lunes, 9 de marzo de 2015

Suicidio en México, problema de salud pública

Según el INEGI, el suicidio es la tercera causa de muerte entre los adolescentes de 15 a 19 años y la tasa total en el país se duplico en las últimas dos décadas.

Deudas, falta de expectativas, desamor, soledad, enfermedades crónicas o terminales, depresión, bullying social. Esos son los principales motivos que La Organización Mundial de la Salud (OMS) enlista como motivantes para que una persona decida terminar con su vida. En México, la tasa de suicidios se duplicó en las últimas dos décadas de 2.2 casos por cada 100 mil habitantes en 1990, a 4.9 en 2012, según cifras del INEGI (el Instituto no cuenta con datos más recientes). Y aunque la cifra es baja en comparación con el promedio mundial que es de 11.4 decesos por cada 100 mil habitantes, la alta incidencia registrada entre jóvenes ha encendido la alerta de un creciente problema de salud nacional. El 42 % de los casos se registran entre los 15 y los 24 años de edad. Según el INEGI, el suicidio es la tercera causa de muerte entre adolescentes de 15 a 19 años, solo después de los accidentes de tránsito y las agresiones. De cada 100 mil jóvenes, 7.4 deciden quitarse la vida.

"A nivel mundial se registran 800 mil suicidios consumados laño, es decir, uno cada 40 segundos, lo que representa la segunda causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años en el mundo", señaló Maureen Birmingham, representante de la OPS en México. 

CIFRAS MORTALES

La OMS, Secretaría de Salud y el INEGI detectaron y enlistaron las 10 enfermedades que agobian a los mexicanos y la depresión ocupa el sexto lugar. En uno de cada cuatro hogares mexicanos existe alguien que la padece. Ese motivo orilló a Mario Solano Arteaga, de 63 años, a quitarse la vida colgándose en la regadera del baño en su casa en Pedregal de Santo Domingo en mayo pasado. Sobre una mesa de madera dejó una carta donde dejó instrucciones para su sepelio. Pidió perdón a sus familiares y les explicó que se sentía mal de salud y deprimido.

¿SE MATA O LO MATAN?

Para el tanatólogo Nicolás Zola, el suicidio es el resultado de un estado depresivo profundo, en el que el individuo intenta autocastigarse o castigar, a modo de venganza, a otras personas por quienes se siente rechazado. "El suicida deja de encontrarle sentido a la existencia y busca en el acto de atentar contra su vida una forma de notoriedad y reconocimiento, de lo cual, cree carecer". Uno de los axiomas que maneja Nicolás es que el suicida no se mata, lo matan. "Antes de cometer el acto transcurre un periodo de tiempo dividido en tres etapas: la ideación suicida, decir, por ejemplo, 'mi vida no tiene sentido' es, en realidad, un grito en demanda de ayuda; la conducta suicida, que se caracteriza por actos inhabituales en la persona, como repentino deseo de poner en orden sus cosas y, finalmente, el atentado". El dolor provocado por el abandono de su esposa invadió a René Álvarez, quien la noche del 20 de agosto decidió perforarse el corazón con un taladro. Su hija Yajaira encontró el cadáver del hombre de 57 años en su departamento de la Unidad CTM Culhuacán. "Que no se culpe a nadie, fue decisión, por dolor", decía un papel que el fallecido pegó con cinta adhesiva al vidrio.

RECHAZADO DE LA UNAM

En 2013, Jesuán N., de 19 años, decidió quitarse la vida con una sobredosis de Prozac. "¿Por qué?", todo mundo preguntó, máxime cuando se trataba de un chico atractivo, de buena posición económica, padres que lo amaban, una novia que lo adoraba. A dos semanas de haber sido rechazado en la UNAM, entró en una profunda depresión que solo su hermana Anabel advirtió. Su madre Andrea tuvo el desgarrador impacto de encontrarlo tirado en el baño y con un frasco vacío en sus dedos:

"Nunca lo voy a perdonar porque acabó con esta familia, porque fue un cobarde, porque nos dejó con el terrible dolor de su ausencia. Los fines de semana nos reuníamos y era una excelente convivencia familiar... pero algo pasó, no sé qué... Hizo el examen para la universidad, no lo pasó, solo lo sentí un poco triste, normal. Nos dijo que ya tenía en puerta otras opciones, pero por la mente nunca nos pasó esto".

El suicidio es un atentado que también ataca la salud emocional de familiares y seres queridos.

SUICIDAS FALLIDOS

La depresión es una enfermedad mental, progresiva y mortal. Hay personas que de una depresión leve pasan a una moderada y luego a una grave, que puede conducir a suicidio: 15% de quienes la padecen terminan quitándose la vida.

En la mañana del 25 de mayo, un elemento de la SSP-DF observó cómo una joven de unos 22 años, identificada como Erika, se acercó peligrosamente a la orilla del paso a desnivelen Avenidas del Taller y San Antonio Abad. Al percatarse de la presencia del uniformado, Erika saltó desde 5 metros, lo que le costó varias costillas fracturadas y un fuerte golpe en la cabeza. Personal del ERUM la trasladó a un hospital cercano. Vecinos de la zona relataron que había sido vista inhalando solventes y protagonizando pleitos.

OBSÉRVATE

Si estás deprimido y tú crisis dura más de dos semanas, a tal punto de que interfiere en tus quehaceres habituales, es hora de buscar ayuda. "Estas ganas de no vivir son como la gripa, pueden presentarse varios episodios en la vida. De hecho, quien experimenta un episodio en su vida tiene 50% más de probabilidades de tener otro; con dos, las posibilidades de repetirlo se disparan hasta 70% y con tres es casi seguro que tendrá un cuarto hasta que haya un desenlace", dijo el especialista Nicolás Zola. Si es sí, busca ayuda profesional, quizá un tanatólogo o directamente a la Fundación Despierta Amor, Amor, Amor, quien ofrece programas a potenciales suicidas. 

CAUSA PRINCIPAL

En México, la depresión es considerada como la principal causa de pensamientos suicidas entre la población, reveló un estudio de la empresa encuestadora Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), según el cual una combinación de factores predisponen la decisión de quitarse la vida: 60.4% lo atribuye a la depresión, 13.4% a una mala situación económica; 8.3% al abandono o traición de la pareja y 7.3% a la soledad. Las formas preferidas son ahorcamiento, disparo, envenenamiento, pastillas, corte de venas y ahogamiento.

Las situaciones y los casos se multiplican. Luego de pasar más de 40 minutos lanzando objetos desde el piso 13 de la Torre Miguel Hidalgo en la Unidad Tlatelolco, Viridiana Ponce, de 1 años, decidió lanzarse desnuda al vacío. "¡No, no!", gritó, sobre el marco de la ventana, antes de caer sobre una jardinera la tarde del 21 de octubre. O el caso de Jesús Eduardo González, u joven de 25 años, jugador amateur de futbol, quien tenía poco tiempo de haberse convertido en papá. Jesús se quitó la vida con una escopeta el 14 de febrero, justo en la habitación donde guardaba sus trofeos. Al buscar entre sus pertenencias, sus familiares no encontraron pruebas para dilucidar qué problema lo orilló a tomar esta decisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada