jueves, 19 de marzo de 2015

¿Qué es el Hentai?

Diminutas faldas de colegiala arriba de los muslos, rostros angelicales que acompañan cuerpos exuberantes, encuentros casuales que terminan con un intenso intercambio de fluidos, monstruos con decenas de tentáculos fálicos... contrariamente a lo que se piensa, las caricaturas japonesas no son únicamente Remi, Digimon, Mazinger Z o Dragon Ball (tal vez ni recuerdes quienes son). Desde hace unos años, los hijos del sol naciente han exportado con singular éxito un género que, además de explorar nuevos tipos de placer visual, ha permitido una gran apertura, tanto artística como sexual.

El significado literal de la palabra hentai es 'pervertido' (aunque también se refiere a lo 'extraño' o 'anormal') y concierne a todas aquellas obras escritas y visuales en las que los personajes tienen encuentros sexuales explícitos. Sin embargo, no sólo de sexo vive el hentai, ya que debido a su gran aceptación entre el público adulto, las historias se han vuelto más complicadas, abarcando desde aventuras hasta comedia y horror. Todo comenzó en 1984 con la aparición de los primeros OVA (Original Video Animation), animé creado exclusivamente para su venta en elmercado doméstico (no fue difundido en la televisión o el cine) y, en particular, con la salida de Cram Lemon, una serie de 25 minutos que narraba, con pelos y señales, las relaciones sexuales de un joven estudiante llamado Ami con su hermanastro Hiroshi. El éxito de ventas fue tal que casi inmediatamente salió al mercado Escalation y Sf Chojigen Densetsu que, aun cuando tenían una temática de aventura, le daba al sexo un papel muy importante. Para 1992 nació Pink Pinneaple, una de las productoras más importantes del género, la cual hizo dos aportaciones relevantes al género: un guión más sólido y una realización técnica similar al resto de las caricaturas convencionales, premisas que lo rigen a la fecha. Igualmente, las parodias de series como Ranma ½ o Sailor Moon, realizadas principalmente por fanáticos, son muy buscadas en la red, y en algunas ocasiones llegan a valer varios miles de dólares.

Hoy es una industria que genera alrededor de un millón de billetes verdes al año, tan sólo en Japón, y se está extendiendo rápidamente por todo el globo, al grado de que muchos han dejado de recurrir a la pornografía convencional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada