lunes, 3 de agosto de 2015

Divagaciones sobre el OXXO y el Super 7

Lo que leerán a continuación no tiene ni pies ni cabeza, son pensamientos sin orden aparente, y dice así…

En la ciudad en donde vivo no hay ni un solo, ni pequeño ni grande, Super 7… o Seven Eleven región 4, como los conozcas, ni uno. Sin embargo, abundan los OXXOs. Las malas lenguas dicen que uno de los ex presidentes municipales se hizo con el control de otorgar las franquicias de la empresa de las cuatro letras, y de paso, para hacer el negocio redondito, impidió que los Super 7 no pudieran siquiera poner un pie en ésta tierra olvidada por la primavera. Bien, eso dicen, no me consta en lo absoluto. Y de eso va el resto de éste cuento, sobre lo que se por puro chisme y empíricamente acerca de esos dos changarros.

Como les decía… aquí no hay Supers Sietes, y la verdad es que cuando voy a alguna ciudad en donde si los hay me gusta comprar algunos de los productos ahí a la venta y exclusivos de tales locales; por ejemplo: hace dos veranos tuvieron a bien sacar la promoción de los raspados con sabor a aquellos dulces de la marca Jolly Ranch; a mi familia a mi nos encantaba ir a comprar uno de cada sabor hasta probarlos todos. En OXXO tardaron un poco más en tener a la venta su versión de tales bebidas heladas, la verdad es que no sabían igual. Si... son ricas, pero aquellas con sabor a dulces eran en su momento lo mejor para mitigar el calor. 

Hace unos días fuí a Monterrey, por carretera; a sabiendas que en el área metropolitana si hay super sietes, mi ansia se comía sola, de la ansia, me urgía sentir nuevamente en el paladar tal delicia grabada en mi recuerdo. Para mi sorpresa, en Linares no había ni uno de los Super 7, al menos no vi ninguno. Pregunté al encargado de una gasolinería en donde recargue combustible si sabía de alguno cerca... La respuesta: No. Según me comentó, a él también le gustaban tales raspados, pero tenía que ir a poblado siguiente por uno de ellos, opinaba también que los del OXXO no son tan buenos. Así que mis ansias tuvieron que aguantar otro ratito hasta que por fin divisamos uno en la lejanía a la orilla de la carretera. 

¡PUAJ!

El Super 7 en el cual nos detuvimos estaba sucio, descuidado, los refrigeradores a medio funcionar, el piso asqueroso, la atención pésima, la máquina de raspados de sus cuatro sabores no le funcionaban dos y los otros dos estaban mal elaborados, ya que la maquinita no daba bien las vueltas. Total, pensamos que quizás se tratase de un asunto el cual únicamente sucedía en aquella sucursal de carretera. Para no dejar, ya que estaban al dos por uno, compramos un para para aguantar otro ratito las ganas de degustar aquella exquisitez. Llegando al área metropolitana nos detuvimos en otro, y lo mismo: sitio sucio, mala atención y máquinas a medio servir… Fuck!!

¿Hay algo bueno que decir antes de continuar con la perorata?

Insisto que los super siete tienen más productos atractivos para cada uno de los miembros de mi familia, desde las barajitas de Frozen hasta las fichas prepagadas del antivirus NOD32; mismas que ni sabía que existían y me hacen la vida más fácil tanto a mi como a mis clientes a quienes les ofrezco servicio de mantenimiento a equipo de cómputo. Me encantan las chingaderitas que venden cerca de las cajas, para los que como yo coleccionan porquería y media.

¿Y el OXXO qué pitos toca en todo esto?

Pues lo siguiente. En vista del éxito no obtenido no nos quedó más remedio que ir al OXXO para recargar energías con una de sus versiones de los raspados. ¡Oh que la chingada! Lo mismo. Tal vez están un poquito menos sucios, pero tanto el servicio como las máquinas fallaban. Pero eso no es todo, el OXXO que les cuento esta a una cuadra del corporativo de tal empresa. Le hice la observación irónica a la dependienta de que por qué no avisaba a los encargados para que se le diese mantenimiento; entre risas contestó que cuando lo hace tardan muchísimo en ir a componer los desperfectos... Changos!!! y eso que están a una cuadra los responsables. 

¿Sabían que soy Analista de Sistemas?

Le comenté a mi peor es nada que me gustaría tener un trabajo en el OXXO en el cual pudiera yo visitar de incógnito todos y cada una de sus sucursales, para analizar lo que hacían bien y felicitarlos, y lo que estaba mal para corregirlos (ahora le dicen “áreas de oportunidad”). Idea muy descabellada, ya que no me alcanzaría la vida para recorrer siquiera los que hay en Monterrey, en cuanto acabase ya habrían al menos el doble inaugurados. 

Otro chisme… dicen que los OXXOS se les dan a franquiciatarios que tengan un terreno en una esquina y que se debe tratar de que los atiendan la misma familia. Como dije, es otro chisme de radio pasillo. 

Hay OXXOs y Super 7 para todos los gustos, y hasta de colores. Los de las colonias ricas son bellos e inmaculados, bien atendidos, en áreas bien vigiladas, abiertos las 24 horas, con empleados luciendo su sonrisa Colgate, la cerveza ahí siempre está bien fría y hasta te regalan los hielos, amén de que son amplios, con estacionamientos cómodos, las verduras ene esos locales están frescas y las fechas de caducidad alejadas, muy alejadas del presente.

Los OXXOS de los jodidos son cuchitriles, los empleados apenas se dan abasto para atender a la marea de gente en la fila, la Coca Cola muchas veces está tibia, los camiones en donde dejan los productos ocupan uno o dos lugares para estacionarse, les pega el sol de frente, no se puede estar mucho tiempo dentro y sobra decir que los hot dogs de tales lugares son de dudosa procedencia. Si está cerca de una escuela pública tienen especial atención en no dejar que los chamacos se roben la mercancía cuando llegan en tropel a la salida, y usualmente te regañan si ojeas las revista o el periódico que ahí venden. 

Todo lo anterior no se si aplica en los Super 7; como dije, aquí no hay.

Otro cantar es que a pesar de abrir las 24 horas, con eso de la inseguridad, a partir de cierta hora sólo te atienden por medio de una ventanita. Y pues a huevo tienes que saber qué es lo que vas a comprar, ya que no te puedes dar el lujo de recorrer aquellos mini pasillos para ver lo que se te puede antojar. 

Punto a favor… lo botes de café Andatti son bien baratos.
Punto en contra… las papas Sabritas están bien pinches caras.

Cuando uno viaja frecuentemente los OXXOs se convierten en oasis modernos. Algunos tienen baños, aunque sucios (en su mayoría), se puede comer,si bien no rico, si se es selectivo se puede llenar la panza por un precio módico. Veamos… ¿qué se puede comer para no arriesgar el estómago con los tacos de enfrente de las centrales de autobuses? Mmmmm… están los hot dogs Vikingos en paquete con una Coca Cola “normal”; peeeero como dije, la salchicha a veces se ve como la de los Kwik E Mart de Apu en los Simpson, así que... paso. Luego tenemos los lonches de Bimbo… se checa la fecha de vencimiento, unas papas fritas, una Coca Cola de 600 ml para que rinda, quizás un paquete de chicles. ¡LISTO! Llenador e higiénico. No es lo ideal pero alcanzará para mascar un rato en lo que se llega al destino.

También son lo más práctico para cargar saldo, lo ideal es que no des tu número así como así, mejor consigue la tarjetita de plástico la cual pasan por el scanner y basta con decir el nombre que se ha asignado para no tener que recitar el número, el cual podría anotar cualquiera de los presentes y usar para extorsionar. ¡Ah! ¿Creen que soy paranoico? No mis chavos, la cosa está bien gacha a pesar de lo que digan los que dicen que estamos a toda madre. 

Lo de la transferencia bancaria es un amor… no da guerra. Claro que la cuota de los 10 pesos por transacción a veces me cala, pero pus qué querías por tener un servicio así las 24 horas. ¡PERDÓN! ¿Dije 24 horas? Nop… me retracto… después de las 8 de la noche te ponen los cajeros cada excusa para no hacer ese tipo de movimiento... quesque el banco no pasa la línea, que la cuenta no se registra y pus bueno… todo movimiento con Saldazo debe hacerse antes de las 19:50, y si no... te chingaste papá. Ni pex.

Debería titular ésto como: “Las aventuritas en el mundo de OXXO”. 

Supongo que alguna vez han visto aquellos gráficos en los cuales los blogs norteamericanos hacen un comparativo de cuantos metros cuadrados ocupan los WalMarts… Y yo me pregunto… ¿Alguién sabrá cuánto espacio ocupan los OXXOs?

“En OXXO queremos verte feliz” …. recuerdo que así iba la cancioncita.

El OXXO más curioso que he visto es el del Aeropuerto de la Cd. de México… era una pasillito, como si fuera de casita de muñecas; había hasta libros en algo apenas más grande que un ropero. Supongo que han de cobrar un dineral por un espacio así. Se que hay otros locales pequeños, pero ese fue el primero que vi de ese tamañito, es lo más ridículo que he visto en cuestiones de economía de espacio.

Otro muy curioso es uno de mi ciudad… como está en un área “pseudo” histórica, para no desentonar con el entorno la fachada es la original de la casa en la cual se estableció y las letras del nombre son doradas… se ve…. bien.

Así que, Señores del OXXO, no les tengo mala fe, al contrario; como les decía, si quieren denme un empleo como analista de sus procesos, les juro que les iría mejor con mi ayuda.

:P

¿Y cuál es tu aventura con los OXXOs o los Super 7s?

Divagaciones sobre el OXXO y el Super 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada