lunes, 9 de marzo de 2015

Instantáneas personales [1]

El actor norteamericano Eli Wallach, cuyo perfil nunca se ha confundido con el de Cary Grant, comenta en tono burlón sobre los actores guapos: "Cuando un actor guapo debe mostrar una expresión de sufrimiento, esta no resulta convincente. Es entonces cuando ser bien parecido se vuelve una desventaja.

"Yo, en cambio, soy un camaleón. Mi rostro es moldeable. Mencione usted cualquier raza o nacionalidad: mexicano, italiano, oriental, judío, árabe, vaquero norteamericano, ya la he interpretado. De haber sido no más que otra cara bonita, no habría podido hacerlo".

—Don Freeman, en In a Flea's Navel

Cuando el coreógrafo Bob Fosse tenía 26 años y era bailarín de la empresa cinematográfica Metro Goldwyn Mayer (MGM), ensayaba en un salón adyacente al que Fred Astaire ocupaba para preparar su participación en la película The Band Wagon.
"Un día, iba yo caminando por una calle vacía de la MGM y vi una figura que avanzaba en dirección a mí a dos calles de distancia. Era Fred Astaire. Siguió caminando hacia mí con el sombrero calado hasta los ojos. Quería saludarlo, pero preferí no molestarlo. Al pasar a mi lado, sin alzar la vista, me dijo: Qué tal, Foss. Me volví para verlo continuar su camino. En la acera estaba un clavo doblado. Con un movimiento del pie, Fred lo lanzó por el aire hasta un muro, donde el clavo dio y produjo un sonido metálico antes de caer. Aquella había sido una perfecta acción Astairiana".

-Bob Thomas, en Astaire: The Man, the Dancer

El escritor y novelista italiano Alberto Moravia dice:
Se vive y se escribe acerca de la vida a un mismo tiempo. Yo escribo únicamente por las mañanas; las tardes las dedico a vivir. Decidí hacerlo así al cumplir los 16 años de edad, y jamás he hallado razón para cambiar.
Todo lo que he escrito encierra, en el fondo, raíces autobiográficas. Podríamos decir que todo lo que he realizado durante más de cincuenta años, bajo la "máscara" de relatos diferentes, sencillamente ha sido narrar la vida de un hombre llamado Alberto Moravia.

—Giuseppe Grieco, en Gente (Milán, Italia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada