miércoles, 18 de marzo de 2015

¿Se tienen pesadillas por cenar abundantemente?

En México somos muy antojadizos y en la noche ni se diga, por esta razón están llenos los puestos de comida y restaurantes; todos hemos caído en la tentación de los típicos tacos al pastor con todo y su trozo de piña, hay quienes son más afines a los tacos de suadero, buche, longaniza, cabeza, y como cinco tacos no son suficientes, la cuenta se va incrementando hasta llegar a los doce tacos seguiditos; los puestos de pambazos, quesadillas y pozole también son muy socorridos al caer la oscuridad. A diferencia de los aztecas y los mayas, que comían sólo lo necesario para quedar satisfechos, actualmente nosotros comemos hasta llenarnos y dejamos sólo unos minutos para darle oportunidad al postre nocturno, que generalmente se trata de flanes napolitanos, pan dulce acompañado de un rico cafecito, y si nos topamos con un rollo de canela o churros, no les perdonamos la vida. La meta es tener que desabrocharnos el cinturón, es decir, quedar completamente llenos, aunque no hubiésemos necesitado todo lo que cenamos, porque cenamos más por placer que por necesidad. Desafortunadamente al cenar por la noche no hay oportunidad de hacer la digestión, pues nadie se pone a hacer ejercicio para procesar los alimentos digeridos cuando nos cobija la luz de la luna... Desde chico, he escuchado esa amenaza nocturna que nos dice que cuando soñamos mucho soñamos pesadillas. Esto es mentira.

A menudo las pesadillas se producen debido a un cuadro de preocupación o estrés, pero es importante señalar que no tienen nada que ver con el nivel de ingesta nocturna; imagínese, si esto fuese realidad, ¿cuántas pesadillas tendríamos a la semana por nuestra alimentación desordenada? Las pesadillas se presentan en raras ocasiones en nuestros sueños. Cuando las personas tienen la misma pesadilla de manera frecuente, entonces es momento de ir a consultar a un especialista, ya que podría tratarse de un problema psicológico que de no ser atendido se corre el riesgo de seguir soñándolo. Las pesadillas se pueden identificar como una forma de descubrir preocupaciones y problemas personales.

De manera que cenar fuerte no nos hará tener pesadillas; sin embargo, no es recomendable, ya que puede traer consigo otro tipo de problemas de salud, como obesidad que generalmente desencadena enfermedades como presión arterial o diabetes, así que lo mejor es hacerle caso al dicho popular que dice:"... Desayuna como rey, come como príncipe pero cena como mendigo..."


¿Se tienen pesadillas por cenar abundantemente?
¿Se tienen pesadillas por cenar abundantemente?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada