viernes, 20 de marzo de 2015

El inconveniente de las pruebas psicológicas

Con el fin de medir objetivamente el comportamiento humano, los especialistas usan las pruebas psicológicas, cuyos resultados suelen dar un índice exacto de ciertos aspectos de la persona, por ejemplo en lo concerniente a su capacidad para resolver problemas. Y el exponerse con frecuencia a tales tests hace ganar experiencia para resolverlos. Así, los estudiantes deseosos de ser aprobados en los exámenes de admisión repasan pruebas que ya han hecho y logran mejorar sus resultados, lo cual es muy válido.

Sin embargo, tratándose psicología, esa experiencia puede falsear los resultados que se obtengan. Por ejemplo, en las pruebas para la obtención de empleos en una empresa, si al examinado se le pregunta acerca de su padre y él ya sabe que se trata de un símbolo de autoridad y que amarlo u odiarlo se aplica a la empresa misma, podría embromar con maña al examinador. Son útiles las pruebas, sí, pero no infalibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada