jueves, 23 de julio de 2015

Cómo acabar con un blog en ocho años… o menos

También pude haber titulado el post como: Cincuenta cosas que odio de Google y sobre todo de Adsense, pero lo dejo para despúes. 

En el principio sólo era una idea…. la idea de crear un blog. La palabra misma “blog” no recuerdo exactamente en dónde la escuché por primera vez. Lo que sí sé es que quería un blog sobre divulgación… histórica, científica, artística; un sitio del cual se pudiese sentir orgulloso tanto Carl Sagan como Isaac Asimov. Independientemente de las tendencias o de las noticias del momento, el blog, mi blog, sería un espacio para expandir la mente del curioso, un lugar para encontrar respuesta a preguntas raras y quizás tontas… aunque no hay preguntas tontas a mi parecer. 

Mayo de 2007 fue el año en que comencé a publicar Pulso Digital. Por supuesto que recuerdo lo que me costó elegir el nombre. Antes que nada y primero que todo, deseaba un nombre de una sola palabra; pasaron días sin que pudiese encontrar una que me agradara por completo; y eso no era todo, había que elegir un sitio en dónde alojarlo. En ese momento tenía sólo dos lugares a la vista: Blogger y Wordpress. Como no había a quien preguntar quien ya hubiese tenido experiencia en tal campo, no me quedó más remedio que acudir a las FAQs de cada uno y averiguar cuál será el conveniente. Para no hacer esta parte del rollo tan larga, Blogger era más simple y con el tiempo podría comprar un nombre de dominio económico e incluso agregar Adsense para que quizás fuese rentable.

Errare humanun est.

Blogger fue un gran error, un grandísimo error, pero pues ya que. Les juro que me quemé las pestañas muchas veces tratado de averiguar cómo personalizar la plantilla del sitio, la cual por cierto desde siempre decidí y que se tratase de un diseño minimalista. El código a veces me resultaba frustrante y constantemente tenía que recurrir al servicio que ofrecían terceros para hacer cosas tan simples como un contador de visitas. Sigan mi consejo, si quieren un buen blog no elijan a Blogger.

Neta… Blogger es como el patito feo de Google, le da chingos de lana por medio de la publicidad pero no se digan a actualizarlo ni siquiera una vez al año. 

Cada tanto cambiaba de plantilla para hacerla más simple y enfocada en el contenido, no fue sino hasta dos años después que por fin reuní los primeros 100 dólares de centavos en centavos. Por fin era un blogger profesional. Claro que el cobro del cheque que me enviaron fue otro rollo. Según esto, en alguna parte leí que lo podía cobrar en Banamex… Pero no, en cualquiera de las sucursales a las que fuí me decían que no tenían idea de cómo hacer válido el documento. Seguí leyendo las instrucciones y pedí que me retuviesen el pago en lo que averiguaba cómo obtener ese dinero. 

La solución fue obtener una cuenta de un banco y su CLABE; no, no está mal escrito, se trata de una cuenta con la cual se pueden hacer transferencias. Fui a Banamex, Banorte, Serfín, Bancomer y en todos me decían que debía abrir una cuenta de cheques con un saldo mínimo mensual de entre $1,000 y $2,000 pesos… que si el manejo de cuenta y no sé cuántos cobros más. En sí, que saldría poniendo en vez de ganando. Hasta que ya dado todo por perdido fui a Banco Azteca… ahí sólo me pedían $50 pesos para abrir una cuenta, mismos que podía gastar de inmediato y dejar la cuenta en ceros, sin cobro de comisión alguna. Es más, me regalarón la llave electrónica y la cuenta misma venía con su CLABE. Hice los trámites en Adsense y desde ese día nunca he tenido problemas con tal cuenta… ¡NUNCA!. Con el tiempo a la llave electrónica se le acabó la batería y me han repuesto el plástico dos veces, sin comisión alguna.


[¿Sabes qué me haría feliz? Que enlazaras éste sitio en tu blog, que lo compartas en tus redes sociales, que me envíes un correo electrónico (pulsodigital@gmail.com), algo así]


Mi primer gran error con el blog fue no saber en dónde colocar los anuncios. Pasaban los meses y las ganancias eran mínimas. No fue sino hasta que un colega me hizo la observación de cómo podría mejorar el rendimiento que… ¡TARAAAAN! en vez de cobrar cada muchos meses pude disponer de una entrada de dinero mensual. No era mucho, pero ayudaba a los gastos y a adquirir los materiales para mantener el sitio. Incluso un mes cobré más por la publicidad que mi sueldo de oficina. Sólo una ocasión, ya que al mes siguiente los ingresos cayeron tan estrepitosamente que me arrancaba los pelos de desesperación. Google me dijo que estaba cometiendo faltas… pero no decía cuales.

Y ahí me tienen, día tras día modificando código y borrando artículos. Los mensajes de Google eran indescifrables, no era problema de traducción, podían estar en Inglés, francés o español y de todos modos no los entendía. No supe que era lo que tenía que corregir para obtener su perdón y se me activase de nuevo mi cuenta de Adsense. 

Pausa...  para Paypal

En aquellos años se podía uno inscribir a empresas que pagaban por escribir artículos. Ese patrocinio era de lo más vil. Se parece a cuando arrojan los padrinos las monedas en los bautizos, los niños se atropellan unos a otros para conseguir alguna moneda, se pisan y empujan e incluso se arrancan las monedas de las manos. Pues ese era el caso de Zync.es; ahí te avisaban que había una oportunidad de hacer un análisis a un sitio pagaban de acuerdo a la influencia de cada blogger. Claro que las ofertas eran muy peleadas y como era con en horario de España, pues en la madrugada no me enteraba y para cuando entraba al sitio me daba cuenta de que ya no había más :/ . Pero a veces si había, entonces tenía un par de días para hacer las reseñas, siempre se trataron de sitios de pésima calidad. Siento que en ese tiempo prostituí mi blog por poco dinero… dinero que no cobraba seguido. Los muy creativos dueños de Zync jineteaban la lana de una manera curiosa; tenías que conseguir un mínimo de 50 euros (no se en dónde está en éste teclado el símbolo de la “E” con dos rayitas), y daba la casualidad que lo que pagaban por artículo hacía difícil conseguirlo en una cantidad cerrada de patrocinios. No me explicaré más, era un desmadre.

Lo anterior va a que después me enteré que Google castiga por hacer éste tipo de post patrocinados.

Otro gran error, aceptar patrocinios directos de casinos. 

Cada tanto escribía en el blog artículos relacionados con juegos de azar. Pues bien, resulta que los de marketing de casinos contactaban directamente al blogger (a los humanos, no al sitio) y nos ofrecían 30, 50 o 100 dólares por colocar enlaces en artículos ya publicados, en ciertas palabras clave. El dinero era muy bien recibido, pero a Google tampoco le agradaba tal práctica. Pero no crean que lo decían directamente. Antes de saberlo borré más de dos mil articulos en los cuales pensé que la idea expresada ofendía de algún modo a alguien. Google no ofrece una lista de enlaces que aborrezca de nuestros sitios, nos deja como hormigas encabronadas, en un caos frenético por averiguar qué chingados hicimos mal.

Si, dije chingados ¿y qué?

Durante los primeros años del sitio procuré escribir en un lenguaje neutral, e incluso castellanizado. Es decir, en vez de computadora ponía ordenador; es bien cierto que hay más navegantes en España que en latinoamérica, pero déjenme decirles algo, son quien menos hacen click en la publicidad; no se porque… pero de los registros que tengo sobre la procedencia de los ingresos, podía figurar más cualquier otro país de América con pocas visitas que España con una abrumadora ventaja. En fin, que con el tiempo aprendí que se debe escribir como se habla, y no darle gusto a un sector, es altamente cansado pensar en escribir como no se habla.


Regresando con Zync y los casinos…. resulta que también aparecían patrocinadores de agencias de viajes, pagaban un poco menos que los casinos y más que Zync, y de una manera diferente, insertando un cuadro de publicidad de 250 x 250. El pago era por tres meses y el trato duró durante mucho tiempo. Creo que tal publicidad no afectaba tan negativamente a Adsense, pero quien sabe, igual y si.

Todos los sistemas para obtener ganancias pagaban por medio de Payal, así que saqué mi cuenta y por medio de ese sistema tenía mi dinerito constante. Con lo que obtenía, por ejemplo, pagaba un iPod, o una cámara fotográfica… mismos que utilizaba para publicar en el blog. Aunque creo que parte del berrinche de Adsene fue que nunca adquirí una campaña de publicidad con el dinero que me ganaba con ellos. 

Otro error, de otra índole.

Durante el primer tercio de vida del sitio, solía utilizar diferentes editores de código HTML-WYSIWYG. Uno de ellos me partio la madre insertado código de seguimiento en su provecho y eso también era parte de la penalización, no quiero ni acordarme de cuál era. También utilicé durante años el editor de Microsoft, Writer, y el muy maldito hacía lo que quería con el código HTML, su desmadre me obligó a revisar más de 3,000 artículos de uno por uno para eliminar sus restos. Al mismo tiempo elimine el 99% de las imagenes cuyos derechos no poseía y configuré el ALT de las que se quedaron… porque a los señores de Google se les hincha el huevo de que así se localizan mejor en su buscador. Se trató de trabajo de semanas sin parar día y noche para purificar el contenido del sitio. No valio la pena, se los juro, no valio la pena el esfuerzo.

Otra mamada de Blogger, se me avisó que no podía dar consejos de salud o relacionados con el cuerpo humano. Y aquí quiero aclarar algo, en el blog nunca aparecieron desnudos ni enlaces a sitios no aptos para menores, los datos publicados relacionados a la sexualidad siempre se trataron de manera académica. Aún así, Adsense me castigo por tales contenido y debía retirarlos si quería conservar mi cuenta. Ok, los elimine del sitio y los migre a otro en donde no hay Adsense. El resultado, de tener cientos de miles de visitas en Pulso Digital, en el otro blog no tienen ninguna, cero, nada. 

Así que con el tiempo le perdí el gusto, me la pasaba más tiempo tapando parches que publicando contenido. Heme aquí, llorando la pena y lamiendo las heridas. El sitio está prácticamente muerto durante horas, ni una visita en el que fue uno de los top 20 en no se cual lista de blogs. Yo mismo publicaba consejos sobre bloggeo, creanme, si me hacía caso y seguía al pie de la letra lo que profesaba. Pero al parecer de ese modo no funciona. Pero he vuelto, veo éste hoyo como una nueva oportunidad… como cuando comenzaba y no sabía nada, ahora se menos pero tengo nuevas habilidades. He decidido no revivir el blog, sino darle otra vida, que no es lo mismo. Total, que me siento como blogger nuevo. 

No sean gachos…. dejen su comentario, y si no es positibo los eliminaré, se los advierto, no estoy de humor para los trolls. 

P.D. 

No tengo ganas de volver a leer lo que escribí para hacer correcciones, ahí ustedes disculpen. ¡Ah! Y aún me queda mucho que contar sobre la creación de éste hermoso blog. Pa’lotra. 

Chinga tu madre Google

7 comentarios:

  1. Pues me paso lo mismo, creo que nunca hice dinero con mi blog en el ya desaparecido My.Opera, pero si logre estar entre los 500 mas visitados de la comunidad.

    Recibi regalos de Opera por participar en los concursos que hacia para la comunidad, hice muchos amigos ahi, que lastima que lo cerraran, blogger nunca me ha gustado, al cerrar My.Opera me pase a WordPress, aun no le tomo cariño a ese blog y estoy tratando de revivirlo.

    ResponderEliminar
  2. Antes que nada... Gracias, gracias, gracias por el comentario. Es el primero en meses que no se trata de Spam. Ahora bien, mencionas un blog... ¿Cuál es para poder visitarlo?

    ResponderEliminar
  3. Pues yo también te leo desde mi feedly, y me siento un poco identificado, es complicado llevar un blog, es prácticamente un trabajo. Y sí, con el tiempo Google se ha puesto más "delicado" con el tema de los desnudos, semidesnudos, o encontrar alguna marca que parezca post patrocinado y no natural, en fin que yo aún no revivo mi blog, pero me duele la idea de dejarlo ir, después de todo es parte de algo que quise hacer.

    ResponderEliminar
  4. En lo que te pueda ayudar... con mucho gusto.

    ResponderEliminar
  5. Un seguidor de un par de años. Una pena que haya terminado todo, la verdad es que me encantaba leer en mi feed alguno de tus post donde había preguntas interesantes y curiosas que me habían preguntarme lo mismo. Desde siempre tu Blog me pareció extraño, luce como una enciclopedia que todos deben de conocer.

    Un saludo, espero que al menos sigas en Twitter y en otras redes. :)

    PD: Igual como lector Blogger es un asco

    ResponderEliminar
  6. Estimado Aldair... el blog sigue... precisamente acabo de darme cuenta que yo mismo lo aniquilé desde hace mucho. Procuraré darle otro aire... más personal y menos duro con los datos... quizás sea frescura de lo que siempre careció. Y no se cuál sea tu cuenta de Twitter, así que te agradecería hacérmela saber.

    ResponderEliminar
  7. Yo visito tu blog desde hace varios años, tal vez desde tu inicio y me gusta mucho!, si vi varios cambios pero he aprendido demasiado, los datos que pones me resultan muy atractivos ojala y continues donde sea, siempre agradecere encontrar blogs asi,
    PD. Eres el unico blog que visito a diario y si piensas cerrarlo no puedo dejar que lo hagas sin antes decir lo grande que fue.

    ResponderEliminar