martes, 10 de marzo de 2015

¿Qué es la moneda Bitcoin?

Para hacer transacciones en línea muchos prefieren utilizar la Bitcoin en vez de pesos, dólares, euros o cualquier otra moneda.

El valor del instrumento de pago virtual supera por decenas de veces al de otras divisas, pues su cotización por unidad ronda los 700 pesos, aunque es volátil.

"Es una versión de dinero en efectivo de persona a persona que permite hacer pagos en línea entre dos partes sin la necesidad de pasar por una institución financiera, ello ofrece el beneficio de que las comisiones son menores a las que se dan al pagar con una moneda convencional a través de la banca", señaló Satoshi Nakamoto, creador de Bitcoin.

Su funcionamiento es como Paypal. Los usuarios adquieren Bitcoins y hay sitios que ofrecen productos y servicios en línea que los aceptan como moneda para pagar.

Existen dos formas de conseguir Bitcoins. La más sencilla es comprándolos en "casas de cambio" en línea, o bien al "minar" la computadora. Éste último término se refiere a cuando el usuario "presta" su computadora para que, a través de internet, la organización Bitcoin utilice su capacidad de procesamiento y energía por un tiempo determinado a cambio de monedas virtuales.

En la Red existen diversas casas de cambio de Bitcoins, cada una tiene diferentes comisiones para compra o venta de monedas. Por ejemplo, en México se encuentra Bitcoinplus.mx, donde al cambiar monedas se recibe el dinero en pesos a través de depósito bancario o Telégrafos de México.

En cuanto a la seguridad de las transacciones de Bitcoin, son realizadas de forma cifrada, es decir, nadie puede ver ni utilizar el paquete de datos de las Bitcoin. Además, el sistema impide que alguna persona pueda falsificar las monedas o crearlas por sí mismos. Tampoco permite pagar dos veces con la misma Bitcoin.

Para conseguirlas monedas electrónicas al "minar", los usuarios deben descargar un software desde la página oficial y conectar su computadora. Dicho programa también funciona como una "cartera" virtual, donde se guardan las monedas y desde donde se hacen las transferencias.

Una desventaja de esta moneda es que en México pocos establecimientos en línea las aceptan. Apenas algunos comerciantes, como la tienda Comicastle.com o la casa de huéspedes "El Diablo" y la "Sandía en Oaxaca" que han publicado en foros que podrían aceptar pago en Bitcoins.

El servicio de almacenamiento en la nube Mega es uno de los que aceptan la moneda. Esto es a través del sitio Bitvoucher.co, donde los usuarios ya tienen la opción de pagar con Bitcoins.

Por ejemplo, la cuenta Mega Pro I de 500 GB cuesta 0.2139 Bitcoins mensuales, la Pro II de 2 TB 0.4280, y la Pro III de 4 TB al mes cuesta 0.6422 Bitcoins.

Bitcoin: ¿el dinero virtual tiene futuro?

Desde los primeros intercambios primitivos que derivaron en el trueque, pasando por los metales preciosos que evolucionaron a monedas y hasta la actual emisión de billetes fiduciarios, han pasado ya siglos de historia, no siempre con buenos resultados.
El sistema financiero se moderniza y parece que las transacciones electrónicas por medio de tarjetas o cajeros automáticos nos han facilitado la vida, aunque eso sí, siempre con la intermediación de una autoridad, ya sean bancos o gobiernos.

Es por eso que la idea de una nueva moneda digital, independiente de ese sistema que la regule, suena por lo menos provocativa. De hecho, el ensayo de un futuro con dinero virtual ya existe, y su promesa más famosa es justamente la bitcoin.

Inspirada en 2008 por un anónimo grupo de cerebros  -o tal vez por un héroe solitario- de nombre Satoshi Nakamoto, la bitcoin es una alternativa de divisa que se presume colectiva y libre de un organismo centralizado, caso contrario al dólar o el peso.

Parece una especie de utopía cibernética, donde no existe un dueño de la red monetaria ni tampoco hay leyes para la emisión del dinero. Se trata pues de un protocolo de código abierto, que cualquiera de nosotros puede revisar y comprobar.

De inicio, se instala un software que funciona como cartera digital. El valor de cada bitcoin -como todo en economía- la determina la oferta y la demanda, mientras que su límite en el mercado es de 21 millones de unidades, como una previsión para evitar así la inflación.

Conseguir bitcoins es posible con un intercambio de divisas del mundo real, por medio de páginas web que hacen labor de una casa de cambio; lo mismo ofreciendo servicios en internet, recomendando links publicitarios y hasta con videojuegos.

Aunque la forma más extravagante de ganarlas, casi como de ciencia ficción, es por medio de lo que llaman "minería": tal como si se buscara el tesoro en una isla, el "minero" busca desenterrar bitcoins al descifrar algoritmos, o más específicamente, al resolver problemas de criptografía que por supuesto resultan muy complejos.

La bitcoin se cotiza actualmente en 4,260 pesos, según el sitio mexicano de compra-venta de monedas virtuales BITSO. Tal unidad se divide a su vez en distintas fracciones como el satoshi (algo así como el centavo) y con ellas es posible comprar en portales de comercio electrónico tipo Amazon, contratar servicios de hosting, bajar aplicaciones, jugar en línea, reservar viajes, enviar remesas e incluso pedir una pizza.

En cuanto a seguridad, para evitar el doble uso de la moneda se utiliza un sistema P2P (¿recuerdan Napster?) donde cada transacción se comprueba, nodo a nodo, por medio de un historial público de transacciones. La identidad del usuario se mantiene anónima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada