones de arsénico reveladas en 2001 por el doctor Pascal Kintz, del Instituto de medicina forense de Estrasburgo. Según esta nueva investigación, que sometió el pelo imperial a la radiación sincrotónica (la más sofisticada herramienta de análisis de la materia), el arsénico está presente en todas las mechas (no es albur), cortadas a lo largo de 15 años, y las dosis son bastante homogéneas, repartidas en toda la longitud del cabello, por lo que eso no explica su deceso. Napoleón, que falleció el 5 de mayo de 1821, lo hizo, según los informes de la autopsia, por un cáncer de estómago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada