viernes, 20 de marzo de 2015

Lo que decimos sin hablar

El lenguaje corporal es esencial en la comunicación. Es un hecho que muchas personas no dicen exactamente lo que piensan en ciertos ámbitos, especialmente en el lugar de trabajo. Robert Philips, un experto en lenguaje corporal, nos orienta sobre cómo podemos interpretar "pistas no verbales":

La mirada: aunque para muchos el contacto visual momentáneo no sea un problema, sostener la mirada durante un tiempo más prolongado puede ser agresivo o incluso molesto para nuestro interlocutor. Si mientras sostienes una conversación con un compañero de trabajo éste mira hacia otro lado continuamente, puedes deducir que tú le aburres o que él es excesivamente tímido.

Los gestos: las personas que estén de acuerdo con tus ideas empezarán a irritar tus gestos y tus posturas de alguna manera. Pero si alguien, en el momento en que se dirige a ti, no proyecta su cuerpo ni sus pies en tu dirección, quiere decir que sus opiniones son muy diferentes a las tuyas. Del mismo modo, si tu interlocutor cruza los brazos mientras le hablas, denota que se siente a la defensiva o en desacuerdo contigo.

El movimiento ocular: si estás entrenando a alguien, por el movimiento de sus ojos puedes saber cómo funciona su mente. Si los ojos se mueven de arriba a izquierda, quiere decir que procesa la información de manera visual. Si mira sólo hacia la izquierda, la interioriza en términos acústicos, y si el movimiento es de derecha hacia abajo, su aprendizaje es emocional.

Lo que decimos sin hablar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada