viernes, 20 de marzo de 2015

¿Es verdad que los ventrílocuos hablan con el vientre?

No con el vientre, por supuesto, sino con los mismos órganos de la fonación que utilizamos nosotros. La ventriloquia puede ser aprendida, pero con frecuencia es una facultad innata. Hay que modificar la voz a través de una exhalación lenta, minimizando el movimiento de la lengua y los labios, y manteniendo inmóviles los músculos faciales de modo que la atención del observador se centre sobre la fuente de sonido ilusoria. Se utiliza una combinación de presión en las cuerdas vocales y los músculos de la garganta para modificar el sonido de la voz del ventrílocuo. Realmente, es tan complicado como parece al describirlo: el arte de la ventriloquia requiere talento y práctica constante para alcanzar la perfección.

¿Es verdad que los ventrílocuos hablan con el vientre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada