jueves, 16 de abril de 2015

¿En qué consiste el culto a la Santa Muerte?

Se le adora en México, en especial en el Distrito Federal. Cada día primero de mes se le visita en su santuario (uno de los principales se encuentra en la colonia Morelos y otros en Tepito) para entregarle ofrendas (desde simples piezas de fruta hasta relojes y piedras preciosas) y, a cambio, solicitar algún favor especial. La tenebrosa figura de un esqueleto envuelto en un hábito con capucha también se conoce como la Niña Blanca, la Flaca o Manita. En la mano izquierda sostiene el mundo, y en la derecha una guadaña, que sirve para cortarlos males, y una balanza, para lograr justicia. Su culto se ha entendido a algunos lugares del extranjero donde existen comunidades mexicanas importantes. 

En Los Ángeles, Nueva York y varias ciudades de la frontera se han construido capillas en su honor, donde se le reza el rosario, a pesar de que no cuenta con reconocimiento de la Iglesia. Este fenómeno ha intrigado mucho a historiadores y antropólogos. El escritor Homero Aridjis, autor del libro La Santa Muerte, lo define como: "Un culto subterráneo que se propaga por el México actual... un México supersticioso con raíces prehispánicas fuertes." 

Su origen podría hallarse en la fusión de ideas cristianas con el culto que los indígenas precortesianos de la región profesaban por los señores del Mictlán, la región de los muertos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada